"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 16 de enero de 2012

Juicio político en Chile, continúa la pantomima.

Para más información, blog del grupo de apoyo a lxs presxs: Aquí.

A continuación sigo informando del juicio político (o mejor dicho, del culebrón) que todavía envuelve a 5 compañerxs y un parásito en Chile, tras el derrumbe del llamado Caso Bombas. Escribo basándome en la información que una vez más he recibido al correo electrónico de parte de lxs compañerxs del grupo de apoyo a presxs en Chile, agradezco la difusión.

Continuaron declarando lxs testigos de la fiscalía al respecto de cada atentado.

Terminaron de declarar lxs polis que trabajaron en el operativo y lxs testigos que "oyeron el ruido de la explosión" en el concesionario ATAL, de vehículos de lujo y que resultó con varios cristales rotos además de un vehículo que tuvo daños leves, siendo reparado posteriormente y vendido. Ésto es una prueba irrefutable de la poca potencia del explosivo, que la fiscalía trata sin embargo de presentar como algun artefacto peligrosísimo para intentar sumarle morbo y credibilidad a este montaje en hundimiento.

Se aborda también el ataque contra una sucursal de la empresa eléctrica Chilectra. En la madrugada del 16 de Octubre de 2007, desconocidxs colocan una bomba formada presuntamente por TNT activado con mecha en la sucursal que Chilectra tiene en la comuna de la Cisterna. La bomba explotó causando daños en el local y en los alrededores se encuentran panfletos dejados supuestamente por lxs responsables y donde se adjudicaban el ataque dando como motivos diferentes cuestiones medioambientales así como la subida de precios.

En el juicio declaran tanto policías que trabajaron en el procedimiento, así como propietarixs de locales aledaños al de Chilectra.


Durante todas las intervenciones de la fiscalía hacia sus testigos, tanto ciudadanxs como policías, es palpable su intención de buscar por todos los medios que reconozcan estar atemorizadxs ante el sabotaje a los símbolos y estructuras del capital y el Estado en Chile. Sus preguntas van claramente dirigidas a condicionar a lxs interrogadxs, para así tratar de encontrar justificación para la aplicación de la ley anti-terrorista a lxs compañerxs, lo que sin duda sería una victoria para lxs bastardxs de la mafia fiscal y sus secuaces y colaboradorxs. Para ello, su estrategia es la misma, continuar con preguntas como "¿sintió miedo?", "¿pensó lo peor"? o "¿es normal que ésto ocurra?" realizadas a personas que viven cerca de los lugares de las explosiones o incluso que no llegaron a escuchar ni las detonaciones y se enteraron por vecinxs que les llamaban por teléfono, por la prensa o por los propios agentes de policía, que en cada operativo trataban de mostrar grandes despliegues con la intención de preocupar a la población de las áreas circundantes.

Caricatura del ministro del interior Rodrigo Hinzpeter, inquisidor de rebeldes y asesino de libertades (y de libres).


Pero en todo ésto (y espero que ésto no le sirva a algún/a listillx para relacionarme a mí también con esa peligrosa organización, no vaya a ser) si existe alguien que se merecía ser objetivo de un atentado es Gustavo Fuentes Aliaga, apodado "El grillo". Dicho sujeto, supuesto compañero, apuñaló a su compañera sentimental  y, creyéndola muerta, no dudó en colaborar con policía y demás aparatos represivos en la articulación del montaje que luego desembocaría en los famosos allanamientos a las viviendas particulares y centros sociales okupados de varios puntos de Chile como Santiago o Valparaíso, efectuando las detenciones que luego serían el mediáticamente llamado Caso Bombas, también conocido como Operación Salamandra. Así, aportó nombres de compañerxs cuando lxs persecutorxs, ansiosxs, buscaban carnaza y cabezas de turco fáciles de obtener y a las que poder culpar de todos los ataques manipulando testimonios, hechos, pruebas y en definitiva, mintiendo innumerables veces a lo largo del proceso, que desde el principio no hizo más que volverse más inverosímil y patético. Todo ello, a cambio de reducciones en la condena que se encuentra cumpliendo por el apuñalamiento de su ex-pareja.

Ahora, el parásito es uno de lxs 6 que siguen envueltxs en el juicio político y sus declaraciones continúan tentando a la suerte (al final se va a llevar un susto por bocazas).

