"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 27 de agosto de 2011

Asesinado por la policía un joven de 16 años en Chile.

En la segunda jornada de huelga general contra la privatización de la educación fue asesinado hoy 26 de Agosto Manuel Gutiérrez, un joven de 16 años, por disparos de la policía fascista chilena.

Manuel estaba paseando por la zona marginal de Macul, concretamente por la calle Labarca junto a su hermano inválido llamado Gerson, al cual trasladaba en una silla de ruedas y con otro amigo suyo (que a posteriori  identificaría a la policía como los asesinos) cuando oyeron tres disparos. Al instante se tiraron al suelo asustados, pero Manuel comenzó a desvanecerse y su amigo y su hermano vieron que mostraba una herida de bala de grueso calibre en el pecho. Al contrario de lo que algunos medios han afirmado, Manuel no se encontraba en una zona de barricadas ni en medio de una encarnizada revuelta según declararon varixs testigos y fue abatido sin ningún motivo.

Además, lxs testigos presenciales y familiares de la víctima identificaron también la bala como procedente de un arma de los carabineros. La poli, por su parte, ha negado que sus efectivos sean responsables aunque en realidad, lo que sería sin duda sorprendente sería que, por una puta vez en su historia, reconociesen alguno de sus crímenes.

El chico fue trasladado al centro sanitario de la Posta 4, en Ñuñoa, donde tristemente fallecía ratos después.

Según declaró Gerson, hermano del joven muerto en una entrevista concedida a Radio ADN: "Estábamos aquí en la esquina del pasaje, mirando los acontecimientos, las fogatas, todo el asunto, y quisimos ir al sector de la pasarela de Vespucio, ésta del Valle que se llama, porque ahí también estaban ocurriendo hechos. Nos dirigíamos hacia ese sector, hacia la cordillera, por la calle Amanda Labarca y casi a unos 300 metros aproximadamente de llegar a Vespucio apareció un auto de los carabineros y por la ventanilla el copiloto empezó a disparar. Disparó tres veces, una de las cuales alcanzó a mi hermano en la zona torácica".

Este tipo de sucesos no son fruto de la casualidad, sino parte elemental de una estrategia de la clase dominante que tiene como fin el uso sistemático del terror como aparato represivo para pacificar a las masas cuando las condiciones de vida, ya inaceptables, originan la revuelta. 

El 11 de Septiembre de 1999 muere asesinada nuestra compañera Claudia López Benaiges, estudiante anarquista chilena, mientras participaba de un enfrentamiento con la policía con motivo del aniversario del golpe de Estado de 1975. En el año 2002 muerte asesinado Alex Lemún, joven mapuche que participaba de la recuperación de una tierra en la comuna de la Ercilla y como ellxs, tantxs otrxs en Chile: Matías Catrileo Quezada, Jhonny Cariqueo, los hermanos Vergara Toledo... 

Cada unx de ellxs es semilla de victoria, de una libertad que nos ha sido arrebatada pero que florecerá de nuevo en los escombros de un mundo en ruinas que se derrumba por su propio peso. 

Se habla de impotencia. ¿Impotencia?. Creo que el discurso victimista de la impotencia ha perdido todo sentido, no estamos impotentes, a algunxs el miedo nos puede. 

Es hora de matar al miedo, salir a la calle, recuperar el futuro y la dignidad de un sistema que nos ha arrebatado los medios de subsistencia y ha situado a las capas más bajas de esta sucia sociedad estratificada como simples operadorxs de su engranaje, de la arquitectura de una explotación sin fin. 

Nos han robado la autonomía para gestionar y abastecer por nosotrxs mismxs nuestras vidas y a cambio nos han sometido a la división del trabajo en un mundo televisado de roles que definen una existencia cada vez más vacía, cada vez más insomne, triste, insatisfactoria y gris. 

Trabajar toda la vida en condiciones abusivas para un patrón o para el Estado para poder sobrevivir, para tener comida, agua, un techo y sábanas. Éso es violencia. 

Cada muertx en las calles es semilla de victoria. Políticxs, banquerxs, empresarixs, oligarquías financieras, policía, ONG's, sindicatos... deben pagar por habernos hecho esclavxs y por sustentar la paz social con la que el Capital garantiza la perdurabilidad de sus estructuras. 

Si no nos dejáis soñar, entonces no os dejaremos dormir
Contra el Estado y el Capital, huelga salvaje y general.