"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 5 de julio de 2011

Visones - Contribuyendo a construír una base argumental para rebatir los principales ataques a su liberación por parte de "entendidxs" y/o especistas.

- En el bosque / monte / zona colindante a la "granja" (campo de exterminio).

Se suele decir (la mayoría de las veces desde medios afines a las estructuras de poder aunque también por parte de gente con poca o nula experiencia en el tema) que lxs visones liberadxs causan un daño brutal en el bosque o el monte de los alrededores a la granja donde son hacinadxs.

Lxs visones son animales territoriales y de hábitos solitarios y por naturaleza establecen perímetros de varios kilómetros cuadrados en los cuales no consienten la presencia de otrxs visones. De este modo, el impacto que un/a sólx visón pueda causar en varios kms. cuadrados es, obviamente, irrisorio y desde luego poco o nada tiene que ver con el apocalipsis medioambiental que muchxs se llenan la boca profetizando.

Por otro lado, sí. Es cierto que lxs visones matarán para comer pero peores son las masacres que cazadores de toda la península (y de fuera de sus límites también) han llevado a cabo contra animales de varias especies llevando a algunas al borde de la extinción y todo por hobbie o entretenimiento (qué supermegadiver tirotear criaturas inocentes ¿no bastardos?). Así, en muchos sitios en los que los cazadores han terminado con las poblaciones de lobxs, zorrxs, nutrias y otrxs depredadorxs, lxs visones americanxs cumplen la función de devolver el equilibrio al ecosistema previamente alterado por los cazadores, sustituyendo a lxs depredadorxs que ellos habían masacrado.

¿Se prohíbe o critica la caza deportiva?, ¡NO!, al contrario, se impulsa y financia desde las instituciones públicas que luego culpan de todo a lxs "malvadxs activistas ecoterroristas". Aquí la cuestión es quejarse.

Como dato curioso, citar que otro de los argumentos usados contra la liberación de visones es que al haber nacido y crecido en cautividad, éstxs no saben desenvolverse en un medio natural y por tanto, no saben cazar. ¿Pero no era que es precisamente su voraz apetito el que lxs vuelve tan peligrosxs?, vaya contradicción ¿no?. O sea, que son peligrosxs porque cazan mucho pero no saben cazar (¿?).

- En el río, medio acuático.

Se habla también de que lxs visones americanxs (es decir, lxs que son enviadxs en masa a Auschwitz-Birkenau por lxs naz... dígoo, por las peleteras) al ser liberadxs introducen una especie invasora y alóctona en los ríos de la península, acabando con lxs visones europexs que sí son especies naturales de estas tierras y que se encuentran en peligro de extinción. Otra mentira más.

Lxs primerxs responsables de que esxs animales se encuentren en tan crítica situación son las peleteras y los cazadores que, desde tiempos inmemoriales, vienen atacando a esta especie en sus torneos de caza y/o para fabricar su asquerosa ropa de lujo para las necrófilas más adineradas. De hecho, ha sido ésto lo que ha originado, entre otros motivos, la importación de visón americanx, ¡que europexs casi no quedan!.

Por otro lado, desde los años '70 (es decir, desde mucho antes de la primera liberación, acaecida en la década de los '80) se tiene constancia de la existencia por la península de poblaciones libres de visón americanx que encontraban su origen en algunos criaderos o granjas de las que algunxs lograron escapar así como en granjerxs sin escrúpulos que tras caer en bancarrota abandonaron a su suerte a lxs animales para así ahorrarse el papeleo y el pastón de tener que alimentarlxs.

¿Quiénes son entonces lxs culpables no sólo de acabar con el/la visón europex sino también de introducir en ecosistemas ibéricos a lxs visones americanxs?, "¡lxs activistas!", gritará algún/a listillx especista, pues no, son los cazadores, la empresa peletera y sus asquerosxs clientes burguesxs.

Sin embargo, diré algo más al respecto, ¿a que no sabéis lo que sí que jode los ríos y no veáis de qué manera?.

Resulta que las granjas de cría masiva alimentan a lxs visones con comida con alto contenido proteínico lo que hace que su caquita sea muy contaminante. Mientras que ante las cámaras de los medios burgueses lxs granjerxs intentan quedar siempre como acérrimxs defensorxs del medio natural, la verdad es que pocxs o ningunx depura sus aguas residuales, vertiendo en los ríos grandes cantidades de purines que al descomponerse, provocan un descenso en picado del contenido de oxígeno en el agua, asfixiando de muerte a mogollón de peces pero claro, éso mejor nos lo guardamos para nosotrxs ¿no?, es mejor y queda mazo de políticamente correcto culpar de todo a lxs activistas ¿verdad pillinxs?.

