"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Transformando el miedo en rabia y las palabras en fuego. Desalojada la Sala Yago.

Para ver la noticia de la okupación en este mismo blog: Aquí.
Para leer las noticias de algunos mass-mierda: Aquí y Aquí.

A través de la Revista anarquista Abordaxe y lo que me ha podido contar un compañero con el que tengo contacto, la Sala Yago recientemente rescatada de las garras especuladoras del hay-untamiento ha sido desalojada el miércoles cuando abría sus puertas alrededor de las 11:00.

Este lugar, como os contaba el otro día, iba a ser reconvertido en un espacio donde la cultura fuese un bien común, autogestionado y participativo alejada del modelo de cultura mercantilista, alienante que nos ofrece el capital y donde sólo se reproduce una lógica de espectador/a (que paga) y artista (que vende) sin interacción ni contacto humano. La okupa había ganado estos días bastante apoyo por parte de lxs vecinxs que incluso habían llevado allí a sus hijxs para disfrutar de espectáculos de teatro y títeres gratuitos pero como siempre los planes del alcalde Conde-droga (perdón, Conde Roa) son bien diferentes.

Total... que un grupo de policías con ropa de paisano entró en la okupa y al poco rato allí aparecían varias brigadas de antidisturbios que detuvieron a 12 compañerxs acusándolxs de posesión de explosivos (lxs niñxs y sus padres y madres por allí circulando y mientras lxs peligrosísimxs anarquistas preparando bombas, ¿dónde las esconderían?, ¿en las marionetas?) mientras intimidaban a las personas que permanecían fuera que optaron finalmente por improvisar unas barricadas con mobiliario urbano y enfrentarse a la policía además de hacer sabotajes a algunas entidades bancarias cercanas. Las personas detenidas estuvieron retenidas varias horas mientras la poli buscaba cualquier cosa que les sirviese para su montaje, un montaje llevado a cabo contra activistas cuyo único delito fue por un lado evitar los planes y estrategias especulativas del ayuntamiento y por el otro, dinamizar una cultura diferente, hecha sin ánimo de lucro y a manos de toda la ciudadanía.

A continuación reproduzco el comunicado de la asamblea tras el desalojo:

CONTRA EL DESALOJO DE LA SALA YAGO

Después de una semana de duro trabajo, después de sentir que es más que posible la creación de alternativas de organización social lejos de las instituciones, después de creernos capaces de salir del letargo existencial al que nos tienen acostumbradxs en nuestras vidas, la sala Yago llega a su fin.

Lejos de victimismos y arrepentimientos llega el momento de actuar. Si fuimos capaces de olvidar nuestras diferencias y unirnos en un frente común llega el momento de evidenciarlo, de demostrar que por mucho ejército que tengan nosotrxs somos muchxs más, que por muchas leyes intimidatorias y ante la mentira y desinformación de los medios tenemos la verdad de nuestro lado: lxs que allí estuvisteis sabéis lo que fue.

Es el momento, Compostela, de dejar los discursos baratos a un lado y aprovechar esta energía creada por todxs para pelear más que nunca. Demostremos que un desalojo no sale gratis, acordémonos de toda la gente que, como nosotrxs, en sus ciudades, luchan por conseguir lo que es legítimo y a la vez negado. Nos debemos a ellxs y ellxs a nosotrxs, todxs somos parte de todxs.

Transformemos el miedo en rabia, la duda en decisión y la imaginación en realidad.
Hoy es el momento, este es el lugar.
OKUPA Y RESISTE.

En fin... el miércoles después del desalojo tuvo lugar una concentración a las 20:30 en la Porta do Camiño (plaza 8 de Marzo) y la verdad es que se demostró que más allá de las promesas incendiarias están los hechos y que aquellxs que pretenden especular con nuestras vidas y nuestros sueños deberían tener cuidado pues hay rumores que cuentan que cuando un espacio se desaloja, las calles se iluminan con las barricadas formadas por lxs que hartxs de este mundo, deciden atacar a aquello que no lxs deja ser libres sin pedir permiso y sin esperar concesiones.

