"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

domingo, 16 de octubre de 2011

Un taxista pakistaní acuchillado varias veces por un policía fuera de servicio en Barcelona

Extraído de: Mislata contrainfos.

La gran ciudad de Barcelona, de Karcelona, ha vuelto a ser testigo de un nuevo caso de violencia xenófoba y salvaje por parte de un policía fuera de servicio.

En esta ocasión, un miembro de lxs gossos d' escoria (perdón, mossos d' esquadra) acuchilló varias veces a un taxista de origen pakistaní cuando éste se disponía a cobrarle el trayecto.

Según informan lxs compañerxs de Mislata Contrainfos, lxs coleguitas del madero redactaron la denuncia como un simple delito de lesiones (varias puñaladas, ¿lesiones?) pero el juez del tribunal superior de justicia tramitó luego la misma bajo el delito de intento de homicidio.

El taxista fue hospitalizado.

No es la primera vez que en Barcelona y alrededores se produce algo así y como bien dicen lxs compañerxs de allí, nadie olvida al joven marroquí que murió huyendo de una persecución policial en Salt en Enero ni tampoco a Mustafá, un joven que falleció el pasado 5 de Octubre de este mes. En su desesperada huida de una patrulla que pretendía detenerle, se escondió en un contenedor con una última esperanza de seguir en este país para escapar de la miseria que el capitalismo y su política ha provocado en el suyo, forzándole a emigrar a un país donde él creía en un futuro que luego se tradujo en xenofobia, miedo y pobreza rodeado de los carteles de neón y los deseos plastificados que ofrece el mundo de lxs ricxs a sus esclavxs sonrientes.

Su final... intento de suicidio, cuentan por ahí. Nosotrxs creemos que las torturas policiales que sufrió fueron las que lo llevaron a la U.V.I. y fueron las leyes de extranjería, las fronteras y el chovinismo las que le condujeron a esa situación, a ser la víctima de unxs miserables bastardxs que vendieron sus almas y sus corazones por un sueldo de mierda. Por cierto, es deleznable la actitud del político ultraderechista y presidente del partido Plataforma Por Cataluña (PxC) el cual se jacta en su Twitter de la muerte del pobre chaval. En fin, qué se puede esperar de semejante hijo de puta (con todo el respeto a las mujeres que ejercen la prostitución, por supuesto, un oficio mil veces más digno que el de político).

No le olvidamos, ni a él ni a Alexis, asesinado en el 2008 en Atenas, ni a Carlo Giuliani, asesinado en el 2001 en Génova, ni a los dos jóvenes magrebíes asesinados en el 2005 en los banlieues parisinos, ni a Patricia Heras, empujada al suicidio por las torturas y amenazas de los mossos d' esquadra, ni a Manuel Gutiérrez, niño chileno tiroteado a sangre fría por la policía que aprovechó la revuelta estudiantil para ensañarse con el más débil, ni a los jóvenes asesinados durante la revuelta londinense de este verano ni al chaval asesinado en Bogotá, Colombia, por pintar un graffiti con sus amigxs hace un par de meses. No olvidamos a ninguna de las víctimas de esa basura.

La policía, amparada en su rol y en su placa, tortura, asesina e impone a la fuerza la voluntad de lxs poderosxs mientras el mundo se derrumba. Pero tened clarita una cosa escoria, os estamos perdiendo el miedo y nuestras palabras no están vacías, al contrario, están llenas de rabia y odio hacia vosotrxs y hacia las estructuras que sustentáis. 

Prendamos fuego a las comisarías y a las calles.
Policía asesina.