"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

domingo, 4 de marzo de 2012

Manifestación en Montreal (Canadá) tras el asesinato de un joven a manos de un madero

Información extraída de Contrainfos (aquí) y de la web del colectivo COBP (aquí, en inglés).

Primero os pondré en contexto...

Según la web en inglés, el pasado 16 de Febrero, la compañera sentimental de Jean-François Nadreau llamó al 911 para pedir ayuda, pues al parecer éste estaba a punto de suicidarse, pero en vez de ayuda, el joven fue asesinado en un apartamento de la calle Nicole por un oficial de policía. El chaval se sumó así a la triste lista de personas que perdieron la vida en el desarrollo de operaciones policiales en la ciudad de Montreal desde 1987, y cuyo número supera ya las 60 víctimas.

Por si fuera poco (y ésto sí que es escandaloso) parece ser que para justificar el asesinato a sangre fría, lxs maderxs dijeron que lxs jóvenes suicidas desean morir, como si exigiesen que les agradeciesen el haber matado al chaval en lugar de ayudarle y disuadirle de acabar con su vida. Yo pregunto, si un día uno de vuestrxs amigxs uniformadxs se plantea el suicidio, ¿podemos matarlx nosotrxs?, venga, va, por favor, ¿qué os cuesta?, no seáis cutres.

Como era de esperar, la investigación del asesinato policial se ha encargado a más policías (¡viva la coherencia!), que sin lugar a dudas harán todo lo posible por encubrir a sus coleguitas y evitar a toda costa consecuencias para ellxs. De hecho, y como bien se recuerda en el link en inglés que he puesto arriba, fue justo un día antes del asesinato de Jean-François cuando un estudio realizado por la Asociación Canadiense de Jefxs de Policía demostró que la mayoría de agentes dudan antes de interponer denuncias contra otrxs policías. Ante ésto, el gobierno de Charest quiere contentar a las masas con un proyecto de ley (el C-46) que garantiza la creación de una llamada Oficina de civiles que vigile que las investigaciones por negligencia o brutalidad policial se lleven con el máximo rigor (aunque naturalmente, las seguirán llevando policías, ¡¿qué pensabas, que iban a dejar a la gente investigar por su cuenta?!, pobre ilusx, ¿no ves que así es posible que un pobre madero indefenso termine en el talego, donde hay tanta gente ansiosa por sacarle las entrañas?, ¡si es que no piensas!).

Por su parte, Robert Dutil, el ministro de seguridad pública de Quebec, intentó tranquilizar torpemente a las masas señalando que "en todo Quebec, no se nota la violencia policial". ¿Ah, no?, joder tronco, pues no la sentirás tú, pero pregúntale a todas las personas sin-techo que son humilladas y apaleadas por la policía por dormir en la calle, o a las personas migrantes humilladas en el metro o arrestadas y torturadas en comisaría, o a chavalxs como Jean-François, asesinadxs cuando la tarea de la policía consistía en evitar que se matase (no en acabar con él para "hacerle un favor"), por no hablar de la gente asesinada en otras circunstancias y que no tenía en mente ningún interés en irse al otro barrio.

Dicho ésto, al grano...

Según informa Contrainfos (aquí) el 25 de Febrero, un grupo de unas 40 personas se manifestaron en el distrito de Hochelaga en rechazo al asesinato de Jean-François por la policía. La movilización duró aproximadamente una hora y recorrió varias calles gritando lemas y consignas anticarcelarias y contra la policía tales como la famosa "¡Maderxs, Cerdxs, Asesinxs!" (popularizada en las revueltas de Grecia de Diciembre de 2008), "¡La policía está al servicio de lxs ricxs y de lxs fascistas!" o "¡Policía de Montreal, milicia capitalista!", hasta llegar a la comisaría número 23, donde "trabaja" el oficial que mató al chaval. Una vez allí se continuó con las consignas un rato para luego ir al mercado de Maisonneuve donde aprovechando la afluencia de gente se repartieron panfletos informando de lo sucedido, para luego regresar a la calle Valois, de donde había salido. Al parecer, mucha gente se unió a la manifestación al verles por la ventana o en la calle y aplaudieron.

Por lo que he leído en la noticia de Contrainfos, durante la manifestación no ha habido altercados.