"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

domingo, 19 de febrero de 2012

Asociación de Psiquiatría Americana considera la rebeldía, la apatía o la timidez como enfermedades mentales.

El Manual Diagnóstico Estadístico de Trastornos (editado por la Asociación de Psiquiatría Americana) es un documento utilizado internacionalmente en este campo de la medicina y considerado por muchxs como una biblia.

Pues bien, en su nueva edición, supuestxs "expertxs" introducen como enfermedades conductas que, consideran, escapan al comportamiento "normal" tales como la rebeldía (a la cual llaman trastorno oposicional desafiante), la timidez, el excesivamente bajo estado anímico (que puede venir dado, por ejemplo, por la muerte de un/a ser queridx o por haber sufrido alguna desgracia y no implicar un trastorno mental) o el llevar una vida amorosa, según ellxs, "poco convencional". Estas conductas (que son absolutamente comprensibles en numerosos contextos) son ahora consideradas enfermedades, con el consiguiente negocio del siglo que harán las farmacéuticas fabricando más pociones y tratamientos inútiles (y en muchos casos inhumanos también) con los que sacar los cuartos a la gente vendiendo la supuesta normalidad.

Como señala el artículo de lxs compas de la Revista Anarquista Abordaxe (aquí, en galego) así como el de Kaosenlared (aquí, este trae bastante información, recomiendo echarle un vistazo si os interesa) de los cuales yo extraigo la información para el mío, la primera edición del citado manual, que data de 1840, sólo incluía una categoría de trastorno mental mientras que en 1917, la APA ya reconocía 59, pasando a reconocer 128 en 1959, 227 en 1980 y a unas 350 en las posteriores revisiones de 1994 y del 2000. En esta nueva revisión, demuestran una vez más que sus delirios no tienen límites y que están dispuestxs a lo que sea con tal de tratar de legislar y controlar cualquier impulso que todavía nos convierta en humanxs, o al menos en algo más que máquinas automatizadas de consumir y producir deseos invisibles.

Vivimos en un mundo donde se encierra a la divergencia y a la individualidad en instituciones psiquiátricas por disocial, por trastornada, por enfermiza. Tomos y tomos de pseudo-ciencia se apilan en el escritorio de aquellxs "especialistas" que se creen con la potestad y el conocimiento suficiente para estandarizar la conducta humana en uno u otro paradigma y todo lo que se escape de ese diseño, es etiquetado como anormal, como peligroso y como nocivo y malo.

A la mierda vuestra normalidad, vuestros colegios donde castigar "al/a la rebelde de la clase" intentando domesticar  la desobediencia con autoridad, vuestros tranquilizantes, vuestros anti-depresivos y demás pociones, a la mierda vuestras teorías y vuestro discurso paternalista. No queremos ser educadxs, no queremos ser controladxs ni aconsejadxs por vuestras codiciosas bocas. No os necesitamos para nada, estigmatizáis la personalidad, asesináis la identidad y creáis individuxs-masa a lxs que explotar en trabajos de mierda y mantener contentxs con drogas y consumismo.

Me dais asco... lxs animales empezamos a huir de nuestras jaulas.