"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 9 de febrero de 2012

La audiencia nacional desestima la demanda contra la guardia civil por la muerte de Diego Viña

Información extraída de Revista Anarquista Abordaxe: Aquí.

Para más información del caso de Diego Viña en este mismo blog: Aquí.

La audiencia nazi-onal ha desestimado la demanda interpuesta por la familia de Diego Viña, alegando que éste recibió un trato "exquisito" mientras estuvo detenido.

Recordemos que Diego Viña era un joven que fue detenido y trasladado al cuartel de la guarrada civil de Arteixo tras ser denunciado por su padre (un ex-guardia civil, qué casualidad) por supuestos malos tratos en el ámbito familiar. No obstante, la madre de Diego siempre le ha defendido y ha descrito las acusaciones del padre como una burda mentira (lo cual ya viene a significar que no había motivos reales para detenerle).

Las irregularidades durante la detención, derivadas de la manifiesta negligencia de la guardia civil, fueron constantes. A Diego Viña le negaron el tratamiento médico que necesitaba, cuando a causa de éso sufrió una crisis nerviosa, también le denegaron el traslado a un centro sanitario (estas dos cosas constituyen casos de tortura al detenido) y además, desconectaron las cámaras de vigilancia de los calabozos mientras Diego estuvo allí.

Diego apareció en su celda, ahorcado con sus pantalones. La versión oficial es que se suicidó, no obstante, cuando más adelante se requirieron los pantalones con los que Diego se ahorcó, uno de los agentes involucrados en el asunto reconoció sin pelos en la lengua que los había tirado a la basura. ¿Por qué se deshacen así de una prueba de un posible homicidio?, ¿por qué apagaron las cámaras de vídeo-vigilancia sólo mientras Diego estuvo allí?, ¿por qué le detuvieron sin motivo?, ¿por qué le negaron su medicación y la atención médica que sin duda alguna necesitaba urgentemente?, ¿qué pasó en los calabozos?, ¿por qué no se investiga?. Son preguntas que continúan sin respuesta y a pesar de que la madre de Diego continúa alzando su voz, ello no le ha traído más que problemas. Su madre interpuso de manera conjunta con la Comisión de denuncia un total de tres demandas: por Detención ilegal (al haber sido Diego detenido sin razón aparente y sin pruebas que demostrasen esos supuestos malos tratos), otra por homicidio por imprudencia grave y profesional y otra por denuncia falsa (dada la denuncia que el padre de Diego interpuso contra él por malos tratos para justificar su arresto y que no era cierta). No obstante, y como podéis comprobar, no ha servido para nada.

Para más inri, la madre de Diego se enfrenta ahora a un proceso judicial (ella es la acusada, naturalmente) por un presunto delito de "detención ilegal" y "contra la libertad de culto", que habría cometido cuando tomó parte en una concentración ante la iglesia de Arteixo coincidiendo con la celebración en la misma de la misa patronal de la guardia civil.

No contentxs con burlarse de la muerte de su hijo, ahora intentan ir a por ella, demostrando que les irrita y preocupa no poder silenciar todas las circunstancias escabrosas y sospechosas que rodean al "suicidio" de Diego. Además, la misma represión ha afectado también a algunxs de lxs compañerxs y personas solidarias que también acudieron a esa protesta.

Yo personalmente no tengo tan claro que se trate de un suicidio, y nadie más que los agentes sabe la clase de torturas o de situaciones que pudieron tener lugar en calabozos. No obstante, y aún contando con que realmente se tratase de un suicidio, queda más que claro que la culpa fue de la guardia civil y de su maltrato a Diego.

Sin embargo, parece que para la Audiencia Nazi-onal (la misma que articula todo tipo de montajes para encarcelar a nuestrxs compañerxs) las pruebas y la implacable evidencia de los hechos no son suficientes para investigar lo sucedido y escurre el bulto alegando que el trato que recibió Diego fue "exquisito".

Si te manifiestas, ¡multa!. Si protestas, ¡multa!. Si comentas los crímenes de Estado que tanto les molestan, ¡multa!. Si haces más preguntas de las que están dispuestxs a contestar, ¡multa!. Si tu hijo muere en calabozos y tratas de que se investigue su muerte en lugar de callarte y dejar que pase, ¡multa!. Si te empeñas en continuar pese a la represión, ¡multa!. Si osas denunciar a una institución del Estado, o acusarles de homicidio por negligencia, ¡multa!, ¡multa!, ¡multa!.

Os devolveremos el golpe, contad con ello, asesinxs.

Por cierto, aprovecho para dejar la página web del colectivo Nais contra a impunidade (Madres contra la impunidad) formado por madres de presxs y detenidxs que fallecieron por culpa de la negligencia, las irregularidades en la labor profesional y la dejadez de las autoridades, como por ejemplo Diego Viña o el conocido compa Xosé Tarrío.

Para ver la página, click aquí.

¡¡Vosotrxs matasteis a Diego!!.