"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 29 de mayo de 2012

14 años de okupación en peligro. Sobre la situación del CSO La Casika (Móstoles, Madrid)

Noticia redactada por mí con la información que recibí en el correo electrónico y que encontré en blogs y portales contrainformativos.

Hace años, un grupo de jóvenes y no tan jóvenes procedentes de varios movimientos sociales, okuparon un inmueble en Móstoles, buscando un lugar donde desarrollar sus inquietudes y donde poner en jaque teórico y práctico a la ideología y mecanismos del sistema dominante. Sus razones fueron las siguientes:

- Denunciar la especulación urbanística, y el respaldo de las instituciones a ésta por parte de concejales y demás politicuchxs corruptxs y mafiosxs, así como las dificultades que se presentaban a la gente, y sobre todo a lxs jóvenes, ya  por aquel entonces, para acceder a una vivienda digna, tras el afianzamiento de las políticas neo-liberales y su llegada al Estado español con el ingreso de éste en la Unión Europea.

- Presentar la okupación como alternativa a esta problemática y como generador de herramientas para aprender a alejarnos de la lógica del capitalismo .

- Denunciar el tipo de oferta "cultural" promovida por los poderes "públicos", que apostaban e impulsaban un modelo basado en la rentabilidad pero vacío de utilidad, consistente en contratar artistas famosxs y festivales mediatizados para satisfacer al vulgo, reproduciendo en muchos casos patriarcado y valores de chovinismo y de xenofobia, además de alimentar a las industrias que se adueñaban (y se siguen adueñando) mediante el latrocinio institucionalizado del derecho a la cultura de todx ser humanx, siempre en detrimento de los espacios donde auto-realizarse y donde cada persona pueda desarrollar  libremente sus inquietudes.

Este espacio cumplía el pasado 5 de Diciembre de 2011 la friolera de 14 años, teniendo ahora casi medio año más. 14 años y medio demostrando que existen alternativas a este mundo de mierda que nos venden con publicidad y sonrisas de falsa cordialidad, 14 años y medio luchando contra el racismo, contra el sexismo, contra la homofobia, contra los abusos policiales, contra la precariedad y ofreciendo soporte a un amplio elenco de colectivos, campañas, plataformas, asociaciones de vecinxs, causas y proyectos, tanto del ámbito local mostoleño, como a nivel de Madrid, estatal e incluso internacional. 14 años y medio desnudando sus estructuras, enfrentando a lxs sordxs al problema de la duda, 14 años y medio ridiculizando a las instituciones, evidenciando sin equívoco posible su total incapacidad para ofrecernos conocimientos y oportunidades si no es con cheques millonarios de por medio, 14 años y medio construyendo el futuro que se quería y que se quiere, en el presente que se odia.

Hoy en día, el proyecto sigue en activo ofreciendo todo tipo de movidas al vecindario y a la gente interesada en cambiar su realidad particular. Un huerto autogestionado, una cafeta (de la que se extraen beneficios para financiar otros proyectos del centro o para destinar a otras causas afines), una biblioteca libre y autogestionada, una radio libre, soporte para la asamblea popular de Móstoles, talleres de piro-grabado, clases de boxeo, artes marciales y otras disciplinas o materias, tienda gratis (deja lo que no necesites, llévate lo que quieras) y en definitiva, un montón de cosas que siguen funcionando a pesar de la presión a la que se ve sometido el espacio por quienes quieren ciudadanxs del mismo color que sus ciudades (grises).

Y es que hoy en día, tras más de 14 años de sueños, el CSO se encuentra muy amenazado y el desalojo parece una realidad que golpeará próximamente. Ya en el mes de Mayo de 2006, cuando la aprobación del plan urbanístico de ordenación urbana (de cuya puesta en marcha fueron directamente responsables tanto la derecha rancia del PP como la no menos asquerosa Izquierda Unida) favoreció intentos de desalojo y derribo, se hizo una manifestación a la que acudieron miles de personas (demostrando así los frutos que los esfuerzos e ilusiones habían proporcionado). En aquella movilización las autoridades del ayuntamiento fueron puestas contra las cuerdas, abrumadas por la sorprendente respuesta popular a sus pasadas de rosca.

