"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 21 de febrero de 2012

Texto - Manifestaciones que estorban - Sobre los sucesos en Valencia.

A continuación, reproduzco un texto escrito por un compañero y colega mío que analiza con un tono satírico e irónico los lamentables sucesos que estos días han tenido lugar en Valencia contra las manifestaciones de estudiantes de secundaria contra los recortes en educación impuestos por el gobierno al servicio de las oligarquías.

El texto me ha molado bastante y hasta me he echado algunas risas con él.

El blog del que lo extraigo: Aquí.

Manifestaciones que estorban.

Durante estos últimos días, se ha presenciado unas movilizaciones de lxs estudiantes del instituto Luis Vives de Valencia porque se congelaban de frío en las aulas al no haber presupuesto para la calefacción. Se unieron hasta lxs profesorxs. Todo fue de perlas hasta que, de repente, esxs chavales irrumpieron a la calzada cortando el tráfico, impidiendo la libre circulación de los coches. Entonces llegó la policía, como de costumbre, un gran cuerpo de héroes con sus inofensivas porras de goma a dialogar con lxs manifestantes a que se vayan a la acera.

No habría que lamentar altercados si se hubieran comportado como buenxs chicxs e hicieran caso a lxs representantes de la ley y protectorxs de la ciudadanía, pero no fue así. Antes que estudiar con hipotermia prefirieron molestar a la gente cortando calles y gritando contra nuestra sagrada democracia donde todxs pueden ser ricxs y llegar a ser hombres y mujeres de bien haciendo carreras de Empresariales. No se habría esperado a que esxs vividorxs mimadxs llegaran a exigir una educación pública y de calidad. Por eso, los recortes en Educación se hacen necesarios para no tirar el dinero de todxs en parásitos con iPhones ni tampoco debe de haber cabida para lxs provocadorxs que se atrevan a pensar y criticar el mejor de los mundos posibles, conseguido tras haber acabado con las dictaduras del pasado. Queremos un mundo donde todxs sean felices y para ello hay que dejar de pensar tanto y atender más al fútbol y a las infinitas ofertas que ofrecen nuestras grandes empresas.

Corren rumores de que la policía ha utilizado la violencia contra menores de edad. ¡Es mentira, como el holocausto judío!, ¡qué blasfemia!, ¡ni que estuviéramos en la dictadura de Pinochet!. Esxs chavalxs van de víctimas al estrellar sus cabezas contra las porras de la policía y se acercaron suplicándoles  que lxs detuviera para hacer una visita al calabozo, aunque otrxs chavalxs parece que han preferido hacer un tour por Urgencias porque les mola ver heridxs. ¡Son masocas, la policía no haría daño ni a una mosca!, ¡esxs perroflautas y frikis saben usar el photoChop mejor que lxs de La Razón e Interasconomía, las fotos de agresiones policiales son falsas!, ¡y también hacen teatro, no veáis lo bien que interpretaban el papel de heridx!

A lxs estudiantes que protestan, hacedlo sin molestar a nadie y mejor si no se os ve. Porque lxs demás también tienen el derecho de disfrutar de un paseo por las grandes avenidas congestionadas de tráfico y humo con nuestros Mercedes, Porsches, Audis y coches super-elegantes, algo a lo que deberíais aspirar para llenar vuestras vacías vidas y dejar ya el tema de las revoluciones, como han hecho lxs empresarixs de hoy que tienen que liberar tensiones comprando vorazmente en tiendas de lujo para satisfacerse y autorrealizarse. Y dejad de hacer que el gobierno tenga que invertir en seguridad, ¿no veis que se está yendo a pique porque no os da la gana estudiar?.

Esta sociedad no necesita ninguna revolución. Lo que necesitamos es que todxs juntitxs nos apretemos todxs el cinturón para que las grandes empresas y especuladores puedan aumentar sus beneficios y así poder repartirlo entre sus familias y amigxs. También habrá cacho para lxs grandes demócratas que tenemos actualmente en el gobierno. El/la joven ideal tiene que aspirar a conseguir trabajos, yendo de puesto en puesto como la mosca de mierda en mierda. Ha de dejar de pensar, de leer y hacer cosas de esas que son inútiles e improductivas, la vida hay que disfrutarla aprovechando la enorme variedad de productos y servicios en los catálogos. Aparcad las preocupaciones por el medio ambiente y por la pobreza, son efectos secundarios provocados por nuestra próspera sociedad de plástico y felicidad superficial, efímera, mundana e idiota. 

Dejo también una viñeta que encontré por internet y que también satiriza la manipulación a la cual se encuentra sometida la ciudadanía y refleja una de las anécdotas más lamentables de estos días de brutalidad policial y dignidad popular en Valencia, la de una niña de menos de 15 años a la que un policía, mientras la arrastraba, le dijo "No tienes cuerpo ni de puta".

Para ver la viñeta más grande, pinchad encima.