"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 6 de mayo de 2011

Comunicado de "Grupo salvaje" sobre los sabotajes tras la mani por el desalojo del CSO Casa das Atochas

- Otros artículos de este blog relativos al desalojo del espacio.

Bueno, aquí os dejo el comunicado que, firmado como "Fodido grupo salvaxe" (Jodido grupo salvaje) reivindica la serie de sabotajes y ataques a diversos símbolos de la maquinaria socio-política imperante, a modo de vendetta que, en el abrigo de la noche coruñesa, recordó al poder que desalojar nuestros sueños implica a veces que okupemos sus pesadillas.

¿Habláis de delito?, el único crimen es asumir una convivencia pacífica y borreguil con un orden social tan violento, injusto y excluyente como este que padecemos. Un sistema que clasifica a las personas por su color de piel o por su origen. Un sistema que, arrodillado frente a los grandes gigantes financieros y las altas élites económicas, se dedica a vomitarnos encima su asqueroso mundo plastificado donde incluso nuestros sentimientos más bellos quedarán reducidos a un simple automatismo al servicio de sus medios de comunicación, que crean más y más realidades paralelas, sujetas a la misma razón comercial que su demente sistema, con las cuales desvirtuar todo movimiento disidente y organizado dispuesto a dar la vuelta a la tortilla neoliberal. Nos roban lo poco que poseemos, nos degradan a mercancía y nos ponen precio en función de lo rentables que resultemos para su miserable élite. Animales exterminadxs sin necesidad agonizando en experimentos que parecen sacados de Auschwitz, contaminación, bosques y ríos sepultados por el cemento y los gases, ciudades de ruído que devoran silencio, pueblos enteros víctimas del genocidio yanki, ¿quién oye sus gritos, quién paga por su sangre?. ¿Quiénes son lxs terroristas?, ¿lxs que día a día, se enriquecen a costa de la muerte y agonía de millones de seres de este planeta, humanxs y no-humanxs?, ¿o por el contrario hablamos de aquellxs que cansadxs de la asfixiante rutina impuesta, deciden aunque sea por unos instantes, sentirse vivxs de nuevo, descargando su ira contra vuestros jodidos templos del consumo?.

Decía Hal Becker, experto en ventas por teletienda en EE.UU. y gran orador de la religión del capitalismo, lo siguiente, en una entrevista concedida a Features Group en 1981:

"Conozco el secreto para hacer que el/la norteamericanx medix crea lo que yo quiera. Me basta con controlar la televisión. Pones algo en televisión y se convierte en real. Si el mundo de afuera de la tele contradice las imágenes, la gente empieza a intentar cambiar el mundo para que se parezca a lo que ve por la televisión".

Parece mentira, ¿a que sí?, tan pocas palabras para describir la realidad que padecemos. En fin, vivimos en un mundo dónde aparentar es más importante que ser y dónde tener, importa más que vivir. Un mundo gris y enfermizo que ha sido transformado en una gigantesca mesa de sacrificio en ofrenda a un falso Dios al que hemos llamado Dinero.

Pero aún así, no todxs estamos de acuerdo con cerrar el pico y quedarnos calentitxs en casita viendo el fútbol mientras el planeta llora sus últimas lágrimas. Si la subdelegación y demás organismos del Estado continúan especulando con nuestras vidas, nosotrxs seguiremos saboteando su paz social y haciendo añicos los escaparates de este espectáculo, sucedáneo de existencia, ilusiones robadas que recuperaremos a piedras y fuego.

Porque le pese a quién le pese, desalojos han sido disturbios. Nuestros sueños no se venden en grandes superficies. Volveréis a tener miedo a la oscuridad...

Comunicado extraído de Abordaxe (aquí), en galego, traduzco a castellano para quiénes no lo entendáis.

Rompiendo rutinas, bancos y paz social

Reivindicando sabotajes contra el desalojo de las Atochas.

En la noche del sábado 16, después de la manifestación contra el desalojo de la casa das Atochas, frustrada e impedida por un desproporcionado despliegue policial (15 grilleras de la Unidad de Intervención Policial, policía secreta y policía local) varios grupos de solidarixs atacamos con conciencia los símbolos del capitalismo y del Estado, como represalia por la obstaculización por parte de la delegación de gobierno de manifestarnos. Lanzamos clavos miguelitos para cubrir nuestra huída y recorrimos las calles del centro destrozando a martillazos cristaleras de Banco Pastor, Caixanova, Central Hispano... máximos exponentes de la crisis económica y social que nos ahoga.

Cuando llegaron las fuerzas del orden las recibimos con lanzamiento de cohetes pirotécnicos rompiendo la luna delantera de uno de los coches de policía. Cortamos la retaguardia haciendo barricadas con contenedores y demás mobiliario urbano. Además, la sede de hacienda de nuestra ciudad fue atacada con cócteles molotov.

Nuestra acción no sólo responde al desalojo de un centro social ahora convertido en ruinas sin vida después de 3 años de duro trabajo para que sí la tuviesen, sino que refleja nuestra rabia ante una sociedad cada día más excluyente y más inhumana. Es la válvula de escape a la presión del Capital, la jerarquía, el patriarcado, el racismo, la homofobia y demás cadenas que se interponen en nuestra libertad.

El odio que cada día regáis desde las alturas de vuestras instituciones corruptas germinará en una semilla de desobediencia y rebeldía que acabará con el mundo de miseria que habéis creado. La lucha nos da lo que el poder nos roba.

Ninguna agresión sin respuesta.
¡Desalojos son disturbios!

Fdo. Jodido grupo salvaje.


Letra:

Esconde la cara, no digas nada, en esa pared tú no has escrito nada,
¿y qué hay de esos bancos que están ardiendo?,
tus manos huelen a gasolina pero tú no, tú no los has incendiado,
ha sido su propio odio pues hay quién tiene demasiado,
y no quiere comprender que la vida si no la vives no es vida, es mentira,
y varixs seres han decidido hacerse con ella a golpes
cantan canciones y sonríen a la vez que destruyen,
y construyen otro mundo más necesario que imposible.

Hay quién se juega la vida y otrxs juegan a luchar,
hay quién defiende su sonrisa y la de lxs demás,
y quién de por sí no puede ver más allá.

Abre esa botella que la quiero vaciar
quiero llenarla de libertad
introducir en ella mi corazón
y lanzar, estallar, llenarlo todo de color

No quiero jugar... no quiero jugar... a la revolución... no quiero jugar
qué bonito sería cambiar el mundo con canciones bonitas,
lástima, sirve de poco, os espero donde el fuego sana pesadillas.