"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Mueren dos sin-techo en las calles de Coruña en los últimos días

Info extraída de Abordaxe Revista anarquista: Aquí.

El pasado lunes, un sin-techo exhalaba su último aliento en la calle San Andrés de A Coruña. El frío y sus paupérrimas condiciones de vida fueron demasiado para él. El miércoles, otro hombre fallecía en circunstancias similares, esta vez en la plaza de San Cristóbal.

Hasta ahora no han transcendido sus nombres pero los cartones, los portales y los sacos de dormir que les servían de hogar en las frías y lluviosas noches de la cárcel (perdón, ciudad) herculina ya dan "cobijo" a otros hombres sin nombre, a otros Nadie excluídxs por esta sociedad hipócrita y egoísta que juega al civismo y a la obediencia.

Dice Jaime Semprún en su libro "El abismo se repuebla": "En el abismo de lxs bárbarxs las hogueras arden cada vez con más fuerza".

Si lees ésto y eres esa clase de persona que siente asco al verles en la calle, que se aleja o les niega algo que llevarse a la boca mientras se lleva a sus hijxs al interior de una juguetería, hazme el favor y vete a tomar por culo. Triunfar en una sociedad tan enferma como la vuestra no puede ser signo de buena salud.

Dos muertos de frío en Coruña. La okupación de casas y espacios vacíos y abandonados en propiedad de especuladorxs, constructoras e inmobiliarias corruptas sigue siendo un delito.

Un pequeño homenaje personal a esos dos olvidados que no tendrán que fingir una puta sonrisa estas navidades. Las calles también arden por vosotrxs.


Banda - Inu
Tema - Atroz

Letra: 

Sucia galleta reseca
que te llevas a la boca
no es importante el sabor
sacias tu hambre, sacias tu hambre
cartón de vino picado
pruebas todo su amargor
después ya sabes qué pasa
lengua agrietada, lengua agrietada

Nadie me puede quitar la sensación
de despertarme sin dueñx entre el calor
de cuatro harapos roídos y un contenedor
nadie me puede robar

Una mirada perdida
en el frío cielo gris
la gente pasa a tu lado
no te ven, no te quieren ver
otra noche de mierda
aullidos de canes
el agua moja tu cara
te sientes libre, te sientes libre

Nadie me puede quitar la sensación
de despertarme sin dueñx entre el calor
de cuatro harapos roídos y un contenedor
nadie me puede robar

No quiero vuestra compañía
me rodeo de vuestra mierda
agarrado a mi botella
espero un nuevo día