"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 1 de marzo de 2012

Juicio político en Chile a lxs 5 compañerxs - Resumen del 30 de Enero al 17 de Febrero

Información extraída de Liberación Total: Aquí

El juicio continuó, al parecer, con una exposición detenida y morbosa de todo el material recopilado la noche del 22 de Mayo de 2009 en el centro de Santiago de Chile, cuando varixs agentes y "especialistas" varixs acudieron al lugar donde la bomba que mató a nuestro compañero Mauricio Morales detonó.

Para quienes no lo sepan todavía, Mauricio Morales era un compañero anarquista que esa noche transportaba en su mochila un potente explosivo (prensa burguesa y policía especularon con que tenía la intención de colocarlo en una escuela de gendarmería, dada la proximidad de ésta al lugar de la explosión accidental). La fatalidad quiso que algún defecto de la bomba o algún golpe brusco, la hiciesen estallar, matando en el acto al compañero (circunstancias similares se dieron, como muchxs ya sabéis, con otro compañero, Luciano Pitronello).

Al compañero Felipe Guerra, sin pruebas y a través de montajes y supuestas evidencias manipuladas varias veces o sacadas de contexto, le acusan ahora de ser cómplice de aquel atentado fallido, por supuestamente estar acompañando aquella fatídica noche al compañero Maury.

Así, las primeras jornadas de estos días han convertido, una vez más, la sala donde se "celebra" el juicio en una pasarela de modelos, en plan Cibeles, y por allí desfilaron desde testigos (la mayoría, maderxs que supuestamente acudieron al lugar de los hechos aquella noche tras la explosión, así como vecinxs, cuyo testimonio se contradecía, por cierto, en varios puntos con los informes de la poli), peritos (de varixs de lxs cuales cabe destacar su manifiesta ineptitud, como por ejemplo, el caso de un perito experto en huellas dactilares que se equivocó al decir si una huella pertenecía a una mano izquierda o derecha) y demás.

Para más inri, lxs compañerxs narran en su resumen (de donde yo saco la información) lo sucedido durante el interrogatorio a un perito planimetrista, Edalio Gallardo Ríos, el cual, cuando le mostraron su informe y la defensa de lxs compañerxs le preguntó si la firma que figuraba al final era la suya, respondió que no y, ante la sorpresa de lxs presentes, se apresuró torpemente a intentar arreglar la metedura de pata diciendo que era muy común en ese equipo que si la persona responsable de redactar un determinado informe no se encuentra presente en ese momento, otra persona lo hiciese por él (y no fue capaz de aclarar si la firma pertenecía a algunx de sus compañerxs peritos, o a algún/a maderx o a algún paisano que pasaba por allí). Por si ésto fuera poco, a continuación le muestran un plano del edificio okupado donde estaba el Centro Social Okupado La idea (una de las okupas allanadas el 14 de Agosto y que dieron comienzo a todo el espectáculo jurídico y mediático del caso Bombas). El perito, efectivamente, encuentra que su firma está en el documento pero niega haberlo firmado y argumenta que se la han falsificado y que él no había rubricado aquel informe.

Dado que al día siguiente volvió a suceder lo mismo con el informe pericial (el tío dice que él no lo ha firmado), se abrieron dos causas por posible falsificación de documentos públicos (y ello ha devuelto, una vez más, el espectáculo y teatro del Caso Bombas a la prensa burguesa).

En este vídeo se observa el momento en el que la defensa de Francisco Solar pregunta al perito si ordenó a otra persona firmar por él o si estaba al corriente de qué persona en concreto iba a firmar por él:


En este otro, se observa el momento en el que la defensa de Gustavo Fuentes Aliaga (parásito) pregunta al perito si la firma que hay en el informe pericial es suya y si la había realizado él:


Y aquí, por último, la jueza decide que se investiguen esas posibles falsificaciones de la firma del perito:


El show continúa con la entrada en escena de supuestos especialistas policiales en explosivos, los cuales dejan mucho que desear. Al parecer, un efectivo del GOPE (Grupo de Operaciones Policiales Especiales) que dice estar avalado por 20 años de experiencia, se convierte en el hazmerreir de la sala cuando reconoce no acordarse de los ingredientes necesarios para fabricar pólvora negra (ingredientes que se han repetido hasta la saciedad a lo largo del proceso tanto por testigos como por peritos -"especialistas" o no-).

