"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 1 de junio de 2012

Grecia - Amanecer Dorado y la actual situación respecto a lxs neo-nazis.

Noticia redactada por mí a partir de la información aparecida en Contrainfo (aquí y aquí), y compartida conmigo por algunxs compañerxs que están en Grecia.

Alguien dijo una vez que lxs humanxs somos lxs únicxs animales capaces de tropezar varias veces con la misma piedra. El discurso que Hitler enarboló en el 32 ha regresado, para obtener suculentos réditos de un caldo de cultivo similar al generado entonces por el crack del '29 y el tratado de Versalles, en que la población pierde completamente la confianza en "lxs de siempre" y se arroja a la búsqueda de alguien capaz de llevar adelante propuestas de aspecto radical y transformador que sólo esconden el interés arribista de unxs cuantxs asesinxs y miserables. Hoy, la globalización neo-liberal y la intromisión de los organismos y oligarquías financieras en la política y economía griegas (y del mundo, aunque éso a Amanecer Dorado ya no le importa) ha permitido que la historia se repita, y no parece que hayamos aprendido mucho de ella.

Quien pensase que permitiendo a la extrema-derecha filonazi entrar en el parlamento, esta reduciría su violencia, se equivocaba de cabo a rabo. Quien piense que el movimiento anarquista en Grecia sigue tan fuerte como en Diciembre de 2008, se equivoca de cabo a rabo. Quien crea que Amanecer Dorado son sólo un puñadito de fanáticxs, se equivoca de cabo a rabo. La violencia neo-nazi en Grecia no ha hecho más que aumentar. Palizas y agresiones graves a migrantes varias veces por semana, militantes y simpatizantes de Amanecer Dorado patrullando las calles amparadxs por la policía, esperando para atacar a alguna persona que no se ajuste a sus parámetros de ciudadanx-modelo, ataques incendiarios a centros sociales y locales anarquistas o de otros movimientos opuestos diametralmente a sus políticas, agresiones a compañerxs, política del miedo... la situación es ciertamente difícil. Después de que aproximadamente medio millón de personas votase en las últimas elecciones a Amanecer Dorado, ignorantes en temas de política y desesperadxs ante la necesidad inmediata de una nueva figura carismática a la que consagrar sus responsabilidades y decisiones tras la deslegitimación total de las instituciones tradicionales, algunxs pensamos que tras la abierta apología totalitaria y xenófoba realizada por el presidente del partido neo-nazi en aquella rueda de prensa, así como en vista de su actitud y proclamas de prepotencia, el pueblo reconsideraría la decisión de haberles votado y en las siguientes elecciones tendría más sentido común, pero me da que nos equivocábamos. El discurso de populismo y repliegue nacionalista, así como ese rechazo, al menos en el discurso, a la Unión Europa y sus políticas fondomonetaristas, han calado demasiado en un pueblo perdido que se precipita inexorablemente al abismo, y cada vez son más las personas que se entregan a esta nueva abstracción. Esto invita a no dar por sentado un descenso del respaldo electoral a lxs fascistas en las siguientes elecciones, preparadas para el próximo 17 de Junio.

El partido neo-nazi celebraba no hace mucho una manifestación por el centro de Atenas, y algunxs respiramos relajadxs al ver que la cifra de participantes no era tan grande como esperábamos y que poco más de un par de cientos de militantes formaban el bloque manifestante entre gritos xenófobos y consignas de exaltación patriótica, evidentemente flanqueadxs por lxs MAT y la DIAS (brigadas antidisturbios y motorizada, respectivamente, de la policía griega). Esto significa que, durante las huelgas generales, la mayoría de bloques formados por personas del entorno anti-autoritario de Atenas fueron bastante más grandes y contundentes. Sin embargo, respiramos aliviadxs demasiado pronto y el pasado 29 de Mayo, dos manifestaciones radicalmente opuestas recorrieron la capital helénica:

Por un lado, una manifestación anti-fascista convocada por varios colectivos e individualidades tanto del ámbito anti-autoritario y anarquista, como desde colectivos trotskystas, y de estudiantes simpatizantes de diferentes alas de la izquierda, así como también participaron colectivos de personas migrantes y grupos de jóvenes auto-declaradxs anti-fascistas. La manifestación terminó con breves enfrentamientos con la policía cuando lxs compas quemaron una bandera griega. De todos modos, podéis encontrar una crónica de esta manifestación en Contrainfo (aquí).

