"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 24 de enero de 2012

¡Absolución para Angye Gaona!, ¡el Estado colombiano es el traficante!

No conocía la historia de esta mujer pero lo cierto es que vale la pena difundirla por todas partes y que no quede en el silencio. Angye Gaona, poetisa y artista colombiana comprometida con lxs más precarixs y con lxs excluídxs de este mundo, describo a continuación la terrible situación que atraviesa. El artículo lo he escrito basándome en la información que me ha llegado al correo electrónico (gracias a Alexander Inquieto por difundirla, de verdad) y también que he encontrado rebuscando por la red.

Aquí, por ejemplo, podéis ver un blog con más información al respecto.

¿Quién es Angye Gaona?

Angye Gaona (nacida en Bucaramanga en 1980) es una poetisa colombiana de prolífica actividad en el entorno cultural del país sudamericano. Integrante del grupo Prometeo y durante cinco años del equipo que organiza el Festival Internacional de Poesía de Medellín, se ha movido por varias disciplinas artísticas como la escultura, aunque destaca en la producción poética. Sus poesías han sido incluidas en numerosas antologías y publicadas tanto en Colombia como en otros países del mundo.

Publicó en 2009 su primer libro titulado "Nacimiento volátil", y participó también en el encuentro surrealista "El umbral secreto", el cual tuvo lugar en Santiago de Chile y que constituye la mayor expresión surrealista representada en Latinoamérica.

En 2010, escribió su poema experimental "Los hijos del viento", que se puede leer en internet, AQUÍ, de forma gratuita.

Su obra ha sido traducida parcialmente a varios idiomas y reconocida no pocas veces. No obstante, el deseo que lxs poderosxs sienten hacia un pueblo ignorante (y por lo tanto indefenso) truncó sus sueños, aunque no definitivamente.

Represión

En Enero de 2011 y regresando la poetisa de Venezuela, hasta donde había ido para comprar libros, es detenida y secuestrada sin previo aviso y sin juicio de ninguna clase en una prisión de mediana seguridad, donde pasará 4 largos meses. Tras la campaña internacional que se llevó a cabo para solidarizarse con ella y pedir su libertad, la poetisa sale en libertad provisional el 20 de Mayo de 2011, con cargos ridículos que ni la propia fiscalía ha sabido concretar pero que señala como "concierto para delinquir agravado por darse para cometer delitos de narcotráfico y rebelión". Esta disparatada acusación la lleva a enfrentarse estos días al juicio-montaje que comenzó ayer, 23 de Enero, en la ciudad de Cartagena de Indias, ubicada por cierto a más de 800 kilómetros de la ciudad donde Angye residía junto a su familia. Dados los pocos recursos con los que Angye y sus allegadxs cuentan, esta medida se presenta como un sádico intento de quienes la quieren entre rejas y muerta por evitar que su presa reciba cualquier tipo de apoyo físico. Además, como la familia y allegadxs no tienen dinero suficiente como para ir a Cartagena de Indias, el juzgado aprovechó y con la excusa de que no llega el presupuesto (es a esa familia a la que no les llega el presupuesto, a vosotrxs os sobra, hijxs de puta) rechazó tomarles declaraciones de forma virtual, por lo que tampoco podrán exponer su visión de los hechos.

Todo éste montaje encuentra su razón de ser en que la poetisa se ha solidarizado a través de su acción artística y poética con lxs miles de presxs políticxs que abarrotan los talegos del Estado colombiano (donde la cifra de presxs políticxs supera ya lxs 7.500), además de crear espacios culturales y de libre expresión para lxs jóvenes de su ciudad, en un intento por alejarles de una vida marcada por las drogas y la violencia que reservan las calles del ghetto para quien no puede permitirse la felicidad.

Es un secreto a voces que el Estado colombiano y el narcotráfico guardan muy buenas relaciones, sólo hay que ver la alta corrupción de la policía y clase política y la permisividad con la que esa basura trafica con el futuro de lxs habitantes de las zonas más precarias mientras que van por ahí en sus coches de lujo y sus yates, estrechando manos de bolsillo lleno. Sin embargo, y con la hipocresía que les caracteriza, la clase política colombiana no ha dudado nunca en utilizar la excusa de la lucha contra el narcotráfico para justificar la persecución política, la represión y el asesinato. Es el Estado colombiano el que arrasa con los poblados indígenas, masacrando a miles de personas que sólo reivindican su derecho a la libertad y a la autonomía y su dignidad como pueblo. Es el Estado colombiano el que margina a miles de personas en barrios en ruinas y el que asiste a importantes cumbres internacionales donde se codea con lxs oradorxs de la democracia y el libre mercado.

Denunciar:

- Que el único narcotraficante que hay en Colombia es el Estado, y todxs lxs ricachonxs asesinxs que se codean con él para mover su mercancía a sus anchas. Por cierto, mercancía que luego muchxs supuestxs anticapitalistas consumen, ¡viva la coherencia!.

- Que a Angye Gaona se la está juzgando en un proceso estrictamente político y de tipo represivo, por unos delitos que ella nunca cometió y por el simple hecho de ser pobre y dar voz a lxs sin-voz, esperanza a lxs desesperadxs.

Máxima difusión de esta información y que florezca la solidaridad. Como dice la poetisa en uno de sus escritos: ¡aventuremos susurros en oídos dormidos!.

¿Quién es el narcotraficante?, ¿quién es el asesino?, ¿quién es el terrorista?.
Estado colombiano genocida y criminal.
La pobreza y la labor cultural disidente y comprometida con el pueblo es lo que se persigue y juzga.

"Qué traerás, qué ofrecerás
más acá de las sombras
en un tiempo de desapariciones
cuando vuelven las cabezas separadas
a preguntarse descreídas
si no dejaron
algún secreto bajo la lengua..." Angye Gaona