"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 3 de julio de 2012

Documental - Tras el pasamontañas

Este documental es bastante conocido internacionalmente y de hecho, es posible que muchxs de vosotrxs, por no decir la mayoría, ya lo hayáis visto o como mínimo, hayáis oído hablar de él. Sin embargo, ayer, una compañera y amiga me pedía que le recomendase algún documental para ver, que preferiblemente estuviese relacionado con la temática anti-especista, o el activismo por la liberación animal. El primero que me vino a la cabeza fue "Tras el pasamontañas", y aunque suponía que lo habría visto ya, se lo comenté. Puesto que al final no lo había visto, pues finalmente pensé en dejarlo por aquí para que aquellxs que todavía no lo hayáis visto, lo tengáis a mano.

A diferencia de algunos de los documentales que hay en este blog, la subida a Youtube no es mía, así que toca agradecer a la persona que lo haya subido el haberlo hecho.

El vídeo es un documental acerca de esas personas anónimas que cubren su rostro para dar la cara por aquellxs que lxs demás olvidan interesadamente, porque son su comida, son sus productos de aseo, son su ropa, son sus tardes en el zoológico con sus hijxs, son sus mascotas o su ocio circense o tauricida. Gente como Rod Coronado (para conocer su historia recomiendo también leer el libro "Encendiendo la llama del ecologismo revolucionario" o en su defecto el texto "Memorias de libertad", que podéis encontrar de hecho anexo en dicho libro), Jill Phillips (comprometida activista británica, asesinada en el aeropuerto de Coventry, cuando decidió permanecer delante de un camión de transporte de animales conducido por un bastardo descerebrado que decidió pasarle por encima), Ronnie Lee (quién fundó primero la llamada "Banda de la misericordia", llevando a cabo numerosas acciones y siendo encarcelado por ello, convirtiéndose en una de las primeras personas en llevar a cabo una huelga de hambre en el talego para lograr acceso a comida vegana y desatando en el exterior una campaña de solidaridad que entre otras cosas, dio forma al proyecto que luego sería el FLA) y otras tantas personas que escogen la vía ilegal a la hora de defender el derecho a la vida de aquellxs para quienes las leyes y la "justicia" de las instituciones no funcionan ni sirven para nada, salvo para someterlxs a la más cruel de las torturas, y condenarles a muerte. Lxs que se la juegan por aquellxs a lxs que nadie más escucha gritar en las jaulas de los laboratorios de vivisección, de las peleterías, los mataderos y otras industrias asesinas y sádicas que se enriquecen torturando y esclavizando a lxs que no pueden defenderse de ninguna forma, y que lo único que se merecen es arder junto a lxs miserables que las gestionan.

La liberación animal no es algo negociable, ni sobre lo que, al menos desde mi punto de vista, deba existir debate o diálogo alguno, porque no se puede discutir sobre la validez de una vida, o sobre el derecho de un ser sintiente a la libertad y el bienestar. De hecho, para mí es algo horrible ya el acto en sí de plantear dicho debate en las condiciones actuales, en las que la explotación animal no sólo es realizada de forma industrial y con fines estrictamente . Escoged, por las buenas o por las malas, o les soltáis, o siempre habrá personas dispuestas a luchar por soltarles, y que además os harán todo el daño económico (e incluso físico, aunque en particular el FLA establece como un principio básico de sus acciones no incluir daño físico a ningún/a ser sintiente) necesario para que no volváis a enjaularlxs, es así de sencillo.