Extraigo de Abordaxe (aquí) en galego y traduzco al castellano una interesante crónica acerca de lo que fueron la okupación y desalojo de la Sala Yago y la manifestación posterior:

Una película digna de la Sala Yago: Crónica desde la salvaje Compostela (okupación, resistencia, desalojo y disturbios).

La ciudad de Compostela se despertaba la mañana del 18 de Noviembre con una noticia que no dejaba indiferente a nadie. La emblemática Sala Yago, con más de 50 años de funcionamiento acogiendo numerosas obras de teatro, cine y diversos actos culturales y abandonada desde hace 4 años a merced de las políticas urbanísticas que depredan el casco viejo de la ciudad, había sido okupada por un grupo de personas en la madrugada anterior.

Tras colgar de los balcones pancartas haciendo alusión a la okupación del edificio se presentaba en el lugar el alcalde Conde-droga (perdón, excelentísimo señor alcalde Conde Roa) para enfurecerse públicamente por primera vez además de lxs primerxs periodistas de diversos medios burgueses a lxs que la entrada fue vetada considerándose en la primera asamblea en la tarde del viernes (a la que asistirían entre 80 y 100 personas) que la gente del espacio tenía en su mano suficientes herramientas de comunicación con la ciudad sin caer en la relación con los medios oficiales: así, varios medios alternativos cubrieron la noticia además de los carteles que anunciaban el fin de semana lleno de actividades que se avecinaba. Asambleas, proyecciones, circo, marionetas, debates sobre auto-organización y acción directa, conciertos, comedores veganos, charlas... fueron sólo algunas de las actividades programadas a las que se acercaron montones de habitantes de la ciudad de todo tipo y condición: ancianxs nostálgicxs de la sala, niñxs que veían por primera vez el espacio recién recuperado y disfrutaban de las actuaciones, activistas de todo el espectro radical y cultural, curiosxs turistas atraídxs por la gran expectación que levantaban esos hechos en la calle o vecinxs que felicitaban a lxs okupas por la iniciativa que, además de cultural, pretendía crear un clima de conflicto social y político con el poder en el fin de semana de las elecciones generales.

La reacción de los medios no se hizo esperar y si bien alguna crónica de algún periódico sorprendió por el escaso número de apelativos descalificadores empleados, la constante amenaza del desalojo y las tópicas columnas de opinión iban generando el clima previo al esperado desalojo.

La sala siguió funcionando el lunes y el martes abierta a todo el mundo para participar de las proyecciones, asambleas y talleres programados pero a las 11:00 de la mañana del miércoles la Sala Yago era desalojada por muy nutrido grupo de GOES (Grupos Operativos Especiales de Seguridad), antidisturbios, policías de paisano y demás basura deteniendo a 12 personas que se encontraban dentro y acusándolas en un primer momento de tenencia y fabricación de explosivos tras encontrar en el interior de la okupa el material de limpieza (papel de aluminio, lejía...) y los extintores de la propia sala que ya estaban dentro antes de ser okupada. Las 12 personas detenidas serían puestas en libertad alrededor de las 17:00 de la tarde con cargos de usurpación y recibidas en la calle por decenas de solidarixs quienes por la mañana habían intentado bloquear la salida de los furgones policiales improvisando barricadas en la calle con las mesas y sillas de las terrazas de varios bares y enfrentándose con las fuerzas de seguridad que tras verse acorraladas en la plaza de Piraterías (perdón, de Platerías) después de la primera carrera de la mañana y de recibir alguna que otra pedrada cargaron contra lxs concentradxs con bolas de goma dispersándolxs por las calles de la zona vieja.

