"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 15 de junio de 2012

Sobre la resolución del tribunal de apelaciones respecto al caso del compañero Andrez Mazurek (Grecia)

El otro día difundí aquí información sobre el caso de Andrzej Mazurek, compañero de origen polaco que se encuentra preso en Grecia tras su arresto en Atenas en el marco de la insurrección de Diciembre de 2008, donde  tras torturarle en dependencias policiales, se le involucró en un montaje judicial por el cual se le acusaba de intento de asesinato y de haber fabricado, poseído y utilizado explosivos contra diferentes objetivos.

Dicho montaje fue desarrollado conjuntamente entre las autoridades griegas y las autoridades polacas, que ya conocían al compañero por su implicación en varias luchas de Polonia. El compañero vivía en Grecia desde 2007, cuando se desplazó allí para dejar atrás diferentes problemas con las autoridades en Polonia, y había estado trabajando en diferentes curros precarios para sobrevivir. Cuando le trincaron, sin embargo, la embajada polaca mintió para reforzar los pretextos para el montaje que ofrecer a la opinión pública e informó a los medios burgueses de que la razón de que se encontrase en Grecia era participar en los disturbios y acciones de la rebelión del Diciembre griego, lo cual repito, es falso (aunque el compañero ha reconocido orgulloso su participación en las revueltas y se ha mantenido firme, lo que le ha convertido en un enemigo más potencial todavía para los intereses de la partitocracia griega y de los poderes financieros a los que sirven).

Aquí podéis leer la noticia en este blog, donde colgué dos escritos (uno del propio Andrzej y el otro de varios presos anarquistas de la prisión de Larissa donde él se encuentra), y hay más información del tema.

Pues según informó Contrainfo (aquí), tras la audiencia para la resolución de las apelaciones que tuvo lugar el pasado 11 de Junio en Atenas, la condena para el compañero habría quedado reducida a 8 años, de los 11 que le pedían inicialmente. Dado que el compañero ha completado ya dos quintas partes de la condena, es posible que le suelten pronto. Igualmente, sigue entalegado y sigue siendo necesario solidarizarse con él.