"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 4 de octubre de 2011

Chile. Corte de apelaciones rechaza peticiones de la fiscalía en torno al Caso Bombas.

Info extráida de Liberación Total: aquí

Seguimiento anterior del caso en este mismo blog:

 Más información:

En relación a la audiencia del pasado 27 de Septiembre:

El pasado día 27 de Septiembre tenía lugar, al fin, la audiencia para resolver las tres peticiones de la fiscalía, resumidas en:

- Reincorporar al proceso de la Operación Salamandra al compañero Cristian Cancino, ya sobreseído por duplicar los cargos y volver a usar los mismos delitos por los que él ya ha pagado para involucrarle en este caso.
- Inhabilitar al juez Avilés, encargado de la preparación del juicio oral por no haber colaborado con la fiscalía en su construcción cinematográfica del caso, sacando a relucir sin temor sus contradicciones e irregularidades. La fiscalía, en vistas de que su montaje se hunde, trató, en un desesperado intento por sacarlo a la superficie, de desacreditar al juez, logrando que se invalidase todo el proceso de preparación del juicio oral y volviéndose a revisar todo el material de nuevo.
- En defecto de lo anterior, intentaban al menos que se revisasen dos pruebas, descartadas por considerarse ilegales.

Afortunadamente, el fallo de la corte de apelaciones fue negativo al respecto de todas las peticiones de la fiscalía por lo que ni se inhabilitará al juez Avilés, ni se dará por inválido el proceso de preparación del juicio oral que él ha presidido, ni se incorporará al compañero Cristian Cancino (que finalmente contará con una causa separada del resto de lxs compañerxs como ha sido hasta ahora y la preparación de su juicio está prevista para el próximo 28 de Octubre) ni se sacarán las pruebas para una nueva revisión.

En relación al caso abierto contra el juez Avilés:

Recordemos que ante la actitud del juez Avilés de no hacer la vista gorda a las tretas de la fiscalía, ésta decidió tomárselo como algo personal y abrió una causa disciplinaria contra éste. Dicha causa alcanzó extremos como el de revelar la vida personal del juez, especialmente aquella referente a su época de estudiante cuando compartió aula con algunas de las personas involucradas en el caso buscando así establecer absurdas y delirantes relaciones entre el juez y lxs acusadxs, para dar a entender alguna clase de favoritismo del primero hacia éstxs aún cuando ha sido precisamente la fiscalía y su parcialidad para con las estructuras del capital y del mercado los que han llevado el absurdo que es este proceso hasta estos derroteros.

A las mentiras y acusaciones de la fiscalía se unieron sensacionalistas artículos de los mass-mierda como La tercera (periodicucho al servicio de la mafia fiscal) que difamaban sin control la figura del juez Avilés, uno de lxs cada vez más escasxs funcionarixs de la justicia que quedan en el mundo que todavía no han olvidado el significado de esa palabra, aún desde su posición de juez y por tanto, enemigo de quiénes buscan desbaratar este orden social y destruir a este sistema criminal.

Finalmente y dadas las constantes (y evidentes) contradicciones en las declaraciones de la fiscalía y de sus testigos a sueldo (sí, sí, a sueldo), el juez Carlos Cerda ha decidido sobreseír a Avilés.

En la fiscalía, consciente de que no les quedan más ases en la manga, han decidido rendirse (o al menos éso parece) y el fiscal jefe Raúl Guzmán (sucesor del infame Alejandro Peña) ha solicitado una audiencia para el martes 4 (es decir, hoy) a las 9:00 de la mañana pidiendo sobreseimiento para lxs compañerxs. Los medios burgueses se han dedicado a especular facilitando informaciones falsas sobre quiénes serán sobreseídxs y quiénes no, hablando acerca de un grupo de compañerxs que no serían sobreseídxs, concretamente aquellxs sobre lxs cuales pesan cargos por ser lxs encargadxs en la inexistente asociación terrorista de la colocación de explosivos.

Veremos qué pasa.
El montaje del caso bombas se cae a pedazos.
Absolución para todxs lxs compas.
Guerra social.