"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 5 de abril de 2012

Vídeo del colectivo Stop balas de goma.


Este vídeo fue realizado por la gente del movimiento llamado Stop balas de goma, un movimiento formado por personas que han sido víctimas de graves consecuencias tras ser alcanzadas por pelotazos disparados por los monos de cuadra, perdón, por los gossos d' escoria, perdón, por los mossos d' esquadra y que luchan por la abolición de estas armas.

Las pelotas de goma (como muchxs ya sabréis) son pelotas de caucho macizo que llegan a pesar 90 gramos y que, disparadas con las escopetas que la policía utiliza, pueden alcanzar una velocidad de 170 kms. por hora, lo que convierte un impacto directo en algo muy muy muy muy doloroso (y bastante destructivo). La ley establece que los maderos antidisturbios, al utilizarlas, deberán disparar al suelo de modo que la pelota rebote antes de impactar contra los objetivos, no obstante, y como hacen con tantas otras, la policía del Estado español, tanto la nacional como las autonómicas, se pasan esta ley por el forro y son innumerables los casos de personas que terminaron en quirófano por hemorragias internas, huesos rotos, o por perder un ojo. Este vídeo hace hincapié en estas últimas causas, mostrando tal y como son a las personas que, sin comerlo ni beberlo, perdieron un ojo por culpa de estas armas.

Para la madera, estas armas entran en la categoría de armas no-letales, no obstante, y atendiendo a la definición que la Comisión Europea ofrece para dicha categoría, los pelotazos de goma multiplican por 7 la fuerza máxima establecida para que un arma sea considerada como no-letal. Esto significa que la policía de la "democracia" está utilizando armas letales contra el pueblo por el simple hecho de protestar, dejando consecuencias irreversibles en muchos casos.

El pasado jueves 29, en la huelga, 15 personas fueron hospitalizadas sólo en Barcelona con politraumatismos por culpa de las pelotas. Además, un joven ha perdido un ojo tras recibir lo que algunas fuentes aseguraron que fue un impacto directo de pelota de goma (es decir, que dispararon pelotazo a la cara, lo cual está terminantemente prohibido).

En Vitoria-Gasteiz (Euskal Herria) un joven llamado Xuban era hospitalizado a su vez después de que varios ertzainas (policía autonómica vasca) con equipo antidisturbios le disparasen un pelotazo de goma a bocajarro en la cabeza, a menos de 5 metros de distancia, y cuando Xuban ya estaba inmovilizado en el suelo, pues la policía ya le había pegado una paliza por participar en uno de los piquetes. Si bien el chaval está fuera de peligro, el traumatismo craneoencefálico es severo.

¿Hasta cuándo toleraremos situaciones como éstas del vídeo?, ¿hasta cuándo la ciudadanía de este país de borregxs seguiréis justificando la violencia policial atribuyéndosela a "manifestantes violentxs"?, ¿cuándo os daréis cuenta de que ni lxs alumnxs del Lluís Vives ni las personas del movimiento ciudadano 15-M eran violentxs y que, sin embargo, la represión también se cebó con ellxs sin cuartel?, ¿cuándo aceptaréis que ni a lxs anarquistas del 29 Salvaje, ni a lxs de este jueves, ni a ningunx de nosotrxs que algún día hemos iluminado las calles para ver si así lográbamos ver algo de justicia entre la oscuridad,  nos gusta la violencia?, ¿cuándo entenderéis que la odiamos, que odiamos recurrir a ella, pero que por otro lado sabemos que no nos queda otra salida para hacer frente a la violencia cotidiana de un sistema basado en injusticias, que se sostiene a través de la brutalidad ejercida por los cuerpos del Estado?, ¿algún día entenderéis que no les importa si la protesta es pacífica o no, que la policía es un cuerpo represivo diseñado para proteger el orden y el status-quo de las élites a toda costa?, ¿cuándo pensáis haceros a la idea de que no existe diálogo posible con ellxs, que son perrxs de presa que en la mayoría de casos consumen incluso cocaína y otros estupefacientes para rendir mejor en su "respetable" labor?, ¿cuánta gente tiene que perder un ojo o quedarse en silla de ruedas para que veáis la realidad que hay tras ese decorado de escaparates y falso bienestar que encandila vuestras almas?, ¿necesitáis que maten a alguien en una manifestación (o en la calle, sin venir a cuento) para reaccionar?, ¿necesitamos que suceda lo mismo que en Génova en 2001, o que en el barrio ateniense de Exarchia en 2008?, en comisaría ya han matado y siguen matando, mediante torturas y "suicidios" a varias personas, ¿a qué esperamos para plantarles cara como se merecen y dejarnos de tanto discurso estúpido llamando al buen rollo y a la calma?.

Menos batukadas y más barricadas. Maderos, cerdos, asesinos.