"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 24 de marzo de 2012

Carta del compañero Luca Abbá desde el hospital

Extraigo y difundo desde Contrainfos (Aquí) la carta escrita por el compañero Luca Abbá desde el hospital, y traducida al castellano.

Como sabréis, el compañero se encuentra en el hospital desde los sucesos que tuvieron lugar en una de las zonas de Val di Susa que permanecían okupadas por lxs activistas NO-TAV, con el fin de obstaculizar en lo posible las obras de destrucción del valle y del estilo de vida de sus habitantes para fortalecer y defender los intereses económicos de lxs de siempre enmascarándolo una vez más de supuesto progreso y de comodidades para una vida moderna diseñada precisamente para éso, para obtener de nosotrxs el mayor beneficio posible.

Cuando la policía asaltó de temprana mañana la zona de Clarea el pasado lunes 27 de Febrero, el compañero, que se encontraba allí, se encaramó a un poste de alta tensión con dos objetivos: por un lado, ganar tiempo hasta que el resto de activistas y personas solidarias pudiesen llegar al lugar para hacer frente a la ofensiva policial, y por el otro, lograr situarse en una posición elevada desde donde transmitir en directo lo que estaba sucediendo a una emisora de radio libre cercana. Desgraciadamente, la policía subió a por él al poste y él, en su intento por huir, sufrió una fuerte descarga eléctrica y cayó del poste desde una altura aproximada de 10 metros de altura, sufriendo varias fracturas, quemaduras y otras lesiones. Se ignora si el compa tocó un cable que no debía en su escalada o si por el contrario su caída no fue fruto de la mala fortuna sino culpa de la policía, de todas formas, el compa ha mejorado bastante desde ese día (sin que ello quite, sin embargo, que siga en una situación delicada) y ha escrito la carta que reproduzco a continuación.

Aquí y aquí tenéis más info en este blog de los hechos.

-------------------

Poco más de tres semanas después de los sucesos de Clarea, el pasado lunes 27 de febrero, me parece oportuno informar a todxs lxs amigxs y compas cercanxs de noticias más precisas sobre mi estado de salud.

Como ya sabréis, hace ya algunos días que mi vida no corre peligro, pero aunque la situación va mejorando, mi condición sigue siendo bastante seria.

Las principales heridas que me que quedan por curar son consecuencia directa de las quemaduras provocadas por la electrocución, y los daños por la caída ya están en proceso final de mejora.

Durante los próximos días, me realizarán más intervenciones de cirugía plástica para corregir las áreas del cuerpo que aún están quemadas.

Aún sigo postrado en la cama y ni puedo mover las extremidades por mí mismo, por tanto, dependo de lxs enfermerxs y familiares para realizar tareas cotidianas.

Sin embargo, quiero darle las gracias a todxs aquellxs que hasta ahora han estado cerca y me han hecho sentir su presencia y solidaridad.

Ahora pido a todxs un poco de paciencia (el primero que debe tenerla soy yo), para poder daros un abrazo y saludaros estando en plena forma.

Mando un agradecimiento especial a mis familiares y a mi compañera Emanuela que han tenido que superar momentos difíciles, y por eso os pido a todxs que no la presionéis, dado que se está encargando de muchos asuntos en esta historia.

Me encargaré de contactaros personalmente en el momento en que las cosas mejoren para poder conoceros y abrazaros con más calma.

Justo en estos momentos, estoy sometido a las severas disposiciones del “departamento especial” del CTO (Centro Traumátologico Ortopédico) de Turín y, por tanto, con fuertes restricciones en las visitas, reservadas a la familia y amigxs cercanxs.

Pido que este escrito circule por todas los espacios que han seguido el progreso de este asunto, aunque espero que no se convierta en objeto de especulación periodística. Estoy muy contento de recibir vuestras noticias y contactos, pero no garantizo que pueda responder en breve.

La dirección a la que podéis escribir es:

Frazione Cels Ruinas 27 – 10050 Exilles (TO)

Desde la cama de un hospital, 21.03.2012
Fuerza y salud a todxs,
Luca Abbà