"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 13 de octubre de 2011

Efectivos de los TEDAX explosionan en Vigo un artefacto colocado en un cajero.

En la madrugada del domingo al lunes, un grupo indeterminado de anónimxs colocaron un explosivo en un cajero automático de la entidad Nova Caixagalicia en la alameda del barrio de Bouzas (Vigo, provincia de Pontevedra). Encima del paquete explosivo, dejaron un cartel con las palabras "Perigo,bomba!" (¡Peligro, bomba!), con el fin de advertir a quienes pensasen usar el cajero que hacerlo podía salir caro.

Fue la mala o la buena suerte la que quiso que alrededor de las 3:00 de la madrugada de un domingo, alguien fuese a usar el cajero, advirtiendo la presencia del artefacto y alertando de inmediato a la policía que desplazó hasta allí una unidad de artificieros del TEDAX (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) que, según el relato de El Falo de Vigo (perdón, del Faro de Vigo, principal mass-mierda escrito de la ciudad), primero intentaron retirar el explosivo usando un robot, aunque dado que éste no cabía por la puerta del habitáculo donde se encuentra el cajero, tuvieron que sacar la bomba a la vía pública usando una cuerda. Luego el mismo robot fue usado para inspeccionar el artefacto que sería finalmente destruido en una explosión controlada un par de horas después en lo que fue descrito como "una explosión fuerte pero que no causó daños".

El medio de derechas El Mundo fue el primero en señalar a la izquierda independentista gallega como la responsable, acusando a Resistência Galega de la colocación. Lo mismo declaró el subdelegado del gobierno en Pontevedra, el señor Delfín, el cual declaró en Porriño que el ataque "probablemente" se correspondía con "éso que llaman Resistência Galega" basando su afirmación en que el modus operandi es similar a otros ataques de este grupo.

"Éso que llaman Resistência Galega" (un especimen aún no encontrado, de ahí que se refieran a él de este modo) sacó recientemente su segundo manifiesto y poco después, tuvo lugar una explosión en la puerta de la vivienda natal de Manuel Fraga (censor durante la dictadura franquista y a posteriori político del partido de "centro" (extrema) derecha Partido Popular). El inmueble, que hoy sirve de local para la Fundación Manuel Fraga, sufrió daños serios en la fachada. Dicha explosión también fue atribuida a RG.

Todo ésto, además, tiene lugar en fechas próximas al día da Galiza combatente, fecha insigne para el movimiento comunista y separatista gallego, lo que ha derivado en una presencia policial y un hostigamiento a diversas personas vinculadas a diferentes movimientos sociales (no necesariamente independentistas ni de corte radical) dentro de Galiza, sin duda alguna intentando crear un clima represivo en torno a toda expresión de descontento para con el capitalismo y sus estructuras.