Por otro, (y como de hecho se cita en el enlace a Contrainfo que acabo de poner), una concentración convocada por el partido neo-nazi Amanecer Dorado en Plaza de Mitropolis, en el barrio de Monastiraki, en recuerdo de la caída de Constantinopla por lxs otomanxs en 1453. En dicha concentración, un grupo de aproximadamente 100 neo-nazis se concentró, equipado y preparado por si la manifestación anti-fascista les atacaba, con palos, cascos y escudos. Es cierto que dicho de ese modo, 100 neo-nazis, frente a las 1.500 personas reunidas en la manifestación anti-fascista puede parecer irrisorio, pero es que según algunas informaciones suplidas por compañerxs, en la concentración fascista llegaron a reunirse sobre 1000 activistas, que marcharon luego hasta Syntagma, lo que convierte la cifra en bastante preocupante dadas las circunstancias, por no hablar de que mientras tanto, varios grupos pequeños de activistas neo-nazis recorrían calles del centro para intimidar a migrantes, compañerxs o a cualquier otrx individux que forme parte de cualquier otra de las minorías que odian y agreden sin cesar (personas LGTB por ejemplo).

La fuerza de Amanecer Dorado reside en dos elementos principales:

Por un lado, su facilidad para dar a la gente el mensaje que quiere oír, aunque éste se contradiga sobremanera con sus pretensiones reales. De este modo, logran deslegitimar no sólo a la U.E., sino también a todo el espectro izquierdista (desde el KKE hasta el PASOK, pasando por SYRIZA y metiendo en el mismo saco a lxs anarquistas, pese a que no tienen nada que ver a día de hoy) y encaminar a los sectores populares griegos más castigados por la crisis financiera global hacia la extrema-derecha, el egoísmo y la desconfianza respecto al/a la migrante, que se convierten en víctimas inocentes de una guerra que no han escogido librar, ya que su único "crimen" fue buscarse la vida después de que las multinacionales del capitalismo occidental llevasen sus lugares de origen a la sequía, la deforestación, la guerra y la miseria.

Por otro, su peligrosidad en la calle. Algunas manifestaciones de Amanecer Dorado han empezado a mostrar una arquitectura táctica similar a la del bloque negro, y no se cortan a la hora de atacar. Esto por no hablar de sus agresiones cotidianas a pie de calle. En Atenas, el pasado 28 de Mayo por la noche, un migrante pakistaní, que se encontraba tranquilamente en el tren que había cogido en Plaza Omonia con dirección a Kifissia, fue atacado por un neo-nazi que le asestó dos puñaladas, una en el pescuezo y otra en el abdomen, que estuvieron cerca de acabar con su vida. Como único argumento con el que justificar la agresión, el gusano alegó que el migrante había insultado a su madre.

Dejo a continuación el testimonio de un testigo, que ayudé a traducir para lxs compañerxs de Contrainfo:

“El 28 de mayo de 2012, por la noche, dentro de la estación de metro de la plaza de Omonia, un migrante fue atacado sin provocación alguna por un partidario del partido neo-nazi Chrissi Avgi/Amanecer Dorado.

Soy testigo del incidente que se dio sobre las 23:00 del 28 de mayo en la estación de Omonia, en el tren con dirección a Kifissia. Un hombre, vestido a la “última moda” rebetika, de 1’75 m de alto, de entre 30 y 35 años, con barba negra, un sombrero gris de cuadros tipo cowboy y un estuche de buzuki a la espalda, atacó casi fatalmente a un migrante de Pakistán con una navaja.

Cabe destacar que cuando le pregunté quién era y por qué atacó al señor, respondió diciendo “Soy de Amanecer Dorado, insultó a mi madre”. Cuando estaba entrando al tren (por una puerta diferente a la del incidente), se oyeron voces de varixs pasajerxs pidiendo ayuda. El destripador neonazi había acuchillado a la víctima en el cuello y el abdomen. El asesino, con gran serenidad (no estaba ni temblando ni sudando), salió del tren caminando tranquilamente y, mientras subía las escaleras, soltó las palabras que mencioné antes.

