"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 13 de abril de 2011

Sobre las dos últimas acciones solidarias con lxs presxs del Caso Bombas y un breve resumen de la audiencia de ayer


Seguimiento anterior del caso en este mismo blog:
Más información:

- Barricadas y enfrentamientos entre encapuchadxs y policías en la universidad de Chile en Santiago de Chile.

Según informa la prensa, cerca del medio día de ayer martes 12 de Abril, en los exteriores del campus de Juan Gómez Millas, de la Universidad de Chile, ubicada en Santiago de Chile y mas concretamente en la intersección de las calles Ezequiel Fernández con Avenida de Grecia en la comuna de Nuñoa, un grupo de aproximadamente 50 jóvenes encapuchadxs prendieron fuego a barricadas cortando las calles.

Hasta allí se desplazaron efectivos de las Fuerzas Especiales de carabineros, que fueron recibidas con cócteles molotov y piedras, mientras que usaban camiones equipados con cañones de agua y gases lacrimógenos para intentar sofocar la protesta. Después de un rato, lxs manifestantes entraron en el edificio de la facultad, desde dónde continuaron arrojando cócteles molotov a la policía que finalmente consiguió penetrar en el edificio encontrando panfletos y una pancarta alusivos a la campaña solidaria con los compañeros y compañeras secuestradxs sin pruebas en el marco del montaje judicial conocido como Caso Bombas, que además, cumplieron ayer 51 días en huelga de hambre para exigir su juicio ya y su puesta en libertad, dada la inconsistencia de las pruebas presentadas por la fiscalía, sus numerosas contradicciones, el hecho de que haya quedado demostrado que algunos de sus "testigos" eran narcotraficantes que, declarando como testigos protegidos, se ganaron favores penitenciarios a cambio de contar las mentiras que el poder articuló con alevosía.

Lxs agentes encontraron en el edificio varios cócteles molotov preparados para ser encendidos pero no había rastro de lxs insurrectxs, por lo que no se han efectuado detenciones.

A causa de los ataques con bombas molotov, uno de lxs bastardxs al servicio del Capital se hizo pupa y resultó herido por quemaduras. Gajes del oficio, pobrecillo.

Podéis ver un par de vídeos de lo sucedido en canales de la prensa burguesa aquí y aquí.






Recordar que hace tan sólo unos días, el viernes 8 en la avenida de Grecia, una de las calles aledañas al lugar dónde se desarrollaron estos disturbios, un grupo de 30 activistas también cortaron la calle durante un período de aproximadamente 30 minutos con barricadas ardiendo, además de atacar con cócteles molotov a la patrulla de policía que se personó allí para luego dispersarse sin registrarse ninguna detención.

Cabe destacar que los medios de comunicación masivos, en un nuevo intento de desvirtuar al movimiento y vender una imagen del mismo distorsionada para que obedezca a sus demenciales estereotipos aseguraron que el bloque de activistas intimidó e incluso atacó a transeúntes. Esto es totalmente absurdo, dado que el objetivo del insurreccionalismo, como he comentado ya en innumerables ocasiones, no es dañar a la gente ni comernos a lxs niñxs. Este tipo de acciones descentralizadas e incendiarias tienen como único fin el desbaratar ese espectáculo de falsa paz y de falsa democracia que el Estado mantiene con carcelerxs, policía, cámaras y tecnología para el control social, consumo, drogas y mentiras en televisión. Ver si no los comunicados que individualidades anarquistas chilenas emitieron con motivo de aquel intolerable e injustificable ataque al residencial La Reina así como la reflexión que yo mismo escribí tras el suceso (info y reflexión personal del mismo caso aquí y comunicados de lxs compañerxs chilenxs aquí).

- Acción solidaria a 50 días de la huelga de hambre líquida de lxs compas

El día antes de los sucesos relatados más arriba, lunes 11, se cumplieron 50 días de huelga de hambre de lxs compañerxs secuestradxs el 14 de Agosto, que pronto cumplirán además 8 meses de prisión preventiva. ¿Os dáis cuenta de que hay violadores asquerosos que pasan en prisión menos tiempo cuando su culpabilidad sí ha sido demostrada?. Lo que hacen unas cuantas monedas en el bolsillo, parece mentira ¿eh?. Ojo, no defiendo la justicia burguesa ni para violadores ni para compañerxs, sólo era un apunte sobre el que creo conveniente reflexionar.

