"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Efectivos de seguridad privada y policía antidisturbios intentan desalojar ilegalmente la okupa Elba (Varsovia, Polonia).

El pasado 16 de Marzo, un grupo de guardias de seguridad contratados por una empresa de seguridad privada, junto con varias unidades de la policía anti-disturbios asaltaron la okupa Elba, el centro social okupado más grande y longevo de la capital polaca. Sin presentar una orden judicial que legalizase la intervención de la policía y el desalojo y con una violencia desproporcionada e innecesaria atacaron tanto a lxs okupas como a las personas solidarias que se acercaron a apoyar a éstxs para intentar frenar el desalojo, cortando calles y soportando las cargas de la policía, que usó gases lacrimógenos contra lxs manifestantes.

Sin embargo, ningún choque había sido grave hasta que parecía que las cargas más salvajes de la policía estaban a punto de producirse, cuando para sorpresa de todxs lxs presentes, tanto los maderos como los segu-ratas se retiraron, permitiendo que lxs compañerxs volviesen a okupar el edificio.

Desconozco si durante la represión a la protesta se produjeron detenciones o cuál es el recuento de heridxs (y me refiero a manifestantes, pues no sé si ha habido maderos heridos, ya que hasta donde yo sé y por lo que se ha visto en fotos y vídeos, ignoro si lxs manifestantes respondieron violentamente en algún momento).

La okupa Elba es un histórico referente para la contra-cultura y el movimiento DIY (Do It Yourself, o Hazlo Tú Mismx) y antagonista de Polonia. Además de un skate-park, una sala de conciertos que ha servido de soporte a gran cantidad de bandas del panorama alternativo, un bar, numerosos talleres gratuitos y una cocina vegana del colectivo Food, not bombs (Comida, no bombas) y una tienda gratis (deja lo que no necesites y llévate lo que quieras) la okupa sirve de vivienda a 12 personas que, de ser desalojadas, se quedarían en la calle.

Dado que la okupa consta de dos edificios anexos pero que cuentan con propietarixs diferentes, la situación del primero de ellos no es por ahora crítica, pero la del segundo (precisamente, el que alberga la mayor parte de infra-estructura para las actividades y la vivienda), corre peligro.

Según afirman algunxs compañerxs del espacio en el comunicado del siguiente enlace (aquí, en inglés), hace aproximadamente dos años, la propiedad les ofreció un contrato de renovación mensual que ellxs aceptaron pensando que en aquel momento beneficiaba tanto a las 12 personas que allí viven como a todos los colectivos y las actividades que hicieron de la okupa su espacio físico. Así, han sido dos años de convivencia pacífica hasta que un día, la propiedad regresó alegando que quería que lxs okupas se marchasen porque necesitaba el terreno y por lo tanto necesitaba derribar el edificio. Así, en la asamblea se decide que algunas personas vayan a la oficina principal de la entidad propietaria del terreno y tras discutir la situación durante aproximadamente una hora, se alcanza un nuevo acuerdo para conseguir más tiempo para la okupa, que según lxs compañerxs, podría llegar a un año o dos.

Sin embargo, sólo una semana más tarde, un representante de la compañía acudió al centro social y habló con lxs okupas, negando que la compañía hubiese llegado a algún acuerdo con ellxs y exigiéndoles en su nombre que se marchasen, señalando que tenían como máximo un mes para hacerlo. Ante ésto, lxs okupas se mostraron confusxs pues a pesar de que el diálogo con la propiedad siempre había sido pacífico y fluido, ahora ésta les dejaba a un mes de quedarse sin techo, sin tiempo para buscar otros espacios donde desarrollar sus actividades o donde vivir.

Ahora, y ante la perspectiva de unos más que posibles futuros ataques, lxs compas han hecho un llamamiento internacional al apoyo y la solidaridad de cara a resistir a próximas ofensivas.

A continuación, dejo el texto que un/a compañerx redactó en inglés y que traduje al castellano para lxs compañerxs de Contrainfos.

Varsovia, Polonia: ¡Están atacando Elba!

La okupa Elba fue atacada el 16 de Marzo por una compañía de seguridad privada, la cual recibió ayuda de la policía. El intento de desalojo fue una sorpresa total para la gente que vivía en Elba, el centro social más grande y de más larga actividad de Varsovia.

El desalojo fue una sorpresa puesto que la presencia de okupas en esta zona había sido aceptada por la compañía Stora Enso (la entidad propietaria) tras las protestas de hace dos años. Nadie fue notificadx de la fecha establecida para el desalojo.

Poco después de las 11 de la mañana, guardias de seguridad contratados por la compañía de seguridad privada Skrzecz irrumpieron en el edificio. No presentaron una orden de desalojo y usaron la violencia hacia lxs okupas con el fin de obligarlxs a abandonar la propiedad. Lxs okupas resistieron y una persona se atrincheró a sí misma con barricadas en su habitación, mientras que al menos otras seis ocuparon el tejado del edificio. Lxs okupas emitieron una llamada urgente a la ayuda y la solidaridad. Las unidades de la policía llegaron pronto e ignoraron el hecho de que el desalojo fuese ilegal, impidiendo el paso a la mani solidaria.

Después de unas horas, había allí alrededor de 100 manifestantes tratando de detener el desalojo, quienes se enfrentaron a cerca de 30 policías antidisturbios que recibían ayuda de la compañía de seguridad privada. Lxs manifestantes chocaron con la policía, que usó contra ellxs gases lacrimógenos sin ninguna precaución, aunque de todas maneras, no se produjeron choques serios. A medida que el tiempo iba pasando, más unidades policiales llegaron a la zona rodeando a lxs manifestantes solidarixs y a lxs okupas. Poco después de las 18:00 de la tarde, la policía recibió órdenes de dispersar ya la protesta y empezó a retirar de la zona a cualquier reporterx. Parecía que aquello podría ser el comienzo de un brutal desalojo. A pesar de todo y para sorpresa de lxs manifestantes, tanto la policía como los seguratas abandonaron la zona a las 20:00 y ésto permitió a la gente entrar en la okupa y recuperarla.

Al día siguiente, Elba emitió un comunicado y condenó las acciones de la policía y de la compañía de seguridad privada. Se ha llamado la atención sobre que la propietaria de la zona dio a lxs okupas una semana para marcharse. Elba llama al apoyo internacional con el fin de prevenir futuros ataques. La manifestación en defensa de la okupa está convocada para el 23 de Marzo en el centro de la ciudad (en Varsovia).

También el colectivo Anonymous atacó la página web de la compañía de seguridad privada y sus cuentas de correo electrónico. La página web fue inutilizada como una acción simbólica de solidaridad con lxs okupas.

Aquí, aquellxs que sepáis polaco, podéis encontrar un seguimiento en el Indymedia de Polonia sobre el intento de desalojo. No he encontrado seguimientos en castellano ni inglés, así que es lo que toca, se siente.

Aquí podéis encontrar una entrevista en inglés, concedida por algunxs habitantes de la okupa a una emisora radiofónica burguesa.

Aquí tenéis más fotos.

Nada más, seguiré actualizando la información que vaya trascendiendo.
¡Solidaridad y apoyo a lxs que resisten en Varsovia!.