"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 14 de mayo de 2012

-Caso Bombas- Paralizan el juicio político acusando a lxs jueces de no ser imparciales.

Fuente - Liberación Total: Aquí.

La fiscalía sur y el ministerio del interior han presentado una recusación contra lxs tres jueces/zas que, desde hace unos días, se encargaban del juicio (Marcela Sandoval Durán, Carlos Carrillo y Blanca Rojas, del tercer tribunal oran en lo penal) acusándoles de no ser imparciales y de buscar beneficiar a lxs acusadxs.

Esta acusación, ridícula y sin fundamento, fue finalmente acogida por la corte de apelaciones cuando Lamberto Cisterna y Ángel Cruchaga votaron a favor, ganando al voto único en contra presentado por Javier Moya, y el fallo a favor de la citada apelación ha sentenciado que lxs jueces/zas deberán abstenerse de seguir interviniendo al menos hasta que este asunto se resuelva y ello ha provocado que el proceso se paralice nuevamente. Para que siga su curso, cada unx de lxs jueces/zas habrían de presentar con la mayor brevedad posible un informe sobre la acusación realizada contra ellxs y en teoría, hoy, lunes 14 de Mayo de 2012, se discutiría en la corte de apelaciones respecto a la inhabilitación de lxs jueces/zas y consecuente suspensión del proceso, o por el contrario, sobre si se desestimará finalmente la recusación y se retomará en donde se dejó.

Hay que estar alerta, pues en caso de que se opte por aceptar la recusación, ello implicará que automáticamente se cambie a lxs jueces/zas y se anule todo el proceso del juicio político (el cual ya supera los 6 meses de duración). Es también posible que se anule si la fiscalía y/o el ministerio público continúan poniendo excusas para alargar todo lo posible la suspensión, logrando finalmente que, por un entramado legal que establece un límite temporal para que se suspendan los procesos, dicho margen sea superado y por lo tanto, se tire a la basura todo lo sucedido estos 6 meses y haya que empezar de nuevo.

Todo ésto sucede cuando el espectáculo y montaje mediático-policial-político-jurídico del Caso Bombas, un culebrón de nada menos que más de 2 años de calvarios, mentiras, montajes, puestas en evidencia y difusión y rabia solidarias que se manifestaron desde todas partes del globo, se acercaba por fin a su efeméride final. Como dato a tener en cuenta, ya se dijo en la entrada anterior que el desarrollo del juicio político se encontraba con la exposición final de las pruebas por parte de la defensa, y de hecho, esta estaba avanzada pues ya la defensa de Mónica Caballero y Francisco Solar se habían pronunciado al respecto mientras que la de Omar Hermosilla estaba en ello cuando se aprobó la recusación de la acusación. No es casualidad además que ésto tenga lugar justo cuando, como parte de la exposición de la defensa, se iba a llamar a declarar a dos de los principales artífices de esta mentira y de esta operación represiva y fascista, el ministro del interior, Rodrigo Hinzpeter y el que cuando empezó todo ésto era fiscal jefe y ahora, gracias a su labor en el montaje y ejecución de la operación Salamandra, ha ascendido a un cargo en el ministerio público, Alejandro Peña, cocainómano y amiguito de lxs narcotraficantes apodado por lxs compañerxs como "Jalandro" Peña (Jalar significa en la jerga chilena lo mismo que esnifar).

Es necesario también mencionar la repugnante complicidad de lxs mercenarixs de los medios de comunicación burgueses con todo ésto. Una vez más, ha quedado constatada la responsabilidad directa de éstos tanto en la operación como en los distintos episodios en los que se ha dividido ésta y el proceso judicial que la siguió. Como ya ocurrió en Agosto de 2010, cuando en vísperas de las detenciones, la prensa burguesa ya había publicado el nombre de las personas que serían represaliadas (¿la prensa conoce la identidad de quienes días después serán objeto de una operación policial por supuestos -falsos- delitos de terrorismo internacional?, ¿no os parece un poco raro?), ahora, nuevamente, un medio oficial, el periódico "El Mercurio" (entre otros no especificados) habría hecho pública la resolución de la corte antes de que se conociese, quedando así probaba la evidente conexión entre la acusación y los medios des-informativos al servicio del poder y sus intereses.

Veremos qué sucede al final.