"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 8 de mayo de 2012

El partido nazi Amanecer Dorado saca 21 escaños en Grecia - ¿La historia se repite?

Dijo alguna vez la voz de la sabiduría; "Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla", pero no sé hasta qué punto era consciente la persona que entonó esas palabras de toda la razón que tenía.

En esta coyuntura de deslegitimación de las estructuras sociales, económicas y políticas sobre las que se sustenta el viejo mundo, para bien o para mal, la falsa ilusión de la democracia próspera embauca cada vez menos mentes. El grueso popular, ajeno en su gran mayoría a las luchas y procesos de transformación social que han tenido lugar en Grecia en los últimos años y desencantado del bipartidismo, busca nuevos horizontes, nuevas figuras carismáticas en las que depositar su confianza y delegar sus responsabilidades. Aquí, entran sectores como SYRIZA (al que podríamos definir como un equivalente griego a IU, aunque si cabe más reformista), el KKE (partido marxista-leninista del cual son conocidas sus constantes traiciones a los levantamientos populares que no podían controlar con sus estrategias de capitalización de la revuelta, saboteando y minando en pos de su afán de protagonismo y de la conservación ad eternum de su poltrona "revolucionaria"), y finalmente la extrema derecha, representada por Amanecer Dorado y LAOS, si bien este último ha sido acusado por parte de Amanecer Dorado y de otras organizaciones ultraderechistas internacionales de "blandengue" y de hipócrita debido a los cambios que sus discursos y prácticas experimentaron en los últimos años.

En las elecciones griegas de esta semana, el partido Amanecer Dorado obtuvo unos resultados que representan algo más que una simple conclusión electoral, representa una alarma, una señal, un aviso a empezar a tener más en cuenta a la ultraderecha en Europa y a comenzar a preparar un abordaje de su problemática a todos los niveles, profundizando en su praxis y en su teoría para comprenderlas y poder contrarrestarlas o refutarlas de verdad.

En el más ignominioso de los silencios, se repite la cantinela y, como en todas las situaciones de crisis, la extrema derecha sale reforzada. El capitalismo, con sus dinámicas neoliberales al servicio de las oligarquías financieras, arruina Grecia (y el mundo). En Grecia crece el descontento popular, y en el partido nazi Amanecer Dorado aprovechan que la peña está cada vez más cabreada para sacar su rédito electoral de quienes, lejos de tomar responsabilidades y empezar a implicarse en la resolución de los conflictos (provocados por la pasividad de un pueblo vendido al espejismo decadente de una democracia próspera), quiere seguir delegando y que otrxs hagan "lo que tengan que hacer" para que la cosa "mejore". Ya hemos culpado a lxs políticxs, a lxs banquerxs, ¿ahora a quién le toca?, a lxs inmigrantes. Da igual que esa gente venga hasta aquí en busca del futuro que las multinacionales les robaron sembrando la miseria, el expolio, el terrorismo de Estado y la muerte en sus tierras de origen. Da igual que esas mismas multinacionales que les han obligado a ellxs a emigrar, nos estén arruinando a nosotrxs y controlen nuestras vidas con pseudo-necesidades y consumismo que nos sujetan a la dependencia de un salario. Da igual que el trabajo nos lo esté quitando sistemáticamente el sistema (valga la redundancia) y no la mano de obra migrante. Todo da igual, la migración es la fuente de todo mal y ha de ser objeto de nuestra ignorancia, de nuestros complejos y de las consecuencias de nuestra absoluta estupidez hoy derivada en garrulismo totalitario.

La receta es sencilla.

Cogemos a ese pueblo cuya alienación respecto a temas políticos y sociales es de campeonato. Añadimos un discurso como el enarbolado desde siempre por los grupos nazis, es decir, propuesta de repliegue nacionalista salvaje al canto y patriotismo exacerbado, exaltación racial, valores tradicionales heteropatriarcales, patologización de la divergencia y un modelo de autocracia.

Complementamos con una pizca del maquillaje que lxs nazis usaron ya en el '36, cuando Hitler fue elegido, para esas características descritas en el punto anterior. El maquillaje consiste en un sucedáneo oportunista de populismo mediocre en el que, entre discursos de cuidada hermenéutica y con una labia de espanto se justifica la persecución a lxs migrantes y a lxs disidentes a su régimen con que lxs primerxs son "de fuera" y nos quitan el trabajo a "lxs de aquí" (es cierto que nos quitan el curro, pero no son lxs migrantes precisamente), y que lxs segundos son (o mejor dicho, somos) "enemigxs de la patria" porque buscaríamos joder su "perfecto" régimen dictatorial basado en que si me llevas la contraria, terminarás en un paredón de fusilamiento o en un campo de extermin... perdón, de trabajo.

