"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 8 de agosto de 2011

Racismo policial en Coruña.

Info extraída de: Revista Anarquista Abordaxe.

El pasado día 4 de Agosto en la calle Real (A Coruña) tuvo lugar una nueva redada policial contra lxs inmigrantes senegalesxs que acostumbran a estar en esa calle ejerciendo como manterxs. En el transcurso de ésta, uno de los "valientes" agentes llegó a apuntar con su pistola a uno de lxs inmigrantes al cual, tras tenerle encañonado, le arrebataron la bolsa donde guardaba sus pertenencias dado que en el momento del asalto policial no se encontraba vendiendo nada.

De todos modos, éste no es el primer caso de violencia racista y de agresiones a las personas migrantes que se da en la ciudad herculina donde de manera paralela a la consolidación de un marco represivo cada vez más hostil y asfixiante, se impulsa un modelo de ciudadanx sumisx, gregarix, cobarde y entregadx al sucedáneo de felicidad que ofrece el nuevo aspecto que está tomando la urbe, con vinotecas, locales de diseño, opencores, centros comerciales y en definitiva, todo ese espectáculo de neón y hormigón que camufla la tristeza de una existencia insatisfactoria, vulgar y mediocre. Todo ésto, mientras se criminaliza y aplasta todo intento de construir una alternativa cultural, política y económica mucho más solidaria y humana (ver la represión contra el CSO Casa das Atochas, desalojado hace unos meses así como contra todos los movimientos sociales de la zona que no rinden cuentas ante el hay-untamiento).

Estas persecuciones, no obstante, han recrudecido su contenido además de aumentar su frecuencia especialmente después de las últimas elecciones, con el PP a la cabeza y con el incondicional apoyo de la Asociación de Comerciantes del Área Comercial del Obelisco presidida por el señor Antonio Amor. Este personaje (cuyxs padres la cagaron estrepitosamente con el apellido) es un viejo conocido de muchxs de nosotrxs por sus declaraciones xenófobas y discriminatorias en la prensa comercial, donde llegó a afirmar que la presencia de lxs inmigrantes senegalesxs del top manta en la zona del Obelisco es non-grata porque por culpa de que dan "mala imagen" va menos gente a comprar por allí (mentira, pues cada vez son más las almas vendidas al consumo de lo superfluo que se dejan caer por allí, lo que pasa es que el tipejo éste no comprende que LA SUPERVIVENCIA NO ES COMPETENCIA DESLEAL y que algunxs sí queremos negrxs en las calles, negrxs, chinxs, y en definitiva, seres humanxs, algo a lo cual por otro lado este despojo fascistoide ni tan siquiera logra acercarse). Podéis ver algunas de las declaraciones de este miserable en la prensa comercial aquí.

Estos factores motivaron la formación de la Asociación de Sin Papeles de A Coruña, en Enero de este mismo año con el fin de llevar a cabo una respuesta ante las injustas políticas que actualmente se desenvuelven en la ciudad contra personas migrantes, (así como también contra mendigxs o personas de colectivos trans-lesbo-homo-bi o en definitiva, cualquier individux que no mantenga la pulcra y a la vez asquerosa imagen de ciudad "adaptada a los tiempos que corren" pero bueno, éso es otro tema).

Decir que pese a que no comulgo con los métodos que aceptan las vías institucionales y los canales establecidos por el Capital (apostando como contraposición por la acción directa, violenta o no, como forma de alcanzar los fines propuestos por nosotrxs mismxs sin depender de instituciones o burocracias que siguen impulsando las mismas políticas que precisamente odiamos) es una buena noticia que la Asociación de Sin Papeles de Coruña ha presentado una denuncia contra estos hechos el día 5 de Agosto en los juzgados de A Coruña, en cuyos exteriores también hubo una concentración a modo de repulsa por la redada y en solidaridad y apoyo a las personas migrantes que sufren el acoso policial, ahora potenciado por culpa de las políticas chovinistas del PP. No obstante, considero importante insistir en que pedir al poder que controle a sus perrxs es aportarle legitimidad para decidir sobre nuestras vidas siempre que lo haga "con moderación" o "de forma justa", algo que como anarquistas debemos evitar a toda costa. La autoridad de un/a hombre/mujer sobre otrxs individuxs que no le han dado su consentimiento para decidir por ellxs constituye en sí una forma de injusticia por lo que el Capitalismo jamás podrá ser un sistema justo, adopte la apariencia que adopte y por lo tanto, pedir que su policía funcione según lo establecido en absoluto me parece una medida digna de ser reivindicada.

