"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 15 de agosto de 2011

El diablo en el paraíso.

Estos días estoy por la ciudad de Karcelona. Ayer me dejé caer por el CSO Barrilonia, en el barrio del Raval y allí además de una gente muy maja me encontré el siguiente poema escrito en la pared, firmado por Violeta Parra. Hoy busqué el título del mismo y el nombre de la escritora y encontré que el poema era aún más extenso y bueno, en realidad no es un poema, sino la letra de una canción. 

La verdad es que me ha gustado bastante, así que lo apunté y me molaría dejarlo por aquí. 

Saludetes. 


El hombre se come el pasto
el burro los caramelos
la nieta manda al abuelo
y la sota al rey de bastos
el agua la llevo en canastro
me duermo debajo del catre
todo lo endulzo con natre
bailo en la tumba del muerto
mentira todo lo cierto
gritaba desnudo un sastre

Los pajes son coronados
los reyes friegan el piso
el diablo en el paraíso
y presos van los soldados
se perdonan los pecados
fusilamientos de jueces
en seco nadan los peces
será un acabo del mundo
cuando en los mares profundos
las arboledas florecen

Los justos andan con grillos
y libres van los perversos
noventa cobres un peso
seiscientos gramos un kilo
los futres andan pililos
los gordos son raquíticos
brincaba un paralítico
sobre un filudo machete
ocho por tres veintisiete
divide un matemático

De asiento tienen el piano
tocan música en la silla
Caín es la maravilla
para el Abel de su hermano
caminar es con las manos
los santos son pendencieros
bendicen a los rateros
se acuesta el perro en la cuna
debajo de blanca luna
la guagua muerde al rondero

Aquí termina el ejemplo
fue por el mundo al revés
y con la venida de usted
al teatro lo llaman templo
muy plácido te contemplo
dice el bandido a su presa
es más hereje el que reza
los viejos van a la escuela
los niños a la rayuela
ya nadie tiene cabeza