- Agresividad

Se dice que lxs visones son violentxs y dicha afirmación suele ir acompañada con fotos o algún vídeo donde aparece un/a temible visón malx-malísimx que se revuelve intentando morder a su captor/a. ¡Hala!, pero... pero... ¿cómo se atreve esx putx animal inferior a cuestionar la voluntad de un/a humanx?, ¿es que no ve que somos superiores y que es ley de vida?, debería dejar que lx encierren, maltraten y despellejen vivx ¿no?, ¿éso es lo que os gustaría no miserables cobardes?.

Lxs visones no son violentxs, reaccionan con agresividad ante una agresión y sólo si están acorraladxs.

La agresividad es un rasgo común en todxs lxs animales, humanxs o no. Se trata de un mecanismo de supervivencia innato en nosotrxs que nos permite percibir y contrarrestar las agresiones externas con contundencia y eficacia. TODXS somos agresivxs, otra cosa es hablar de violentxs pero aquí yo pregunto, ¿si vas sólx por la calle y alguien con mucha más fuerza que tú empieza a pegarte de leches sin motivo aparente, no intentarás defenderte?, ¿eres tú un/a violentx?, la respuesta, obviamente, es no.

Se trata de animales salvajes que responden ante sus instintos y ya que habláis de violencia, os invito a echar un vistazo a vuestras granjas, a los ganchos donde lxs colgáis para su final y sobre todo a vuestras jaulas ya que algunas parecen inspiradas en los campos de concentración de la Alemania nazi.

Sobra decir que además, si un/a visón que ha nacido y se ha desenvuelto en un entorno salvaje ve a un/a individux humanx correrá y se esconderá, pues tienen mucho más miedo ellxs del que nosotrxs podemos tenerle a él/ella (y no le faltan motivos).

- Propiedad privada. Las liberaciones como robos.

Ante ésto poco hay que comentar. Hay peña que cree que liberar a lxs animales de una granja es robar a lxs propietarixs de esa granja. Yo digo que el primer robo lo han cometido ellxs al privar a un/a animal de su natural deseo de crecer y vivir en libertad, de explorar cada rincón sin redes ni rejas. No se trata de si lxs activistas tienen derecho o no a soltarlxs sino de que tú, especista de mierda, no tienes ningún derecho a encerrarlxs te joda o no.

Volviendo a las analogías con el nazismo, ¿si un/a polacx que vivía en alguna de las aldeas cercanas ayudaba a escapar a algún/a presx de Auschwitz, estaba robando a Hitler?, ésto ha sucedido en contadas ocasiones, ¿deben ser esas personas juzgadas por robar al tercer reich su mano de obra?, ¡NO!. ¿Por qué entonces lo justificamos con excusas estúpidas cuando se trata de animales no-humanxs?.

- Charlatanería ecologista. Los medios y su eterna búsqueda de morbo.

Titulares de prensa burguesa y otrxs "expertxs" y "entendidillxs del tema" han calificado desde el surgimiento de movimientos como por ejemplo el FLA/ALF a sus activistas como "ecologistas".

Generalmente, lo que se busca con ésto es invisibilizar y ocultar las razones reales que llevan a esas personas a arriesgar su libertad para reconquistar la de otrxs seres indefensxs, al mismo tiempo que se emite y reproduce constantemente el mismo discurso descafeinado que, dando por hecho que lxs visones desestabilizan el ecosistema (afirmación que salvo casos muy muy concretos, ya estoy demostrando que es falsa) se dedican a tachar de "irresponsables" o de "gamberrxs" a esxs "ecologistas" porque han causado más daño al medio ambiente del que han recuperado.

En fin, mucha palabrería y muchx imbécil espumeando es lo que veo.

Para empezar, hoy en día, aquello cuya definición ha sido consensuada socialmente como "Ecologismo" no es más que una mentira de las gordas y se basa en preservar ciertos espacios naturales determinados pero éso sí, para su disfrute y lucro por parte de lxs humanxs, racionando su explotación pero sin cuestionar en ningún momento hechos como por ejemplo su uso como simple atractivo turístico o como fuente de beneficios, conservando la lógica antropocentrista que una gran mayoría de aquellxs que perpetran o defendemos estas acciones condenamos tajantemente.

