"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 19 de mayo de 2011

Resumen de los primeros días en los preparativos del juicio del Caso Bombas

Seguimiento anterior del caso en este mismo blog:

Info extraída de:
Liberación Total

Bueno, estos días me he centrado un poco en el tema este de Democracia real YA y entre críticas constructivas, destructivas, rectificaciones y reflexiones personales que no han aparecido finalmente en este blog se me ha ido un poco el santo (o la santa) al cielo con el tema del Caso Bombas, cuyo juicio ha comenzado sus preliminares estas semanas.

Bueno. Desde un primer momento, este juicio fue algo más que una simple operación del Estado chileno contra un grupo terrorista de violencia estéril y sin ton ni son, que es lo que han querido vender los medios empresariales a su servicio. El Caso Bombas no es más que otro ejemplo de cómo este sistema castiga a las personas que deciden cuestionar su status quo y poner en práctica valores como la solidaridad, el amor, el apoyo mutuo o la libertad más allá de su pesadilla, construyendo la revolución desde el compromiso cotidiano con la misma, tejiendo redes de autonomía y horizontalidad para funcionar fuera de toda lógica de intercambio monetario y sobre todo, siendo dueñxs de nuestra vida y de nuestras decisiones a la hora de atacar a esta sociedad podrida.

Entre destrucción y falsificación de pruebas, irregularidades constantes, testigos protegidxs que resultaron ser narcotraficantes comprados por el Estado con promesas de reducción de condena a cambio de decir en el juicio las declaraciones que habían sido redactadas por la propia fiscalía y demás trucos sucios, así como un seguimiento constante a las personas solidarias en la calle, allanamientos ilegales a varias okupas (por parte de esxs bastardxs que dicen luchar por la justicia), violencia desproporcionada en las actividades de apoyo a lxs compas etc... se ha venido observando un intento del Estado por criminalizar y desvirtuar una vez más a los movimientos sociales que escapan a su control elaborando una crítica global del problema y afrontándolo de manera radical y acorde con la gravedad de la situación. Incluso las masas de ciudadanxs medixs y adaptadxs al perfecto molde capitalista han mostrado su indignación con la situación sumándose a las marchas solidarias o participando de otras formas posibles.

En estos momentos, se da la preparación del juicio oral, que vendría siendo en la teoría el periodo concedido para analizar todo el material recopilado a lo largo de estos 9 meses de injusticia. Pruebas, peritos y declaraciones de testigos presentadxs tanto por la fiscalía y el ala querellante como por la defensa.

El encargado de decidir la validez de los diversos objetos presentados será el juez de garantía del 8º tribunal, llamado Luis Avilés. Al parecer, esta etapa no tiene límite de tiempo y según informan lxs compas chilenxs, dada la abundancia de detalles por repasar y analizar, podría extenderse durante bastante tiempo aún a pesar de que el horario destinado a las audiencias sea bastante sólido. (De lunes a sábado, de 9:00 de la mañana hasta pasadas las 16:00 de la tarde aproximadamente).

Para este proceso se ha escogido la llamada sala emblemática pues cuenta con espacio más que suficiente para testigos, defensa, acusación, tribunal y cómo no, la prensa, que cuenta con un lugar privilegiado para sacar sus fotos en el palco aunque personalmente, ignoro su interés por obtener un buen plano si total después esas imágenes aparecerán manipuladas o fuera de contexto junto con algún titular sensacionalista en sus asquerosos medios burgueses. En fin, curiosidades de la vida oigan.



Cuando termine esta etapa, se dará paso oficialmente al juicio oral, en el cual el Tribunal Oral en lo Penal, compuesto por tres jueces o juezas distintxs a lxs de garantía decidirán finalmente el destino de nuestrxs compañerxs, ilusoriamente acusadxs de tomar parte en una serie de atentados bajo el nombre de una supuesta asociación terrorista que es del todo ilógica y sólo existe en la mente de la fiscalía y del Estado para cuyo interés trabaja ésta.

