"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 12 de junio de 2012

Algunos sabotajes recientes en Galiza (Estado español)

Noticia redactada por mí con la información recogida en el blog de la publicación anarquista Abordaxe (aquí), que a su vez obtiene la información de Galiza Livre y la prensa burguesa.

El pasado día 8, de madrugada, una bomba casera explotó en la sede del PP en la localidad galega de Ribadumia, en la provincia de Pontevedra. El artefacto al parecer era similar al usado contra una oficina de empleo en Coruña en el pasado mes de Febrero y que había sido desactivado por la policía (después de ser sorprendentemente recogido y puesto en mitad de la calle por un basurero valiente). Más información en este blog del ataque en Coruña al que hago referencia aquí.

La bomba habría estallado causando daños de poca gravedad en el local, ubicado en el bajo de una vivienda y por lo que yo sé, ningún grupo ni tendencia ha reivindicado todavía el petardo.

Info extraída de Galiza Livre (en galego reintegrado, aquí).

A su vez, en diferentes puntos de la geografía galega, localizados entre las provincias de Coruña, Lugo y Pontevedra, una gran cantidad de camiones de transporte de madera fueron saboteados en la madrugada del martes 5 al miércoles 6, cuando grupos coordinados de desconocidxs les picaron las ruedas, de manera que estas no pudiesen ser arregladas e impidiendo así que los vehículos pudiesen hacer su recorrido de costumbre ese día. Según el portal contra-informativo Galiza Livre, serían sobre una treintena los vehículos saboteados pero en la prensa burguesa se ha hablado de un centenar. En cualquier caso, el ataque más llamativo quizá ha sido el realizado contra un camión cerca de la localidad de Moeche, pueblo de la comarca de Ferrol en la provincia de A Coruña, donde no contentxs con joderle las ruedas, lxs desconocidxs atacantes prendieron fuego al vehículo, causando daños valorados en más de 150.000 €.

Pese a no haber sido reivindicada la presente oleada de sabotajes, algunas fuentes apuntaron hacia una posible muestra de solidaridad con la huelga de la minería en Asturias, dado que una gran parte de la madera procedente del norte galaico va a parar a la fábrica de celulosas que ENCE tiene en Navia, una comarca que se encuentra bajo la administración de la comunidad vecina.

Aquí la noticia en Galiza Livre.


Aquí, por último, Galiza Livre se hace eco de un sabotaje en la localidad de As Pontes (provincia de A Coruña) a un vehículo privado, un Citroen C4 color beige propiedad de un directivo de la fábrica de artes gráficas EINSA. Un artefacto de escasa potencia, compuesto por dos artefactos pirotécnicos colocados en tubos, fue colocado sobre una de las ruedas del coche y, al estallar, causó daños leves en el parabrisas y el capó, además de hacer saltar la pieza que se encuentra sobre la rueda. Además, el coche de otro directivo apareció con los neumáticos agujereados.


La empresa a cuya directiva pertenece el afectado, mantiene un conflicto laboral por el despido de 29 empleadxs y la reducción salarial de muchxs otrxs, que como respuesta se declararon en una huelga indefinida, que mantienen. Parece ser que EINSA Print habría denunciado a las 6 personas que conforman el comité de empresa por "huelga ilegal", exigiendo el pago de 670.000 € en dicho concepto.

Personalmente no guardo simpatía alguna con los sindicatos, sus comités de empresa ni tampoco con las  huelgas y protestas que reivindican reformas. De todas maneras, la actitud de la empresa me parece todavía más despreciable que la figura de falsa representación de los sindicatos, y su negociación con el enemigo, es decir, las patronales, directivas, Estado y Capital, para reivindicar una supuesta mejora en las condiciones de explotación, que no son cuestionadas de raíz en ningún momento por esxs "defensorxs de la clase obrera". En cualquier caso, el comité de empresa, compuesto tanto por los sindicatos CC.OO. y UGT como por CIG (supuesto sindicato "de clase", pero que no difiere demasiado de los dos primeros en lo que respecta a su actuar), condenó el ataque. Al parecer, ante la posibilidad de no poder seguir comiendo marisco a costa de lxs currantes a lxs que "tanto defienden", pues resulta que condenan los ataques contra esxs peces gordxs a lxs que luego critican por un megáfono en sus oportunistas huelgas, seguidos por los miles de refors que se creen sus discursos de ensayada elocuencia.