"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 8 de marzo de 2012

Sobre la represión policial contra las protestas en Rusia de cara a las próximas elecciones

Noticia propia redactada a partir de la información aparecida en Contrainfos: Aquí y Aquí.

Según se informa en Avtonom.org (Aquí) y en la traducción de Contrainfos, el pasado lunes 5 de Marzo un gran número de personas, entre las cuales se contaban un gran número de anarquistas, se manifestó en las calles de Moscú contra las elecciones.

Las convocatorias reunieron a lxs anarquistas en dos plazas, Manege y Lubjanka, pero aquellxs que se encontraban en esta última, al notar que el número de personas era muy reducido (unas 100 personas, de las cuales casi la mitad fueron detenidas ratos después) decidieron trasladarse a la plaza de Pushkin a las 19:00, donde se realizaba una concentración autorizada. Lxs anarquistas portaban banderas negras y rojinegras y sujetaban pancartas con lemas libertarios y contra la clase política como "Libertad o muerte", "Todxs ellxs deben dimitir (sin re-elecciones)", "¿Para qué necesitamos un presidente?" o "Todxs lxs políticxs son unxs ladronxs y unxs estafadorxs", aunque un gran número de manifestantes anarquistas no portaba pancartas ni banderas porque preveían una casi segura confrontación con la policía.

Y así fue. Una vez terminó la concentración, se anunció en un principio que la peña debía desplazarse a una acampada que se había montado ante los muros del Kremlin, pero finalmente se pidió que permanecieran en la plaza para una comparecencia pública de Ilya Ponomarev, recientemente elegido diputado de la cámara baja de la federación rusa. En vista de la posibilidad de disturbios, las fuerzas represivas llenaron el centro de la capital con montones de unidades OMON (nombre que reciben las fuerzas antidisturbios en Rusia) y vehículos blindados. Los maderos avisaron por megáfono de que el evento había acabado y de que todo el mundo debía desplazarse a la estación de metro y empezó a empujar a quienes se encontraban fuera de los límites de la concentración, donde la poli había puesto detectores de metales. Al parecer, entre la gente que la policía empujó hacia la estación, se contaban algunxs anarquistas que decidieron atacar los detectores de metales y romper el cordón policial para intentar alcanzar la concentración pero los maderos detuvieron a 11 de lxs manifestantes, al parecer de forma muy cruenta.

No obstante, a pesar de las cargas de la policía, algunxs manifestantes lograron superar el cordón y se dirigieron hacia el Kremlin, mientras que la policía cargaba salvajemente contra todo el mundo y detenía al bloque de lxs manifestantes más violentxs. Algunxs manifestantes, como forma de resistirse a que despejasen del todo la plaza, formaron una cadena humana alrededor de una fuente que en invierno no funciona pero la policía les reventó sin contemplaciones y detuvo a varixs de ellxs llevándoselxs al interior de los furgones mientras que el resto intentaba huir recibiendo golpes de la policía hasta que abandonaron por fin la plaza.

Según las cifras de Contrainfo y Avtonom, hubo más de 250 detenciones sólo en el centro de Moscú en las protestas del lunes, de las cuales al menos 25 se corresponden con compañerxs anarquistas y solidarixs. A pesar de todo, y dadas las cifras que anteriores movilizaciones presentaron (el mes pasado, por ejemplo, algunas manifestaciones inundaron la calle con más de 100.000 personas), la jornada del lunes fue hasta cierto punto decepcionante, pues los números hablan de unas 30.000 personas en las calles, un número significativamente menor al alcanzado por otras convocatorias previas.

Así mismo, en San Petersburgo la policía detuvo a 5 personas más (las que más cerca se encontraban de la policía) y algunos manifestantes respondieron lanzando objetos contundentes y cócteles molotov a los polis.

Algunos analistas izquierdistas ya habían intuido, al parecer, un declive del número de manifestantes activxs para la primavera (y éso que dice el refrán, que la primavera la sangre altera) y auguran un nuevo auge para el verano, pues creen que ahora este nuevo equipo de gobierno subirá los ya de por sí caros precios del combustible, la comida o los servicios públicos, en la línea de las políticas neoliberales que se vienen desarrollando en el país.

Vídeos e imágenes:





Como dato especial a destacar, señalar que, en la concentración de la que os hablaba al principio, la cual estaba permitida, tres personas fueron detenidas sin haber hecho nada al comienzo de la misma, al parecer por llevar la cara tapada. Aunque no se encuentra relacionado con las protestas en Rusia, cabe decir que esta "ley de la capucha", parece ser que se extenderá en breves al territorio del Estado español, a Cataluña para ser más exactxs. Podéis encontrar más info de ésto en el Indy de Barcelona (Aquí), aunque la información sale del medio burgués 20 minutos, la cual ha sido, si no me equivoco y según me ha contado un compañero de Barna, la única fuente oficial donde dicha información ha aparecido, lo que lleva a dudar de su veracidad. Igualmente, si alguien conoce fuentes contrastadas por compañerxs o por gente afín, le agradecería que me la mande para poder difundirla con mayor seguridad.

Por ahora nada más, seguiré informando sobre las novedades que trasciendan de lxs detenidxs.