A fin de elaborar un resumen de lo sucedido en las últimas semanas, quizás repita algunos detalles ya mencionados en otras entradas anteriores, pido disculpas por las molestias. Empecemos.

- Semana del 2 al 7 de Mayo

Comienza el juego. Lxs compas Andrea Urzúa, Mónica Caballero, Felipe Guerra, Omar Hermosilla y Francisco Solar todavía continuaban en la cárcel durante los primeros días mientras que otros ya habían sido puestos bajo arresto domiciliario y acudieron por su propio pie desde sus respectivas viviendas, siendo estxs Candelaria Cortés y Cristian Cancino (que se encuentran únicamente bajo la obligación de una firma quincenal en comisaría) y Diego Morales, Pablo Morales, Vinicio Aguilera, Rodolfo Retamales, Camilo Pérez y Carlos Riveros, quienes habrían pasado recientemente a arresto domiciliario su medida cautelar. Como casos excepcionales Iván Golderberg sólo tuvo un juicio sencillo por porte ilegal de armas mientras que Gustavo Fuentes, aparente colaborador de la fiscalía, se encuentra cumpliendo condena por intento de homicidio contra su pareja y ha solicitado no presentarse a ninguna audiencia más.

A lo largo de esta semana fueron puestxs bajo arresto domiciliario lxs compas restantes, quedando todxs en ese régimen, a excepción de aquellxs sobre lxs que no pesaría más que una orden de firma quincenal (además de seguir asistiendo al juicio y otras obligaciones derivadas del proceso contra ellxs).

En el tema de la investigación de las pruebas, la defensa presentó una serie de quejas al tribunal por utilizar sentencias que ya habían sido resueltas anteriormente así como por permitir el completo desorden de las 6740 pruebas y todas las irregularidades observadas. Así es todo, numerosas pruebas quedaron directamente desechadas por haber sido duplicadas o por ser alteradas en el curso del largo proceso y esto propició que se decretase el sobreseimiento parcial temporal para Cristian Cancino, sobre el cual no había pruebas suficientes ya que lo único que le vinculaba a la inexistente asociación terrorista eran los 475 g. de pólvora negra que la policía encontró en su asalto al Centro Social Okupado La idea tras la muerte de Mauricio Morales y que supuestamente serían propiedad de Cristian. Esta prueba ya fue presentada en el mismo juicio en el que se le condenó a firmar en comisaría tras pasar unos meses en la cárcel, castigo que se encuentra cumpliendo actualmente y por ello, no es aplicable a este nuevo procedimiento.

También la compañera Andrea Urzúa vio aliviado su peso con respecto a la acusación de su supuesto traslado de TNT desde Chile hasta Argentina, donde según afirma la acusación, intentó introducirla en la prisión de Neuquen, donde se encuentran presos nuestros compañeros Marcelo Villarroel y Freddy Fuentevilla. Recordar así mismo que Andrea ya fue a su vez sobreseída temporalmente de esta causa, no obstante, los delirios del Caso Bombas junto con la paranoia de Argentina han hecho reflotar el percal.

- Semana del 9 al 14 de Mayo

La situación continúa igual, se siguen rechazando más y más pruebas, especialmente aquellas relacionadas con una serie de explosiones cuya culpabilidad se atribuyó a lxs compas aún encontrándose estxs en la cárcel cuando sucedieron, intentando justificarse en que ellxs, desde la cárcel, habrían servido de instigadorxs e incluso de cerebros maquinadores de dichos atentados, que serían perpetrados por peña bajo sus órdenes. La fiscalía, como es más inteligente que el resto de la humanidad, no necesita saber que lxs anarquistas no estamos a las órdenes de nadie ni montamos asociaciones terroristas jerarquizadas. No obstante, su inteligencia no le impide elaborar textos y más textos e investigar una y otra vez sus propias burradas a fin de alimentar el espectáculo mediático que es, a fin de cuentas, lo único que se pretende con este tinglado. Lograr una repercusión en los medios que permita desvirtuar y criminalizar a lxs anarquistas frente a las masas.