Para más info en la prensa burguesa aquí.

NINGUNA PERSONA ES ILEGAL.

A continuación traduzco del galego al castellano el comunicado de la Asociación de Sin Papeles, el cual considero de interés pese a no compartir las dinámicas de la misma. También he cambiado el género como siempre para evitar caer en el lenguaje sexista. Pido disculpas por molestias que pueda causar ésto.

LA ASOCIACIÓN DE SIN PAPELES DE CORUÑA MUESTRA SU TOTAL RECHAZO AL RECRUDECIMIENTO DE LA REPRESIÓN AL COLECTIVO SENEGALÉS.

LOS SUCESOS DEL 4 DE AGOSTO NO SON MÁS QUE UN EJEMPLO DE LA IRREGULAR ACTUACIÓN POLICIAL FRENTE AL COLECTIVO SENEGALÉS PROBLEMA SOSTENIDO EN EL TIEMPO EN EL QUE COMIENZA A RECRUDECERSE DESDE LAS PASADAS ELECCIONES.

La Asociación de Sin Papeles presentó ayer, día 5 de Agosto, una denuncia en el juzgado de instrucción nº 3 de A Coruña por los siguientes hechos:

El día 4 de Agosto del 2011, un joven que estaba sentado hablando con sus compañerxs en el Cantón Grande, a la altura del nº 5, vio acercarse a dos desconocidos. Uno de ellos cogió de repente la bolsa que portaba el joven y que él sujetó con fuerza para que no se la robasen. En ese momento su acompañante saca una pistola y le pegó con ella en la mano para luego apuntarle al pecho y luego a la cabeza afirmando posteriormente que era policía al mismo tiempo que amenazaba también con la pistola a lxs compañerxs del chaval. Luego, el sujeto usó un transmisor.

Pocos minutos después llegó un coche patrulla de la policía local del cual bajaron dos agentes uniformados. Uno de ellos cogió la bolsa del joven, a lo cual él no se negó esta vez. En ese momento, el chico preguntó al individuo que le apuntó con una pistola que por qué lo había hecho, recibiendo como respuesta "¿Tienes identificación?, si la tuvieras podrías denunciarme". Tras ésto, afirmó que se fue del lugar.

La situación no daba soporte para ninguna actuación policial. En el momento de los hechos el denunciante y sus compañerxs sólo estaban hablando sentadxs en un banco. No estaban realizando ninguna actividad. La bolsa del joven estaba cerrada y era de su propiedad por lo que los agentes tampoco podían conocer su contenido.

Los individuos que actuaron con lxs agredidxs ni llevaban uniforme ni mostraron identificación alguna, por lo que infringieron los requisitos legales de cualquier acción policial. El uso de un arma reglamentaria sigue así mismo una serie de requisitos exigentes que fueron vulnerados por los actuantes. Ni la situación exigía el empleo de la misma ni la actitud del asaltado lo legitimó. Dado el transcurrir de los hechos, este dispositivo policial podría haber consumado delitos de abuso de poder, intimidación, detención ilegal y sustracción de pertenencias.

No debemos tomar los hechos del 4 de Agosto de forma aislada. Es el ejemplo de la desproporción y la agresividad que lleva tomando la actuación policial frente al colectivo migrante desde hace varios años en Coruña. La falta de seguimiento en la normativa, la inutilización de los procedimientos de garantía a lxs intervenidxs, el empleo de agentes "de paisano" (para actividades en las cuales su uso no está permitido), amenazas, detenciones ilegales derivadas de infracciones administrativas, sustracciones no documentadas... son prácticas habituales en la policía local de Coruña frente a este colectivo.

Los medios de comunicación de la ciudad hablan de una denominada "operación yanki", dirigida a asfixiar al colectivo migrante empleando medios fuera de los legalmente permitidos.

La Asociación de Sin Papeles de Coruña exige la ruptura de la policía local con estas prácticas ilegales y la vuelta al empleo de medios y procedimientos acordes con la ley. El nuevo gobierno municipal es el responsable de retomar la vía de la legalidad y deberá responder de estas actuaciones ante la ciudadanía.