A las 20:30 de la tarde estaba convocada en la plaza 8 de Marzo (Porta do camiño) una manifestación de repulsa contra el desalojo y en solidaridad con lxs detenidxs la cual reuniría entre 300 y 500 manifestantes en un clima de rabia creciente motivado además por el despliegue policial digno de un día da patria (n. del blog: El día da patria es una fecha insigne para el movimiento independentista Marxista-Leninista en la cual el Estado despliega gran cantidad de efectivos policiales bien enfarlopados y se suceden las cargas) o de una visita papal. Entre siete y ocho lecheras vigilaban a lxs manifestantes de la plaza además de 2 más en Cervantes, 1 a las puertas del medio burgués, derechista y eclesiástico El Correo gallego (a base de reventarles los cristales han aprendido a protegerlos), 2 en el Toural y 1 más enfrente de la propia Sala Yago. Completamente rodeadxs lxs manifestantes tardaron un rato en encontrar una fisura por donde salir de la plaza en dirección a la zona vieja lo que se logró tras dispersar un poco a lxs maderxs que trataban de controlar todos los flancos de la mani siéndoles ésto imposible cuando ésta se extendía por todos los rincones disponibles para el paso. Finalmente con atronadores gritos de "la calle es nuestra y no de Conde Roa" o "Lume" (n. del blog: Fuego en galego) así como el ya mítico "Desalojos son disturbios" lxs manifestantes avanzaban por el Casco Viejo completamente rodeadxs por los antidisturbios a los que sólo se logró burlar de nuevo con constantes cambios de rumbo provocando esto por lo menos 3 salvajes cargas que dejaron numerosxs heridxs y contusionadxs. Aunque la manifestación menguó un poco tras las cargas, los ánimos se inflamaban cada vez más y fue en la plaza de Galicia cuando se decidió cortar el tráfico ante unos efectivos policiales ya incapaces de controlar la situación. Este fue el momento en el que lxs manifestantes empezaron a cruzar contenedores y a atacar a los símbolos del poder. Mientras el grueso de la manifestación acababa su recorrido en la plaza Roja y bajo la atenta vigilancia de la policía nazi-anal (perdón,  nacional, joder, ¿cómo estoy hoy eh?, me equivoco continuamente), decenas de encapuchadxs montaban barricadas incendiarias y reventaban los cristales y escaparates de numerosos bancos y entidades comerciales en diversos puntos de la ciudad: Caixagalicia, Deutsche Bank, Pizza Móvil, Caixa Rural, Movistar, Pull & Bear, UPS, Banesto, Gadis... son sólo algunos de los objetivos atacados. Cabe mencionar la cacería organizada posteriormente por la Unidad de Intervención Policial (U.I.P., los antidisturbios vamos) quienes incapaces de detener a nadie durante la revuelta atacaron a personas indefensas y solitarias con porrazos y patadas dejando varixs heridxs en diferentes partes de la ciudad. Una vez más esa escoria inmunda demuestra su valor y su honestidad.

¿Las reacciones del alcalde y la prensa?, desde supuestas relaciones entre el anarquismo radical (¿?) y A.M.I. (Assembleia da Mocidade Independentista, grupo independentista radical de tendencias Marxistas-Leninistas) hasta comparaciones de Compostela con el casco viejo de Donosti o la preocupación de la policía por los actos de guerrilla urbana pasando por las ya habituales amenazas del alcalde a los movimientos sociales de la ciudad (n. del blog: Señalar que Conde Roa, alcalde de Santiago, ha decidido amenazar con que todos los centros sociales, locales, bibliotecas anarquistas, bares etc... que él considere que hacen apología de la violencia o la guerrilla urbana van a ser chapados próximamente, ¡¡Heil Conde Roa!!).

Lo que ha quedado claro es que la ciudad ya se ha convertido en el campo de batalla de un conflicto que, si lxs compostelanxs no lo dejan enfriar, podría dar mucho que hablar en un futuro.

¡¡Un desalojo, otra okupación!!.

Os dejo para cerrar esta entrada con un vídeo de la manifestación. Podéis encontrar más videos en el portal de Galiza Contrainfo (aquí).