A posteriori, agentes de la PDI muestran una recreación controlada de la explosión de un artefacto como el que mató a Mauricio (un extintor relleno de pólvora negra). En dicha recreación, construyeron una bomba igual a la que portaba Maury y la reventaron junto a unos maniquís, intentando así determinar la clase de daños que cada sujeto (Maury y su supuesto -falso- acompañante, Felipe Guerra), habrían sufrido. Durante la muestra del simulacro, lxs "especialistas" evitan referirse al maniquí que se correspondería con la figura de Felipe Guerra, diciendo simplemente que no sufriría daño alguno (intentando así señalar que pese a que el cuerpo de Maury quedó mutilado por la explosión de la bomba en el interior de la mochila que llevaba en la espalda, dicha explosión no habría afectado al compañero Felipe Guerra, pese a que iban juntxs).

Sin embargo, la defensa desconfía y pide prueba nueva (que se revise de nuevo, vamos), por lo que se visualiza la grabación de la simulación (incluida en un fragmento de un programa del espacio televisivo "Informe especial") y se observa claramente que la bomba sí alcanza también al otro maniquí, que sufre una serie de daños que el compañero Felipe Guerra no presenta ni presentó entonces, quedando así demostrado que el compañero no estaba donde la fiscalía dice que estaba.

La acusación protesta y patalea porque las cosas no salen como les gustaría y el tribunal exige que confiese si tiene la copia original del vídeo de la recreación en sus carpetas de la investigación, a lo cual la fiscalía, tras buscar, contesta que no. ¿Qué extraemos de ésto?, pues como dicen lxs compañerxs chilenxs en su resumen, que ni la fiscalía ni sus testigos "experimentadxs" habían visto con detenimiento el vídeo (o bueno, seguramente no lo hayan visto, ni con detenimiento ni sin él) y se habían limitado a filtrar a la prensa lo que por entonces (cuando el vídeo fue emitido en un canal de la prensa burguesa en el programa antes mencionado) era confidencial y una prueba secreta de un caso de ley anti-terrorista.

El tribunal, lógicamente irritado por el sospechoso empeño de la fiscalía por prolongar el proceso judicial todo lo posible (por un lado, para así salir en la televisión y por el otro, para mantener contenta a la élite, no admitir que todo fue un montaje y tener así excusa para seguir criminalizando y maniatando al movimiento anarquista de Chile), le ha impuesto nuevamente el pago de los costes de abogadxs etc. por, según ha dicho el propio tribunal, "hacerles perder el tiempo".

Para terminar, decir que aquí podéis ver una entrevista realizada por un medio burgués al ministro del interior Rodrigo Hinzpeter el cual, de forma rastrera, se desentiende del caso Bombas y culpa de todo al fiscal "Jalandro" Peña (jalar = esnifar cocaína), cuando fue precisamente Hinzpeter el que movió los hilos para que ese bastardo se mantuviese al frente del proceso investigativo que siguió a las detenciones de lxs compas y que luego, en recompensa por su actitud servil y arribista, le otorgó un importante cargo en su ministerio, dejando el cargo de fiscal jefe y llegando el enanito farlopero hasta donde está ahora.

Algunas de las cosas que el ministro del interior cita en la entrevista y que son de especial relevancia para observar cómo manipula a todo Dios, miente e intenta presentarse como un pobre inocente que sólo cumple las leyes, podéis encontrarlas en el enlace a LT de dónde yo saqué la info para esta entrada (lo adjunto otra vez por si acaso, click aquí).

Nada más por ahora salvo instar nuevamente a la solidaridad tanto con lxs 5 compañerxs que todavía están siendo procesadxs por el Caso Bombas, como con el compañero Luciano Pitronello (ahora entalegado en el "hospital" de la cárcel de Santiago 1 y en huelga de hambre, por cierto, en solidaridad con los compas del Caso Security, aquí para ver su carta donde declara dicha acción solidaria) y, claro está, con los ya citados compañeros del Caso Security, Marcelo Villarroel, Freddy Fuentevilla y Juan Aliste Vega.

Presxs de la guerra social a la calle ahora y absolución para lxs 5 del Caso Bombas.

Dejo una imagen cómica de "Los hombres de Paco"...