"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 4 de abril de 2012

Nueva agresión neonazi en Granada deja menor hospitalizado

Según me ha contado un compañero de Granada, y según trascendía hoy en la web de la Coordinadora Antifascista de la misma ciudad (aquí), un par de nazis agredieron a un chaval menor en dicha ciudad, a primera hora de la madrugada del lunes 2 al martes 3.

La víctima, de 17 años de edad, al parecer, se encontraba sentada en la puerta de un pub ubicado en el barrio de Pedro Antonio de Alacarón, siendo aproximadamente las 00:40, cuando dos nazis, con el rostro encapuchado, le propinaron sin mediar palabra varios golpes, entre ellos, dos fuertes patadas en la cara con sus botas, (las cuales tenían la punta reforzada con acero), lo que dejó inconsciente al agredido. Acto seguido, un amigo de la víctima salió tras los cerdos pero no pudo alcanzarlos. Luego, el amigo de la víctima informó de lo sucedido a las tres patrullas policiales que habían acudido a la zona, que, como era de esperar, no hicieron nada más que poner excusas mientras dejaban huir a los dos bastardos impunemente. Una prueba más de que detrás de esa supuesta fachada anti-capitalista que lxs nazis se han construido con tanta habilidad, la policía y el fascismo militante son dos caras de la misma sucia moneda, y su actividad no responde a otra cosa que no sea la defensa de los intereses de las élites financieras, ya que, como siempre ha pasado en la historia, fascismo y burguesía siguen yendo de la mano.

El chaval, menor de edad, fue hospitalizado y presentaba una fractura nasal, otra fractura en los huesos cigomáticos de ambos lados del rostro, una contusión leve en el cuello (consecuencia de que, al recibir las patadas, su cabeza chocó contra el muro del local en el cual él estaba apoyado), heridas en las cavidades de los piercings que lleva y otras posibles fracturas que todavía están por determinar. Además, está a la espera de ser operado de uno de sus ojos, que también sufrió daños.

Pese a que el comunicado de la Coordinadora no hace referencia a ésto, el compañero de Granada me comentaba que, dados los fuertes golpes recibidos en la cabeza, cuando el joven recuperó la consciencia no recordaba nada de la agresión. Según dijo, sólo se acordaba de estar en el pub tranquilamente y luego no recordaba nada salvo el hospital.

Este tipo de agresiones se están volviendo últimamente algo demasiado frecuente en el Estado español y en otras zonas de la Europa del capital. Amparado por la indiferencia de quienes se supone que han de hacer cumplir las "libertades democráticas fundamentales" (aunque ni hace falta ni deseamos que ningún/a políticx oportunista medie por nosotrxs) y contando con la colaboración de la policía, que acostumbra a dejar impunes este tipo de actos intolerables, el nuevo rostro del fascismo se abre paso a golpes y cuchilladas, dejando como víctimas a personas migrantes, jóvenes y colectivos de ideas anti-fascistas, homosexuales etc.

Dado que ni las instituciones ni sus perrxs de presa hacen (ni harán) nada al respecto, se vuelve más importante que nunca el auto-organizarse en todas partes y el estar preparadxs física y mentalmente para responder con contundencia y para llevar a cabo nuestros propios ataques, pues con buen rollo y diálogo está visto que no se consigue gran cosa.

Contra el fascismo, el Estado y el Capital, auto-organización y acción directa.
Ni una agresión sin respuesta.