La policía llegó unos 10 minutos más tarde, mientras que la ambulancia lo hizo 15 minutos después del intento de asesinato, cuando el autor ya había abandonado el lugar. Hubo gente que sacó fotos del migrante herido, así que si cualquiera dispone de esos documentos, por favor, que los suba.

Autogestión en todas partes, aplasta a lxs fascistas en cada barrio, solidaridad con lxs migrantes.”

El hecho de que la policía llegase 15 minutos tarde no es casual. La indiferencia o demora deliberadas de la policía con respecto a los casos de agresiones fascistas en Atenas y otras ciudades griegas son una constante. Si bien es cierto que la prensa burguesa ha cubierto la noticia de presuntos enfrentamientos de la policía griega con militantes neo-nazis cuando estxs se disponían, por ejemplo, a asaltar la fábrica abandonada del puerto de Patras (después de que un ciudadano griego fuese apuñalado supuestamente por migrantes, dado que en esa fábrica malviven varixs migrantes sin papeles a la espera de poder colarse en algún transporte que les permita dejar el infierno al que huyeron de otro infierno en busca de un paraíso inexistente), yo personalmente no lo veo como una oposición directa, sino más bien como una pantomima. Para quien le interese, aquí o aquí, por ejemplo, puede encontrar información al respecto en medios burgueses. ¿Que por qué creo eso?, pues porque por mucho que lxs neo-nazis hayan lanzado cócteles molotov y atacado a lxs maderxs, sólo hay que ver cuál es la actitud de la policía griega y de la seguridad portuaria para con estxs migrantes (palizas, detenciones injustificadas, tortura, robos de sus ya de por sí extremadamente escasas posesiones, asesinatos...) para darse cuenta de qué palo va todo esto, además de que podemos observar cómo la policía griega y lxs neo-nazis de Amanecer Dorado tienen ya un largo historial de colaboración en la persecución y maltrato a personas migrantes y activistas. De hecho, un día antes de la manifestación, el lunes 28 de Mayo, y justo después de una marcha pre-electoral que lxs nazis hicieron por Atenas en moto (aquí imágenes en el Indymedia), aproximadamente 30 de ellxs, acompañadxs por la policía, atacaron la facultad de ASOEE en Atenas, lanzando piedras y otros objetos pesados contra las personas migrantes que actualmente duermen en el patio del edificio. Por esto (y por más razones que no me pararé a explicar) no me cabe en la cabeza que ahora les haya dado por protegerles y, en caso de que así fuese, no me cabe duda de que no se trata de nada más que de una pobre estrategia para lavar su imagen ante la cada vez más evidente y transparente relación y colaboración entre los cuerpos policiales del Estado griego y lxs neo-nazis de Amanecer Dorado y sus sub-grupúsculos colaboracionistas (ultras de fútbol de ideología neo-nazi, simpatizantes que no pertenecen al partido pero tienen el coco tan comido como ellxs y les ayudan en sus cacerías...) Hace unos meses, en Contrainfo se publicó esta otra noticia (aquí), donde se divulga información sobre el calibre de los ataques y la tensa situación a la que están sometidxs lxs migrantes en Patras. Recomiendo echarle un vistazo.

Personalmente me parece vomitivo cómo la puta moralidad demócrata-progresista-correctx-tolerante-guay trata de limpiar su imagen condenando las atrocidades de lxs mismxs bastardxs fascistas que no hace tanto defendían abiertamente usando su policía para reprimir toda respuesta a su racismo y a su fascismo.

Lxs militantes de Amanecer Dorado olvidan el pasado de refugiadxs, y actúan con cada vez más saña y peligro contra lxs migrantes que llegan a Grecia como si fuesen el foco del problema. La suerte está echada, y la cosa, jodida. Mientras el enemigo crece, el KKE sigue haciendo su política de despacho y a lxs compañerxs se les acaba el tiempo. Creo que sólo queda resistir y esperar a las elecciones del próximo 17 de Junio, para ver qué pasa.

Ánimo y fuerza a lxs compañerxs en Grecia.
Contra el fascismo, solidaridad internacional y acción directa.