"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Continúa el Caso Bombas en $hile.

Info extráida de Liberación Total: aquí

Seguimiento anterior del caso en este mismo blog:

 Más información:


Esta superproducción de ciencia ficción conocida como el Caso Bombas prosiguió el pasado día 7 de Septiembre, tras una temporada sin dar señales de actividad, en una audiencia que duró desde tempranas horas de la mañana hasta pasadas las 18:00 de la tarde y que tenía como fin resolver los diferentes recursos que ha ido solicitando la fiscalía a lo largo del proceso.

Dichos recursos se podrían agrupar en tres bloques, según informan lxs compas chilenxs.

Un primero en el que la fiscalía pretende conseguir que se anule el sobreseimiento al compañero Cristian Cancino. El compa Cristian fue, recordemos, imputado en el año 2009 por poseer pólvora pero aceptó los cargos y fue finalmente puesto en libertad aunque con medidas restrictivas y de control (firma periódica en comisaría y prohibición expresa de salir del país). Tras el comienzo de la Operación Salamandra (nombre oficial del Caso Bombas), fue atacado de nuevo por el capital e involucrado en la inexistente asociación ilícita cuya articulación y actividad se imputaba también al resto, aunque finalmente y tras una protesta de la defensa que señalaba que los cargos por los que se le estaba juzgando ya habían originado su anterior condena (ergo, se le estaba juzgando dos veces por lo mismo) fue sobreseído.

La fiscalía intenta ahora volver a involucrarle en el caso para así reunir a todxs lxs compañerxs en el mismo caso y no en dos casos paralelos, buscando así fortalecer su reality-show de una asociación terrorista anarquista, jerarquizada y con numerosos y complejos esquemas de roles.

En el segundo grupo se aglutinan los intentos de la fiscalía por inhabilitar al juez Avilés. El juez Avilés fue el encargado de la preparación del juicio oral, un proceso en el cual se fueron revisando todas las "evidencias", interminables listas de testigos (incluídxs lxs testigos "sin rostro") y los peritos, descartando hasta un 70% de éstos elementos por considerar que no guardaban una relación directa con el caso (simple paja para engordar más y más tomos de material que garantizasen el espectáculo con la máxima audiencia) o por considerar que habían sido manipuladas o que sus testimonios resultaban contradictorios.

Conviene decir que aunque, al igual que el resto de abogadxs, jueces/zas, fiscales y demás, el juez Avilés es también parte del mecanismo represivo con el que el poder sostiene la paz social y la injusta situación derivada del capitalismo, ha sabido hacer su trabajo con objetividad y no ha hecho la vista gorda ante las tretas de la fiscalía por ganarse a su asqueroso público de demócratas bienpensantes con infames discursitos de guante blanco. Es por ello por lo que ahora la fiscalía busca por todos los medios apartarle del caso y lograr así que todo el proceso de preparación del juicio oral (de varios meses de duración) sea tirado a la basura y se comience de nuevo, revisándose todo de nuevo con la garantía de un/a juez/a al/a la que la fiscalía sabrá huntar bien el bolsillito para que no se "equivoque en sus decisiones" y que éstas respondan al completo a su delirante lógica criminalizadora y fascista.

En fin, tal vez sea cierto éso de que entre la "justicia" de lxs ricxs aún quedan justxs.

Por último, destacan las constantes peticiones de la fiscalía por lograr que, una vez dictado el auto de apertura tras finalizar la preparación del juicio oral, se requete-revisen algunas pruebas concretas como son los resultados de los exámenes de trazas realizados a la fuerza y de manera ilegal a los compañeros Vinicio Aguilera y Diego Morales durante el allanamiento policial al Centro Social Okupado y Biblioteca Anarquista Sacco y Vanzetti, en Santiago de Chille y que tenía como objetivo principal la detención de la compañera Mónica Caballero. Otra de las pruebas en cuya revisión la fiscalía ha mostrado especial interés ha sido las supuestas (inexistentes) trazas de T.N.T. encontradas a Andrea Urzúa en Argentina, motivo por el cual se la imputó en un principio por presuntamente haber intentado pasar explosivos de contrabando a Chile, delito por el cual, si no me falla la memoria, ya ha sido sobreseída.

En principio, las resoluciones finales al respecto de estos recursos se conocerá el próximo 27 de Septiembre, a las 12:00 y se vive un momento de gran tensión dado que si el tribunal aceptase dichos recursos, todo el desarrollo del juicio hasta el momento podría ser objeto de borrón y cuenta nueva, lo que significa que habría que volver a empezar con todo lo que ello significa. En caso de no ser aceptados los recursos, tendrían la obligación de dar ya una fecha para el juicio que por fin decidiría la suerte de nuestrxs compañerxs. Tal y como señalan lxs chilenxs, todos estos petitorios se encuentran interrelacionados y no son fruto de la casualidad, sino que buscan reflotar un caso que se derrumba por el peso de lo evidente. Conocedorxs del declive de sus mentiras y exposiciones, la fiscalía trata de lavar su imagen.

En un marco de tensión como el que últimamente se está viviendo en el Estado chileno, (con un cierto apogeo de las luchas sociales y un recrudecimiento de la revuelta) el temor del Estado hacia todo aquello que cuestione las estructuras del Capital y el mercado o tenga potencial para desestabilizar su status-quo se vuelve algo cada vez más evidente.

Si la revuelta tiene que encontrar un contexto, dicho contexto no es otro que este asqueroso mundo de sucedáneos donde todo está vigilado y controlado y donde las ilusiones y los sueños no son más que triste mercancía en el escaparate de sus multinacionales, en el mismo estante donde han expuesto "nuestras" vidas, delegadas, mediadas y con un precio.

Para terminar, adjunto una lista de lxs compas actualmente encausadxs por el Caso Bombas y sus respectivas medidas cautelares:

Andrea Urzúa, Carlos Riveros, Felipe Guerra, Mónica Caballero, Omar Hermosilla, Vinicio Aguilera y Francisco Solar: Firma mensual en comisaría y prohibición de abandonar el país.

Candelaria Cortez, Diego Morales, Cristian Cancino: Firma mensual en comisaría y prohibición de abandonar el país.

Rodolfo Retamales y Pablo Morales: Arresto domiciliar nocturno (prohibición de salir de casa entre las 22:00 de la noche y las 6:00 de la madrugada).

Que se extienda la revuelta...