La tierra no es una herencia para ninguna generación futura. El lema tradicional de que debemos plantar árboles para así dejarles un mundo más bonito a nuestrxs hijxs refleja que el mundo es nuestro, posesión humana que nadie puede retirarnos. Para mí ésta concepción es totalmente censurable, la tierra es una serie de procesos, relaciones sinérgicas, conexiones y ciclos que constituyen un "Todo" que ha de ser respetado pues nos joda o no es de ella y sólo de ella de quién depende nuestra supervivencia así como la de millones de individuxs más.

No hay más ecologismo que aquel que cuestiona globalmente la problemática  medioambiental señalando sin miedo al capitalismo tecnoindustrial como origen único de un conflicto poliédrico de dimensiones gigantescas.

Todo aquello que se estanque en la crítica parcial y el bienestarismo propio de las ONG's no es más que verborrea ecoloprogre de salón y urna.

¡¡Greenpeace, jódete!!.

- Lxs activistas como terroristas o vándalxs.

Se suele criticar también a lxs que perpetran estas acciones como "vándalxs" puesto que se dan casos de liberaciones en las que lxs activistas, no contentxs con devolver a lxs animales su libertad y su vida, también han roto los ordenadores y los cristales o han hecho pintadas o han incendiado algún vehículo o maquinaria.

Veamos. Generalizar así con todxs lxs activistas es, además de osado, algo rematadamente absurdo puesto que dentro de la gente que lleva a cabo acciones por la liberación animal se cuenta peña de muy diversa índole. Así, puedes encontrarte con decididxs jóvenes de 16, 17, 18... 20, 25 años, pasando por gente con más experiencia de 30, 40 años hasta llegar a puretas de 50, 55.

Lxs hay que se contentan con liberar a lxs visones pero también lxs hay que, al igual que un servidor, opinan que todo daño causado a lxs responsables del sufrimiento de esxs seres inocentes es poco comparado con el que ellxs han provocado y por tanto, no encuentran inconveniente en aprovechar para jugar al fútbol con los equipos informáticos o probar puntería con los cristales, entre otros daños a su infraestructura de manera que la próxima vez que a algún/a cabrón/a sin sentimientos se le ocurra fundir sus ahorros en una inversión de este tipo, se lo piense dos veces al ver las imágenes del estado en el que "esxs malditxs ecologistas" han dejado las instalaciones del/de la vecinx.

¡Vida es con V de Venganza!.

Para terminar ya, hacer una breve declaración de principios y dejar claro que aún siendo ciertos todos estos mitos, yo personalmente seguiría defendiendo las acciones aunque no por ello negaría la necesidad de articular otras estrategias no-dañinas para el medio. Sí, lo has leído bien, lo seguiría defendiendo puesto que lxs únicxs culpables del ecocidio sería el capitalismo y algunos de sus lobbies empresariales que trafican con vidas ajenas como simple mercancía. En ningún caso sería culpa de lxs activistas ni de lxs animales.

Si un/a animal no-humanx debe estar encerradx y condenadx a muerte antes de nacer sólo porque su existencia daña el medio ambiente, entonces tal vez lxs humanxs deberíamos ser exterminadxs en masa o encarceladxs de por vida pues no existe especie animal más peligrosa que la nuestra. Si por el contrario, existe una inefable lógica que suprime todo aquello que "moleste" en un proyecto que pone todo asomo de vida a disposición del Dios dinero, entonces no podemos hacer otra cosa que rechazar lo impuesto y establecido y luchar por su liberación absoluta.

Vivimos una era holocáustica en la que envueltxs en una nube de tristeza e incapacidad de amar, asfixiamos a un planeta en el que cada año encuentran su extinción entre 24.000 y 44.000 especies diferentes. Un mundo en ruínas donde la vida no vale nada si no eres rentable. Un mundo asqueroso que odiamos profundamente. Porque todxs tienen derecho a vivir, a sentir el rocío de la hierba al corretear por el bosque en una mañana de Abril libres y salvajes, libres de toda dominación. Si de verdad sientes dentro de tí esa necesidad de hacer algo, no esperes a que otrxs lo hagan por tí, despójate del miedo y convierte tus deseos en rabia. Hasta abrir la última jaula.

FACTA, NON VERBA!
¡LIBERACIÓN ANIMAL, HAZTE VEGANX!.