Se habrían descartado ya más de 3.500 pruebas al comienzo de la semana.

Se anuló al banco BBVA como parte querellante por no presentarse a la preparación del juicio oral y quedaron por tanto como partes querellantes el ministerio del interior, el hotel Marrot, el ministerio público (es decir, la fiscalía) y la iglesia de la Inmaculada Concepción.

Se denuncia la existencia de causas paralelas con las cuales la acusación pretendía confundir y desorientar a la defensa, creando de la nada y forzando la aparición de nuevas causas que, inter-relacionadas con este caso extenderían las crueles zarpas del poder y de este montaje a familiares, amigxs y demás personas del entorno de lxs acusadxs que serían aleatoriamente acusadxs de ser colaboradorxs económicxs de la misma asociación terrorista que se inventaron o también de "lavar" el dinero de la organización etc...

De este modo, se justifica la intervención de las telecomunicaciones a fin de captar algo sospechoso que puedan distorsionar para poder usarlo luego como otra de sus estúpidas "pruebas", así como las fotografías tomadas indiscretamente a estas personas en las marchas por la liberación de lxs compas o los seguimientos a personas solidarias por agentes de secreta, y lo que se pretende es crear un clima de terror y constante tensión en aquellxs que ya tienen bastante con tener que padecer el encierro de sus allegadxs en prisión con su correspondiente maltrato psicológico y físico constante, sobre todo, sabiendo que hacen una huelga de hambre que en cualquier momento les puede hacer un daño serio por una simple y aún por encima insostenible mentira del Estado. 

Como último hecho destacable, conviene resaltar que cuando la defensa solicitó a la fiscalía una serie de pruebas incautadas por la policía para realizar diferentes investigaciones, estas habían sido destruídas o se desconocía su paradero. Ante esta nueva irregularidad (y van tropecientas), la defensa solicitó que la fiscalía demostrase que esas pruebas existieron de verdad y que no se las inventaron ante lo cual la fiscalía presentó a finales de la semana pasada un lote compuesto por 68 cajas que contendrían en principio todas las evidencias solicitadas a priori por la defensa.

No obstante, las pruebas todavía no han sido investigadas individualmente y sólo se han comprobado en un recuento rápido. El análisis con calma de cada una de ellas tuvo lugar durante los primeros días de esta semana aunque por ahora no hay datos sobre los resultados.


- Para terminar ya.

También conviene mencionar una jugarreta peligrosa de la fiscalía, respecto al sobreseimiento temporal para Diego Ríos, prófugo sobreseído desde el pasado mes de Marzo a fin de que su causa no prescriba en su ausencia. Hábil la fiscalía jugando sus cartas ya que ahora, pueden mantener su causa abierta aún tardando el tiempo que sea en encontrarle antes de que termine el juicio (de manera favorable, entiéndase) y sea, lógicamente, absuelto junto con el resto de compas.

En caso de ser capturado, su caso sería abierto de nuevo y seguramente, buscarían cualquier motivo para intentar que su entrada en escena afectase también al juicio de lxs compas, con nuevas excusas para alargar más el proceso y poder seguir con el desgaste de nuestrxs compas que ansían, por encima de todo, la "libertad", el sucedáneo de libertad que ofrece este sistema y que es asqueroso pero que sólo lo valoras cuando tras de ti se cierran las rejas de una prisión.

La misma situación corre la compañera Gabriella Curilem. Aquí info de la prensa burguesa, donde se habla de "líder okupa" (¿?).

En fin, recordar ya para acabar que el juicio no ha terminado, que el arresto domiciliario puede parecer muy humano pero significa no poder salir de casa para nada y con la constante incertidumbre de que la policía puede ir a comprobar que estás allí a cualquier hora (salvo durante la noche) cuantas veces crea necesario, violando intimidad y tranquilidad del hogar y convirtiendo éste en una nueva celda.

Por eso, la solidaridad sigue siendo necesaria, ¡fuego al capital y a la calle todxs lxs presxs!.