Lxs compañerxs han manifestado ya que su estado de salud es paupérrimo, perdiendo cada unx una media de entre 11 y 13 kilos de peso además de comenzar a padecer síntomas de anemia como arritmias, dolores musculares o mareos. A todo esto, obviamente, debemos sumarle el desgaste psicológico y la cotidiana tortura que derivan del denigrante y violento trato que reciben por cortesía de lxs carcelerxs.

Como muestra de apoyo y para recordarles que en esta guerra, ningún/a prisionerx del Estado estará jamás solx un grupo de compañerxs trepó hasta una señal de tránsito de varios metros de altura instalada en una concurrida avenida de Santiago de Chile y allí, colgaron lienzos con lemas que hacían referencia a la situación de lxs compas y pedían su libertad inmediata, así como el fin de la ley antiterrorista, producto de la dictadura títere del neoliberalismo yanki de Pinochet y heredada por esta supuesta democracia sin pluralidad ni igualdad, ni fratenidad ni libertad.

Lxs compañerxs se encadenaron a la estructura metálica de la señal y durante cerca de hora y media estuvieron gritando consignas por los presos y las presas y arrojando panfletos desde lo alto mientras en tierra firme, otro grupo de compañerxs repartía más panfletos e informaba a lxs curiosxs sobre el motivo de la acción-propaganda. Como era de esperar, no tardaron en hacer su aparición lxs sicarixs del Estado, que bajaron a lxs compas y detuvieron a un total de 18 personas, que tras pasar la noche en la comisaría, fueron enviados al día siguiente a un control de detenciones, dónde el juez del 8º juzgado de garantías declaró ilegales las detenciones y puso a todxs lxs compas en libertad.

Denunciar no obstante que mientras permanecían en comisaría en calidad de detenidas, varias compañeras fueron obligadas por agentes de policía a desnudarse antes y después de ser llevadas a los servicios asistenciales de salud para ser examinadas por descompensaciones físicas causadas por la acción, además de por el "amigable" trato recibido por lxs carabinerxs que efectuaron la detención.

Estos tratos de tortura y vejación sexista y denigrante son intolerables (y aunque como antiautoritarixs, nos importe una mierda su justicia, he de decir que son también ilegales) y no podemos dejarlos pasar por alto y menos, si vienen de este puñado de cobardes bastardxs que lo único que buscan es amedrentar e intimidar a las personas que muestren sin miedo su solidaridad con las víctimas de esta injusticia.





- Sobre la audiencia de ayer, martes día 12 de Abril.

Por un lado, afortunadamente ayer se ratificó la decisión adoptada por el tribunal el pasado jueves 7 conforme a la cual los compañeros presos en el módulo de castigo de máxima seguridad dónde el Estado les mantenía encerrados desde hace casi 8 meses serían trasladados a otro módulo de alta seguridad del mismo penal, la Cárcel de Alta Seguridad.

Dicho traslado debería ser confirmado en un máximo de 48 horas (a día de ayer martes 12).

Sin embargo, otrxs no tuvieron tanta suerte y Pablo Morales así como las compañeras Andrea Urzúa y Mónica Caballero, quienes habían solicitado una audiencia para la revisión de sus medidas cautelares, obtuvieron como respuesta que tendrán que seguir en prisión preventiva, ante la falta de nuevos antecedentes.

Se esperan más datos.

Desde aquí enviar un fuerte y solidario abrazo a todas las individualidades y células que día a día, seguís luchando por desordenar su perfecto orden social impuesto en cualquier parte del mundo y sobre todo, saludar a lxs compas chilenxs que seguís dando caña en las calles sin tregua ni descanso. ¡Que no se apague la llama!.

Porque la solidaridad está en todas partes. No entiende de idiomas, de razas, de sexos o de especie, su grito es universal, igual que nuestros sueños de libertad. Porque en esta guerra sin fin contra el presente, ningún/a presx de las demenciales fantasias del Estado está ni estará nunca solx y con piedras, fuego e ilusión, lucharemos por devolverles a la calle dónde codo con codo, somos mucho más que dos.

Nuestros sueños son sus pesadillas. Abajo los muros de todas las cárceles, ¡¡presxs anarquistas y antiautoritarixs del Caso Bombas a la calle!!.