El hecho de que el único artefacto que Aliaga fue capaz de describir con exactitud fuese el mismo que efectivos del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) desactivó en la fachada del Consejo de Defensa del Estado (pudiendo tener así una descripción detallada de su composición, aunque muchos panfletos de los usados para adjudicar otras acciones revelaron la composición de otros tantos) demuestra que sus testimonios fueron preparados y guiados por lxs propixs policías y agentes de la fiscalía y que él sólo se limitó a prestar su voz para hacerlos "creíbles" (ver comillas) dado que se supone que si realmente él hubiese participado en alguno de los ataques de los que dijo ser ejecutante con tal de incriminar a lxs compañerxs y de reducir su condena de forma rastrera, sabría al menos describir la fabricación de los explosivos usados y no necesitaría repetir las mismas descripciones del GOPE y la DIPOLCAR.

Gracias a las declaraciones de este parásito cobarde, pudieron efectuarse las detenciones de Candelaria Cortés-Monroy (ex-pareja de Aliaga, hoy afortunadamente sobreseída) y de Francisco Solar (además de las de lxs demás), dado que las pruebas contra ambxs se reducen casi en su totalidad a los delirios balbuceados por el notas éste. En su triste intento por salir del pozo, no dudó en involucrarse a sí mismo, afirmando que había participado junto con Francisco Solar en algunos de los ataques registrados en Santiago de Chile en los últimos años, lo cual evidentemente, es mentira. Por lo visto, a veces el afán de protagonismo y la sociopatía rozan lo patológico y superan al sentido común, qué le vamos a hacer, espero que este tío pague caro el chivateo y la traición algún día, para aprender lo que pasa cuando se tiene de lengua lo que no se tiene de vergüenza.

Las irregularidades al respecto de sus declaraciones no han sido pocas ni leves. Sus declaraciones fueron tomadas en ausencia de abogado y no aparece tampoco la hora en la que empiezan y terminan. Además, pese a estar detenido y encarcelado por intentar matar a Candelaria, sus declaraciones nunca hicieron mención de éso y se limitó a declarar por otra causa en la cual, al principio, no tenía nada que ver más allá de si antigua relación con la compañera a la que luego incriminó junto al resto de compañerxs.

Aquí podéis encontrar un ejemplo de cómo la prensa burguesa reflejó (aprovechó) las colaboraciones de este insecto con la fiscalía y el poder.

Aquí le tenemos.


En cuanto a las declaraciones de agentes de la DIPOLCAR ("inteligencia" policial), continúan las referencias constantes a centros sociales okupados presuntamente utilizados como cuartel general por "lxs temibles terroristas", así como al colectivo anti-carcelario Kamina libre, o al llamado anarco-insurreccionalismo (que genera mazo de morbo y espectáculo pero que ningunx es capaz de describir a nivel teórico más allá de un irrisorio y escueto "son lxs que quieren destruir al Estado"... coño, ¡no jodas!, ¿en serio?) y la vinculación de los atentados con la lucha callejera vista por ejemplo en las marchas contra la educación (pese a que ésta última suele venir dada por parte de anarquistas o jóvenes precarixs mientras que la mayoría de atentados fueron reivindicados o adscritos a grupos de corte marxista y lautarista, pero bueno, no olvidemos que en DIPOLCAR, pese a ser tan "inteligentes", no saben la diferencia entre marxismo y anarquismo y claro, no podemos pedirle peras al olmo.


En fin, nada más por ahora salvo hacer hincapié en las intenciones de la fiscalía de manipular todo el procedimiento sin importarle las tretas que tengan que colocar por el camino. Juntan en el mismo saco todo lo que pueda oler a disidencia organizada, independientemente de lo irreconciliables que puedan ser entre sí sus respectivos discursos. Todo vale, anarquistas legalistas, anarquistas insurreccionales, ex-lautaristas, luchas indígenas o mapuches, marxistas, izquierdistas varixs e incluso criminalizar a los entornos familiares y/o de amistades de lxs detenidxs (¡ojo!, no entender Detenidxs como sinónimo de Culpables).

Dejo para cerrar esta entrada una foto que ilustra a la perfección la eficacia de la inteligencia policial chilena.