"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 27 de abril de 2012

Sabotaje incendiario contra las oficinas de Geslander en Santiago de Compostela (Galiza, Estado español).

Según informa el comunicado colgado en Indymedia (aquí), la madrugada del 25 de Febrero, siendo alrededor de las 2:00, anarquistas colocaron un artefacto incendiario casero en la puerta de las oficinas de la empresa Geslander, situadas en la calle Rúa do Sar. El artefacto estaría compuesto por dos petardos que irían acoplados a un bote de insecticida.

La empresa cuyas oficinas fueron objetivo del ataque es propiedad del ex-alcalde de Santiago, Gerardo Conde Drácula (perdón, Conde Roa), el cual, además de estar detrás de los últimos episodios represivos que han tenido lugar en la ciudad (como la represión a lxs okupas y solidarixs de la Sala Yago), ha sido recientemente protagonista de un escándalo al ser imputado por un delito contra la hacienda pública cuando, en la venta de 61 viviendas de su sociedad, éste no pagó una cantidad del IVA de aproximadamente 300.000 euros. A raíz de estos hechos, el político especulador presentó su dimisión y el juez Vázquez Taín investiga si ha habido intención fraudulenta, lo cual no requiere de investigación alguna para quien conozca la trayectoria de este energúmeno, ya que los hechos hablan por sí solos. Como siempre, la presunción de inocencia para unxs es un hecho, mientras para otrxs es un lujo inalcanzable.