"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 28 de febrero de 2012

Herido grave un compañero en Val Di Susa al caer de un poste de alta tensión

La noticia la redacto con la información que una compañera me envía al correo electrónico (gracias) y también con la información de Revista anarquista Abordaxe (Aquí y Aquí, en galego), Kaos en la red (Aquí), Viva la anarquía (Aquí) y Culmine (en italiano, Aquí). 

El valle de Susa (más conocido por su nombre en italiano, Val di Susa) es hoy en día el principal foco de la resistencia contra el Tren de Alta Velocidad. Desde que las protestas comenzaron, se han ido recrudeciendo y radicalizando en su contenido y desarrollo, lo que condujo al Estado italiano a la mano dura (lo que en ningún caso quiere decir que las atrocidades de lxs bastardxs policiales estuviesen justificadas). Así, lo que había comenzado como una serie de okupaciones en las tierras que necesitan para el tunel a Chiomonte, derivó en acciones de desobediencia civil, cortes de calles y fuertes enfrentamientos con la policía cuando ésta desalojaba alguna de las zonas que permanecían tomadas por lxs activistas (entre lxs cuales, ha habido siempre una notable presencia anti-autoritaria y eco-anarquista). Destacan, por ejemplo, las revueltas por el desalojo de la Libera Republica della Madalena, una aldea okupada durante meses que constituía un pilar en esa lucha.

No olvidar tampoco la oleada represiva que hace unas semanas, tuvo lugar contra el movimiento anti-TAV y en la cual fueron allanadas tanto viviendas particulares como edificios okupados y detenidas 20 personas, acusadas de tomar parte en los disturbios por el desalojo de la Libera Republica della Madalena. Dichas detenciones fueron, no obstante, contestadas con una sorprendente manifestación en la cual, a pesar de todo, no se produjeron disturbios ni enfrentamientos y en la que con aire festivo y tono burlesco, niñxs, adultxs y ancianxs (así como lxs familiares de lxs represaliadxs) demostraron una vez más que Val di Susa está más vivo y fuerte que nunca (más info de esta manifestación en este blog, aquí).

Pero como siempre, el Estado continúa obediente en su tarea de satisfacer los intereses y los caprichos de la élite, que sigue en sus trece de enriquecerse más y más a costa del asesinato de animales no-humanxs (y humanxs), la destrucción de su hábitat natural y el expolio y mutilación salvajes del medio ambiente para construir unas infra-estructuras que nos venden como necesarias pero que no lo son en absoluto y sólo son otra forma de mantenernos atadxs a su progreso y a su maldita civilización de caucho y plástico. El poder anunció así su intención de continuar desalojando las tierras necesarias para la construcción del túnel (empezando por Baita Clarea, lugar definido como "área de interés estratégico nacional" por el comité interministerial por la programación económica) y amenazó con represalias severas a quienes tuviesen la "osadía" de oponerse a ello. 

Ayer, lunes 27 de Febrero, durante el desalojo de Cascina Clarea (uno de los más emblemáticos espacios autónomos de resistencia que hay en Val di Susa), uno de lxs compañerxs históricxs del movimiento y que se encontraba resistiendo en el lugar, decidió encaramarse a un poste de alta tensión para así dificultar la operación policial, ganar tiempo y poder comunicarse con una radio libre próxima para cubrir la intervención policial en directo. Sin embargo, el compañero tuvo que interrumpir su emisión cuando vio que algunos escaladores de la policía subían al poste para ir tras él. El compañero, intentando ganar más tiempo para que activistas solidarixs pudiesen acercarse a la zona para ayudar en la resistencia, siguió subiendo, con tan mala suerte que sufrió una descarga eléctrica y cayó desde lo alto (10 metros de altura aproximadamente...) quedando gravemente herido.

El compañero permaneció más de media hora esperando asistencia sanitaria y la policía le rodeó impidiendo que ningún/a amigx o compañerx suyx pudiese acercarse a ver cómo estaba. Luego fue trasladado en helicóptero a un centro sanitario, con numerosas fracturas y quemaduras por la descarga y la fuerte caída. Su estado es extremadamente grave, motivo por el cual, por ahora, le mantienen en coma inducido. Aún así, es alentador el informe médico que dice que hay un 60% de posibilidades de el compañero pueda volver a llevar una vida normal pese al aparatoso accidente pues tal vez las lesiones internas puedan re-absorberse.

A la rabia por el desalojo y la nueva ofensiva policial, se le sumó la acumulada por la caída del compañero  (ver comillas, que no somos tontxs aunque la prensa burguesa nos lo quiera hacer parecer) del compañero y ello derivó en que durante todo el día (la desgracia tuvo lugar por la mañana) y hasta altas horas de la noche, hubiese cortes de carreteras y vías de ferrocarril con barricadas incendiarias y fuertes enfrentamientos con la policía que intentaba reprimir las protestas, las cuales se extendieron por toda Italia.

Por su parte, activistas de Anonymous hackearon la página oficial de la policía italiana y la mantuvieron fuera de servicio varias horas, en solidaridad con las protestas anti-TAV.

Por ahora no se tiene mucha más información al respecto, pero lo que es seguro es que la lucha no cesará.

Fuese un accidente o fuese cosa de los escaladores de la policía, el compañero está gravemente herido por no rendirse y llevar su lucha hasta las últimas consecuencias.

Desarrollismo es muerte. Estado italiano asesino.