Hoy, el contexto represivo es mucho más grave. Hay personas enfrentándose a juicios por presuntos cargos de desobediencia a la autoridad, de usurpación (estas dos personas fueron enmarronadas por la Brigada de Información a petición de la jueza que instruye el caso y declararán el día 5 de Junio a la 13:00 en los juzgados de Móstoles, algo para lo que también se pide apoyo, pues habrá concentración a las 12:00 en la puerta del juzgado), una resolución administrativa (que fue recurrida en los juzgados) por la cual se establece el cese inmediato de toda actividad en la casa bajo amenaza de precinto, y todo ésto por no hablar de las amenazas y hostigamiento tanto por parte de la policía como por parte de diferentes partes interesadas que han sufrido y siguen sufriendo compas y solidarixs sólo por participar en la casa o mostrar su apoyo incondicional al proyecto.

Por ello, lxs compañerxs de La Casika han hecho un llamamiento a la solidaridad. Se han lanzado varias opciones para apoyar. Quizás una de las más importantes es la manifestación de apoyo al CSO convocada para el próximo 16 de Junio, a las 18:30 en la estación de tren de la RENFE en Móstoles.

También se han editado hojas de auto-inculpación. Explico un poco cómo va el percal para quien no lo sepa. Como ya expliqué antes, la policía ha señalado arbitrariamente a dos personas, de entre todas las gentes que han pasado y participado en La Casika, para que sean las que paguen por el delito de usurpación. Como forma de solidaridad directa, se propone firmar hojas de auto-inculpación, que viene a significar que tú te asumes también como parte culpable, reconociendo abiertamente haber sido parte de ese proyecto, habiendo participado en él y responsabilizándote por tanto de su gestión y funcionamiento, jodiéndole de ese modo el circo a lxs jueces/zas y gritando que no se puede permitir que dos personas sean culpadas de un movimiento del que han formado parte miles de pensamientos, personalidades y esfuerzos unidos.

¿Qué consecuencias puede traer?, bueno. En el peor de los casos, lo más probable es que al ver que la estrategia de la auto-inculpación ha dado resultado, el tribunal señale a unxs cuantxs de entre todxs (o a todxs, no es posible saber qué criterios usará para seleccionarlxs) y toque pagar multa, que sería, según el artículo 245.2 del Código Penal, de 3 a 6 meses, variando la cuota diaria en cada persona en función de sus ingresos aunque normalmente es raro que esta supere los 20 €. Esto se traduciría en que lo peor que podría pasar es que te caiga una multa, de 20 € diarios durante un periodo de entre 3 y 6 meses, entendiendo que cada mes tiene 30 días. El hecho de que te caiga marrón es una posibilidad, más o menos remota en función del número de auto-inculpadxs, pero una posibilidad a fin de cuentas e informo para que lo tengas claro antes de decidirte a apoyar. En caso de que la cosa saliese mal, se haría piña para afrontar unidxs la posible represión, y no te quedarías solx.

Aquí se puede encontrar el modelo de hoja de auto-inculpación para descargar e imprimir, y el procedimiento para que sea válida, a dónde enviarla, cómo etcétera.

Por último, aquí (cartel para la concentración) y aquí (panfleto para la manifestación del 16 de Julio) podéis encontrar carteles y panfletos para imprimir y pegar o repartir por los sitios donde viváis. La difusión también es solidaridad.

Más información aquí (blog de la campaña solidaria) y aquí (blog de la okupa).

Aquí se puede leer una entrevista realizada por el colectivo de contrainformación de La Haine a La Casika, a propósito de su situación actual y de la campaña de apoyo.

También dejo el vídeo que han hecho lxs compañerxs con motivo del lanzamiento de la campaña solidaria:


Porque llega el momento de devolver el favor que ellxs han hecho creando más de 14 años de alternativas e inyecciones de vida a los barrios muertos. Porque no debemos quedarnos calladxs mientras los desalojos, las multas y la violencia policial devuelven la ciudad a especuladorxs, mercenarixs, ladronxs y asesinxs de maletín y corbata, que se enriquecen creando más barrios dormitorio donde desplazar a la gente precaria que no les interesa, mientras sus metrópolis se convierten en calles transitadas por fantasmas sin sonrisa, repletas de promesas vacías y escaparates lúgubres que ofrecen la "felicidad" a cambio de nuestras almas. Porque la solidaridad es la más bella y fuerte de todas las fuerzas resistentes. Porque todxs somos La Casika, y con 14 años de utopía no se juega.

Apoya y difunde las convocatorias y situación del proyecto, y si puedes, acude, pues es de vital importancia.
Vosotrxs, bastardxs... advertidxs quedáis, si desalojáis sueños, liberaremos pesadillas.