"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 21 de junio de 2012

Sobre la solidaridad en Valencia con la huelga de lxs minerxs el 18-J

Reproduzco a continuación la siguiente crónica que recibí en el correo electrónico, sobre las acciones que tuvieron lugar el pasado 18 de Junio en Valencia, en solidaridad con lxs minerxs.

He modificado los morfemas del género, pero por el resto está igual.

Gracias al/a la compañerx que la envió:

---------------

En Valencia el pasado 18 de Junio diversos colectivos (colectivos libertarios, 15M, CGT, CNT y algunxs independentistas) se concentraron en la Plaza del ayuntamiento de Valencia en solidaridad con lxs minerxs. Al "acabar" la concentración un grupo de gente más joven se echó a la calle y empezó a cortar las principales arterías del centro de la ciudad. Pongo acabar entre comillas porque realmente lo que pasó es que la gente más joven, junto a la gente más cañera (dentro de lxs cuales estábamos lxs anarquistas e incluso gente del 15M con ganas de marcha) se cansó de oír discursos y decidió de manera espontánea empezar una marcha ilegal. En medio de este caos chavalxs de entre 15 y 18 años volcaron contenedores y junto a ellxs lxs participantes en general se animaron volcando contenedores, vallas y tirando petardos. La marcha acabó rápido ya que por estos lares no existe experiencia en la lucha callejera y por ello la mayoría de la peña salió a correr en cuanto los antidisturbios se bajaron de las lecheras, por lo que un rato de carreras y amagos de enfrentamientos bastaron para disolvernos.

De esta breve experiencia que vivimos el pequeño grupo de anarquistas y autónomxs que estuvimos allí hemos sacado unas rápidas conclusiones:

1) Que la lucha de lxs minerxs por muy sectorial que pueda ser y aunque no se esté dotando, en su mayoría, de un discurso revolucionario, está poniendo sobre la mesa las prácticas históricas de lxs oprimidxs (sabotajes, cortes de carreteras y trenes que atacan el flujo de mercancías, el piquete como forma de organización, el enfrentamiento con la policía, etc) y esto ha hecho ver a mucha gente cómo las prácticas ciudadanistas no tienen sentido. Es decir, están sirviendo de fuente de inspiración y de un toque de realismo a la gente que participa en las luchas actuales.

2) Que la gente más joven o con menos experiencia en las luchas está perdiendo la paciencia y quiere pasar de la teoría a la acción. Esto lo observamos cuando el grupito de jóvenes, y no tan jóvenes, que empezaron las acciones en la mani se repite en diferentes manis y a pesar de su falta de experiencia tiene ganas de lucha. Se están empezando a cansar de que las organizaciones clásicas, algunas asambleas del 15M o incluso colectivos de nuestro propio ámbito tan solo hablen y repartan panfletos incendiarios pero nadie se atreva a dar el paso. Ha sido un toque de atención para todxs nosotrxs.

3) Y por último hemos observado como, siempre, al final, la gente acaba por desbordar a todxs aquellxs que pretenden controlar las luchas. Aun así hay mucho trabajo por hacer. Actualmente nuestras ciudades son un polvorín; la corrupción política, las desigualdades crecientes, el desencanto en general, etc están haciendo que cada vez haga más falta una chispa que lo encienda todo. Tarea nuestra es saber reconocer esos momentos, participar de ellos e intentar que den el salto cualitativo y revolucionario que convierta esta crisis en un nuevo asalto a la sociedad de clases.

-------

En el correo también venía este enlace (aquí), que corresponde a una noticia aparecida en un periódico progre de Valencia. La noticia no vale la pena, pero contiene varias imágenes de la protesta.

Aquí se puede acceder al seguimiento que el portal contra-informativo La Haine está haciendo de las protestas desde hace aproximadamente un mes, cuando estas comenzaron.

Salud.