"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 28 de abril de 2012

Disturbios en Montreal (Canadá) contra la reunión del Plan Norte

El pasado viernes 20 de Abril tenía lugar en el palacio de congresos de Montreal (Canadá) el Salón de empleo del Plan Norte, una reunión en la cual se pretendía continuar con el proceso de consolidación de un proyecto de destrucción del medio ambiente que incluye represas, megaminería a cielo abierto, deforestación y más, y cuyo único fin es la explotación ambiental en Quebec (uno de los pocos lugares del mundo donde todavía existen áreas silvestres vírgenes) para beneficio de unas cuantas empresas mineras que, como siempre, anteponen el dinero a la preservación del medio ambiente y a los derechos y vidas de las personas que viven allí, que padecerán las consecuencias de estos proyectos y que, activamente, se oponen a las estrategias neo-colonialistas del capitalismo.

En respuesta, dos protestas fueron convocadas y en ellas se dieron cita sobre 2000 personas, que pertenecían tanto a movimientos cercanos a una óptica altermundialista (ecologistas, indigenistas, estudiantes del CLASSE etc.), como a otros sectores más radicales como autónomxs, sindicalistas o eco-anarquistas. Las protestas pasaron, entre otros lugares, por las oficinas de Hydro-Quebec donde mujeres procedentes de comunidades Innu protestaron por la represión a sus gentes el mes pasado cuando en lucha contra los proyectos de hidro-eléctricas y las líneas de alta tensión que destrozan su entorno, cortaron una autopista con barricadas.

Las protestas siguieron toda la mañana y una vez se corrió la voz de que había empezado la reunión, la manifestación se dirigió frente al palacio de congresos, donde decidieron montar barullo fuera, alterando el normal desarrollo de la reunión. Fue alrededor del mediodía cuando un grupo de manifestantes logró entrar en el edificio y se dirigió al segundo piso donde la reunión estaba siendo celebrada, siendo interceptadxs por los maderos y expulsadxs a golpes y empujones y usando contra ellxs gases lacrimógenos, botes de humo, granadas de choque y cargas para disolver.

Aquí se puede ver cómo un policía gasea a un/a activista a quemarropa:


Este hecho fue el desencadenante. Lxs manifestantes comenzaron a atacar las puertas y se replegaron para organizarse con más activistas. Lo que había comenzado como una protesta pacífica derivó en disturbios y enfrentamientos entre maderos y manifestantes que atacaron rompiendo los cristales y con pintura el palacio de congresos, un hotel de lujo, el centro de comercio mundial, el Quebecor (imperio mediático de Quebec) y varios bancos, mientras también se levantaban barricadas en varias intersecciones de los alrededores desde las cuales responder a la policía (a la cual se le dañaron seriamente al menos 10 coches) y que fue objeto del contra-ataque de lxs manifestantes que usaron piedras, pintura y mobiliario urbano, logrando que la madera, incapaz de controlar la situación y habiendo tenido que retroceder varias veces, tuviese que pedir refuerzos a sus amigxs de la policía provincial.

Los enfrentamientos se prolongaron el resto de la jornada, entre capuchas negras y banderas verdes y negras que ondeaban al compás del grito "EL CAPITAL NOS HACE LA GUERRA, ¡GUERRA AL CAPITAL!" y "No son lxs pacifistas quienes van a cambiar la historia, lanzamos pedazos de pavimento y quemamos los coches" (esta última consigna es parte de la letra de una canción de Mise en demeure, una banda de punk local).

La madera dijo que lxs arrestadxs serían 17 al final de la jornada, y habló de 6 heridxs, 4 de lxs cuales son maderos, pero algunas fuentes afines consideran que el número tuvo que ser mayor dada la contundencia y la clase de armamento con la que la policía actuó todo el día. Por la tarde, y ante la tensa situación en las calles de Montreal, la reunión fue finalmente cancelada con lo que el sabotaje de la misma y los intentos de lxs rebeldes por interrumpir los planes del poder fueron, por ahora al menos, un éxito.

El Plan Norte es Plan Muerte.
¡No al expolio medioambiental, ni por las multinacionales ni por nadie!.

Más información en Sabotagemedia (aquí) y en Contrainfo (aquí).

Imágenes y vídeo: