"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Continúa el juicio político contra lxs compañerxs dentro del llamado Caso Bombas

Info enviada por compañerxs desde Chile. Podéis encontrarla, no obstante, aquí.

Seguimiento anterior del caso en este mismo blog:
 Más información:
 
Agradezco a lxs compañerxs chilenxs del grupo de apoyo a lxs compas del Caso Bombas el haberme enviado información en torno al proceso que siguen padeciendo cinco compañerxs pese a que el montaje de la operación Salamandra (más conocida como el Caso Bombas) hace tiempo que no es más que un montón maloliente de escombros y mentiras televisivas tan irrisorias como descaradas. 

Sigue el espectáculo en Chile.

Como os he venido informando, finalmente y tras 8 meses de prisión preventiva además de otras medidas a posteriori de la excarcelación como el arraigo nacional, la obligación de firmar en comisaría, seguimiento y hostigamiento constantes etc..., la supuesta asociación terrorista cuya articulación y actividad motivó la detención de 14 compañerxs y la huída de una compañera más, Gabriela Curilem, que se fue para evitar la represión y que hoy sigue sembrando en la clandestinidad la negra semilla de sus (de nuestras) convicciones fue declarada como inexistente.

A raíz de este suceso, resultaron sobreseídxs todxs lxs compañerxs del delito de esa supuesta asociación inexistente. No obstante 5 de ellxs permanecen aún en proceso, dado que ahora se les acusa de haber colocado explosivos e incluso de financiar la citada asociación terrorista. ¿Cómo se puede financiar algo que no existe?, sólo el ministerio público lo sabe.

Para esta acusación, la fiscalía basa su testimonio en referencias constantes a panfletos, carteles y pintadas encontrados en los diferentes allanamientos de viviendas o centros sociales okupados donde habitaban o participaban algunxs de lxs compañerxs (y a otros centros sociales que, aunque allanados, no guardan relación de ninguna clase con ningunx de lxs compas procesadxs, como por ejemplo el Centro Social Okupado La idea) así como en el testimonio de más de 400 testigos (una buena forma de alargar el proceso todo lo posible, con la intención de mantener alerta y amenazadxs a lxs compañerxs) que han decidido presentar y de los cuales, qué casualidad, un 90% son policías, siendo el escaso porcentaje restante vecinxs que "escucharon un ruído" (tratando de mostrarles como testigos de las detonaciones de los artefactos colocados supuestamente por lxs compañerxs) o testigos sin rostro, es decir, personas cuyo nombre, rostro o identidad es desconocida y a lxs que la fiscalía lleva utilizando desde que toda esta odisea comenzó en Agosto del 2010. Narcotraficantes y presxs comunes o colaboradorxs policiales a lxs que soborna con mejoras carcelarias o con suculentas ofertas suelen ejercer como tales recitando palabra a palabra, letra a letra los discursos que se preparan en las oficinas de la fiscalía y las fuerzas de seguridad como quien escribe el guión para una película de acción norteamericana. Todo ésto confirma una cosa: No se trata de una cuestión que incumba sólo a lxs compas procesadxs, sino que a través de falsas acusaciones dirigidas contra ellxs se está criminalizando y difamando a todo el movimiento anarquista, anticapitalista y anti-autoritario de Chile e incluso a nivel internacional sembrando en la población el miedo a las alternativas que tanto beneficia al poder y sus planes de dominación. Ahora que han sido sus tribunales los que han declarado como inexistente la asociación terrorista que originó todo este embrollo, a la fiscalía se le cae la cara de vergüenza y es por ello por lo que intenta lavar su imagen con nuevas acusaciones y nuevos cargos con los que trata de mostrar que aunque no haya asociación terrorista, tras esxs jóvenes anarquistas "algo hay", "algo" que ni ellxs mismxs sabrían aclarar ni demostrar y que sólo consigue que hagan más el ridículo.

En lo que respecta a esta segunda semana del juicio político (hay que establecer una línea divisoria entre el juicio por la supuesta asociación terrorista, y el juicio que estos días se está desarrollando aunque ambos juicios escondan la misma clase de intereses e intenciones represivas) del 5 al 16 de Diciembre todo ha seguido con la dinámica habitual. Declaraciones y más declaraciones en las que no faltan el morbo, el espectáculo y la hipérbole constante. Lxs testigos de la policía, altos cargos de las brigadas DIPOLCAR (Dirección de la "inteligencia" policial), así como de la LABOCAR (policía científica), PDI (policía de investigación), los GOPE (grupos de operaciones policiales especiales), o el BIPE (brigadas de investigación policial especial) no dudaron en alarmar a la sociedad afirmando por ejemplo que los centros sociales y/o culturales okupados son en realidad tapaderas que esconden los cuarteles generales cerrados de estxs "terroristas", dado que siempre "mantienen las puertas cerradas". ¿Qué sentido tendría crear centros sociales si luego cuando hay actividades se cierra la puerta?. Por otro lado, si tenemos en cuenta que algunos de esos centros sociales eran, además, la vivienda okupada de algunxs compas, pregunto, ¿dejan lxs agentes de policía en Chile la puerta de su casa abierta normalmente?, ¿por qué les parece tan raro que cierren la puerta?, todo el mundo lo hace y ello no significa que estén fabricando bombas en el interior de sus habitaciones. Es interesante resaltar que a todos estos testigos, altos cargos policiales, les une un nexo común y es que todos ellos comenzaron su carrera policial en plena dictadura, formándose por la misma clase de escoria que el resto de asesinos a sueldo de Pinochet, es decir, por la gente del FBI enviada por EE.UU. para tal fin o las escuelas que el propio Pinocho creó para fabricar genocidas que protegiesen su privilegio. Teniendo ésto en cuenta, no son de extrañar su ineptitud ni su falta de escrúpulos a la hora de criminalizar y encerrar a base de mentiras y montajes a jóvenes inocentes (cuyo único delito es tener y difundir ideas anarquistas o refractarias al poder establecido), para mantener impunes los crímenes y los privilegios de la casta dominante.

Todas las declaraciones policiales que ha habido hasta ahora (unos 10 testigos, dado que para la declaración de algunos hicieron falta varios días en los que se leían panfletos y se revisaban una y otra vez las mismas "pruebas") encuentran además otra relación. En todas se hace referencia al miedo que, según ellxs, causaban en la población las bombas contra bancos y otras estructuras físicas del capital pero en el momento en el que se les preguntaba cómo habían alcanzado esa conclusión sin haber realizado ningún sondeo, estadística o encuesta a personas de la calle, responden con un simple "es sentido común". Igualmente, no dejaron de hablar de "anarco-insurreccionalismo" citando una y otra vez los mismos escritos encontrados en viviendas y centros sociales, repitiendo nombres de autorxs y soltando el rollo pero cuando se les pide que describan brevemente en qué consiste ese "anarco-insurreccionalismo", contestan sin pudor que "no sabría explicarlo con claridad" o directamente, reconocen no saber explicarlo. No saben explicarlo pero acusan de ello a 5 compañerxs y pretenden señalar las okupas como el cuartel general de sus actividades.Se merecen un aplauso.

Otro caso que salientan lxs compañerxs chilenxs en su resumen del juicio (y del cual me estuve riendo durante casi media hora) es que al parecer, una de las pruebas encontradas en una okupa y presentadas en el juicio eran pistolas de agua describiéndolas como "revólveres que aparentemente serían de fantasía" (¿?¿?¿?). Cuidado con los juguetes que compráis estas navidades a vuestrxs hijxs, nada de rifles ni de aviones de combate de plástico, que os pueden trincar por tráfico de armas.

Destaca también un folleto encontrado en una de las viviendas particulares allanadas y correspondiente al FPMR (Frente Patriótico Manuel Rodríguez), redactado en la época de la dictadura. En dicho folleto, además de reflexiones políticas, etc... hay un apartado donde se explica cómo fabricar un explosivo casero. Según la "inteligencia" policial (y aunque ninguno de los artefactos que en los últimos años estallaron en Chile presentaba una fabricación parecida a la expuesta en ese documento) creen que es importante para "adelantarse a los próximos pasos de lxs terroristas" refiriéndose sin pelos en la lengua al envío de cartas-bomba en Europa (en alusión a los últimos ataques reivindicados por FAI/FRI, Federación Anarquista Informal/Frente Revolucionario Internacional como el envío de una bomba al director de Deutsche Bank en Alemania, en solidaridad con Gabriel Pombo da Silva por ejemplo). Ésto podría entenderse como una tentativa indirecta por parte de la fiscalía de dejar caer una posible relación (que de ir más allá de la simple afinidad ideológica sería tan absurda como el resto de sus delirios) entre lxs compañerxs de FAI/FRI y lxs procesadxs en el juicio político.

Como bien dicen lxs compañerxs en su resumen, parece que para que la inteligencia policial se adelante, necesita revisar instrucciones de fabricación de explosivos incluídas en un panfletillo de hace más de 20 años.

Un policía habría reconocido finalmente además que las imágenes del Google Earth que la fiscalía presentó como elaboradas por él en el marco de las investigaciones contra la supuesta asociación (sosteniendo esta versión durante todo el proceso) fueron en realidad tomadas de una noticia publicada en una de las versiones multimedia del diario burgués La tercera. La policía chilena posee "tanta información" que necesita tomar datos de un periódico escrito por cuatro becarixs embusterxs a sueldo de quienes trafican con la información y con la verdad como lo que son, elementos de poder y por ende mercancías altamente valiosas.

Sobre la supuesta financiación internacional del "terrorismo anarco-insurreccionalista chileno"

Para "demostrar" la existencia de redes internacionales de financiación de esa supuesta asociación terrorista, la fiscalía recurrió a la figura de un supuesto "informante", el cual sólo existe en la versión policial dado que no ha aparecido por ningún lado, pero que habría entregado a un agente de la PDI (Policía de investigación) un CD donde habría grabadas varias tomas de pantalla con imágenes de esos e-mails donde supuestamente se acordaba el envío de dinero desde Italia para financiar las bombas. No obstante, los e-mails presentados como prueba no sólo no contenían nada extraño (dado que seguramente, lxs compañerxs sabían de la intervención de sus comunicaciones y por ello fueron cautxs) sino que además, fueron proporcionados por la fantasmagórica figura del informante, al cual, en plan James Bond, nadie conoce más que el madero.

Lxs compañerxs chilenxs consideran muy posible que los e-mails fuesen intervenidos ilegalmente (sin orden judicial que legitimase el espionaje) a priori de todo el embrollo y cuando se lanzó la operación Salamandra y dio comienzo el montaje, encontraron en la arremetida jurídico-policial contra lxs compas y el paralelo sensacionalismo de la prensa el marco perfecto para justificar la violación de la intimidad de lxs compañerxs y presentar como supuesta prueba del financiamiento internacional de una organización terrorista unos e-mails que pudieron haber sido manipulados (borrando los mensajes anteriores y posteriores) y sacados de contexto para encajarlos dentro del montaje, igual que se hizo con fotos, vídeos y otro material presentado como evidencias y descartado a lo largo de la preparación oral del juicio por la asociación terrorista. Aún a pesar de que realmente hubiese un envío de dinero desde Italia a Chile para una cuenta solidaria no se puede demostrar que fuese para fabricación de explosivos ya que cuando terminó su extensa declaración, el policía de investigación afirmó que el informante no podía presentarse en el juicio, pues había huído porque "temía por su vida". Pobrecillo, el informante tenía miedo de lxs anarquistas insurreccionalistas malxs y peligrosxs. Le habían contado que en las okupas desayunaban niñxs y probaban explosivos con mujeres embarazadas y claro, se ha asustado. Ay, ay, ay...


Atentado a la A.N.I.

Tras declarar el alto mando de la estupid... perdón, de la inteligencia policial, se dió paso a los hechos relativos al atentado de la A.N.I. (Agencia Nacional de Inteligencia).

Os pongo en contexto. En la madrugada del 18 de Enero del año 2006, un grupo indeterminado de desconocidxs deja a las puertas de la A.N.I. un artefacto explosivo compuesto por un cilindro de gas pequeño relleno con pólvora negra y dejan también en el lugar varios panfletos con información de la razón del sabotaje firmados como "Fuerzas Autonómicas y Destructivas León Czolgosz". El artefacto tendría que haber estallado pero algún desperfecto o error en su fabricación hizo que no detonase hasta que fue encontrado a la mañana siguiente por un trabajador del servicio municipal de barrenderos que, confundiéndolo con basura, lo recogió, momento en que la bomba sí estalló causándole varias heridas aunque no terminando con su vida. Un accidente ciertamente lamentable que en ningún caso era el objetivo del explosivo.

Cuando Gustavo Fuentes Aliaga, un traidor asqueroso que afirmaba ser un compañero, no dudó en, cumpliendo condena por intento de asesinato hacia su compañera sentimental, colaborar con la policía en el montaje involucra en su absurda y delirante declaración al compañero Francisco Solar, lo que lleva a la fiscalía a culparles a los dos de haber colocado aquel explosivo.

En esta etapa del juicio, declaran tanto lxs agentes que acudieron a la zona de los hechos tras la detonación accidental del explosivo como lxs transeúntes que circulaban en los alrededores y afirmaron haber oído la explosión y el barullo posterior. La fiscalía no obstante y lejos de preguntarles sobre detalles concretos de los hechos, redunda una y otra vez en preguntas que, de mil formas diferentes, buscan acreditar el "miedo en la población al terrorismo" cuya existencia sin duda tanto beneficiaria a sus patéticas mentiras. Así, no pararon de preguntar a todxs lxs vecinxs si después de aquel hecho "tenían miedo".

Costes de abogadxs

En una audiencia celebrada en la corte de apelaciones se ha establecido en 29 millones de los costes de lxs abogadxs de todxs lxs compas, sobreseídxs por el delito de asociación ilícita lo que significa que la fiscalía tendría que pagar ese dinero. No obstante y aunque no debería ser apelable, ésta ya se está inventando nuevos discursos y preparando sus artimañas para evitar pagar el dinero que, al haber perdido el juicio, le corresponde para lxs abogadxs de la defensa. Hoy, lunes 19 de Diciembre, tendría que decidirse el pago o no de estos gastos.

Nada más, salvo dar una vez más datos para las personas que deseen asistir a las sesiones del juicio para mostrar su solidaridad con lxs compañerxs.

Desde el 28 de Noviembre el juicio está teniendo lugar en el tercer tribunal oral en lo penal, presidido por lxs jueces/zas Marcela Sandoval (quien preside la sala), Blanca Rojas y Carlos Carrillo. Las audiencias son de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 de la tarde, con asistencia obligatoria de todxs lxs compañerxs en el centro de in-justicia, al cual podéis llegar a través de la parada del metro en Rondizoni.

La sala es la 103, edificio C, llamada "sala emblemática" dado su gran tamaño y que cuenta con un palco superior para la prensa (semejante espectáculo no podría tener lugar en otro sitio). Salvo para lxs testigxs que todavía no hayan sido llamadxs a declarar, las sesiones son abiertas por lo que puede asistir cualquier persona, portando su carnet para poder acreditarse.

Es importante seguir solidarizándonos en todas partes y de todas las formas posibles con lxs compañerxs, informando sobre el juicio para vencer a la desinformación y las mentiras de medios y fiscalía y demostrando que ningún/a compañerx represaliadx está ni estará nunca solx. Porque las ideas y los sueños no se amedrentan con represión, sólo se fortalecen e inflaman esperando el momento para arder de nuevo. Que ardan y que con ellos arda este mundo de mierda.

Por la absolución total a lxs compañerxs Mónica Caballero, Omar Hermosilla, Carlos Riveros, Felipe Guerra y Francisco Solar.

Terrorismo es el capitalismo.
Muerte al Estado y que viva la anarquía.