"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 30 de agosto de 2011

Más info sobre el estado del compañero Luciano Pitronello "Tortuga".

Aquíaquíaquí y aquí otras publicaciones en este blog sobre este caso.
Aquí el comunicado de "Manada insurrecta" con más info.

El pasado 20 de Agosto Tortuga recibía el alta médica y abandonaba junto a su familia la clínica Indisa donde estaba ingresado desde hace más de dos meses en cuidados intensivos. Actualmente está en casa de su madre que durante este tiempo ha ido decidiendo por él en el ámbito clínico y jurídico. Su salud no obstante es delicada según informan lxs compañerxs de Liberación Total y está realizando poco a poco ejercicios para fortalecer los músculos que le fueron transplantados a sus piernas. Su visión ha mejorado levemente y por uno de sus ojos ya puede ver un poco más claro.

Por su parte, la fiscalía a través de los medios de comunicación convencionales ha dicho que espera los últimos peritajes de LABOCAR para formalizar al compañero en el Centro de Justicia de Santiago de Chile. Su destino será, de salir todo según lo planeado por el poder, de 5 años de cárcel por colocación de artefactos explosivos.

La prensa burguesa, como siempre al servicio de la fiscalía y el capital, no ha cesado en su intento de distorsionar la info del compañero y manchar su imagen y conviene tener clara la intención del poder con todo ésto, que no es otra que la de involucrar al compañero en el llamado Caso Bombas, un barco que pese a que siempre anduvo a la deriva, hoy está más cerca que nunca de hundirse.

La inocencia o culpabilidad del compañero a la hora de solidarizarse con él es del todo irrelevante y es más, si es culpable, pues con mayor motivo. El capital pretende enviar un mensaje al resto vengándose contra él, el mensaje de que son implacables y que cualquier acto llevado a cabo contra sus estructuras o contra su integridad física será severamente castigado. 

Pero tal vez haya llegado el momento de olvidarnos de los discursos incendiarios que se quedan en el papel y en internet y seguir llevando la lucha a su escenario original, las calles.

Solidaridad con el compañero Luciano. Muerte al Estado y al Capital.