¿Qué sale?, un pueblo irresponsable, predecible y cobarde que se entrega a ésto como recurso fácil (en lugar de implicarse a título personal para cambiar las cosas de verdad y construir una realidad más justa) y que se cree (o se quiere creer, que no es lo mismo) el discurso de esta peña, de que si echamos a lxs inmigrantes todo irá mejor. Ese pueblo va, poco a poco, asimilando la propaganda racista que, camuflada, venden lxs nazis (en Grecia Amanecer Dorado cuenta con su propia editorial, de donde sale su propia propaganda, entre la que destaca un periódico que lleva el mismo nombre que la organización y del cual se venden unos 5000 ejemplares a la semana) y reproduce el mensaje que se acaba creyendo pese a que en un primer momento, votó por la simple razón de que no había una competencia que le garantizase bienestar y, en lugar de plantearse sencillamente el no votar y luchar en persona por recuperar su autonomía y su dignidad, decidieron seguir siendo lxs tristes espectadorxs de sus propias vidas.

Los 21 escaños de lxs nazis de Amanecer Dorado en las elecciones son un resultado de ésto, de un pueblo que ha perdido la confianza en Europa y en sí mismo, y ahora encuentra en el patriotismo y los ideales del fascismo su acogida. ¿Se avecinará algo gordo?, yo creo que sí, la historia se repite y demasiados indicios invitan a equiparar esta situación con la vivida en la década de 1930. Algunxs dicen que hemos madurado, que hemos prosperado y avanzado como para volver a caer en aquello pero la realidad es otra y los hechos hablan por sí solos.

De todos modos, el éxito se le ha subido a la cabeza a lxs ultraderechistas y su líder, Nikos Michaloliakos ya ha anunciado su deseo de cargarse todo resquicio de libertad o sentido común aún presente en la sociedad contemporánea. Para empezar, cuando tras conocerse los resultados el tío entró en la sala donde dio la rueda de prensa, sus gorilas obligaron con gritos y amenazas a levantarse a lxs periodistas y gente allí presente, según decían para mostrar respeto. Lxs que se negaron fueron expulsadxs de la sala.

En el siguiente vídeo se puede ver el momento:


Durante la rueda de prensa, el tío dijo que su primera medida parlamentaria sería la expulsión de lxs migrantes -"¡¡Todxs lxs inmigrantes fuera de mi país, fuera de mi casa!!", fueron sus palabras- añadiendo que su propuesta pasaba por colocar minas antipersona y militares por toda la frontera para evitar que la cruzasen migrantes, y afirmando que mientras haya un/a griegx en paro, lxs extranjerxs no le dan "ninguna pena".

También dijo que lxs que definió como "traidorxs a la patria" debían correr despavoridxs ahora que ellxs "habían llegado".

El tío se paseó por Atenas mientras proseguía con sus amenazas y llamaba "mentirosxs" a lxs periodistas extranjerxs de los medios burgueses. Ésto debe ser en lo único que estoy de acuerdo con este energúmeno perturbado, y sinceramente, me importan poco lxs periodistas progres de los media corporativos que hace dos días encubrían la violencia de lxs nazis y que ahora que se han convertido en sus objetivos, chillan y patalean. No sois mejores que ellxs, con vuestras mentiras mantenéis el capital, y ocultáis y justificáis sus atrocidades. Veremos vuestra postura ahora, ¿seguiréis siendo lxs pregonerxs oficiales del imperio, ahora que os habéis convertido en objeto de los ataques de lxs mismxs nazis que vuestras manipulaciones han contribuido a llevar, si no a la cumbre del poder griego, sí a una posición elevada de la ladera?.

En fin, ahora queda ver la reacción popular ante ésto y valorar hasta qué punto ésto acelerará o frenará los procesos revolucionarios que se desenvuelven actualmente. El líder neonazi augura "Temednos, que ya llegamos" y el paso del tiempo dirá, pero si algo está claro, es que ésto es sólo una advertencia, una nueva chispa de una hoguera que, cuando prenda, encenderá una mecha que esperemos luego nadie pueda apagar, para que algún día se consuma y de la explosión final, surja la rabia de un pueblo organizado más allá de raza, nacionalidad, género u orientación sexual, y que luchará por la libertad plena y real, pues es una de las pocas cosas por las que, para mí por lo menos, merece la pena jugársela.

Respecto al líder de este partido, sólo diré que espero que tenga pronto un "accidente"...

Veremos qué depara el futuro.