"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 19 de abril de 2011

Más sabotajes en el Reino Unido

- Acciones en Nottingham

En las primeras horas del lunes (madrugada del domingo para el lunes) un grupo de compañeros y compañeras lleno de amor y odio decidió una vez más salir a las calles atacando dos puntos clave de la infraestructura de esta sociedad anti-personal.

Las antenas móviles de Bulwell y West Bridgford fueron incendiadas usando para ello unos neumáticos viejos que lxs propixs compas habían escondido en el lugar días antes, atados con varios paños impregnados de gasolina y un encendedor que dio comienzo al espectáculo.

Posteriormente, lxs compas usaron cuchillos, pintura y espuma expansiva para estropear dos coches y una furgoneta de la empresa G4. Los cuchillos rajaron las ruedas, la pintura manchó su carrocería y por último, la espuma expansiva selló los tubos de escape. Debido a la proximidad en la que se encontraban lxs conductorxs de dichos vehículos, la acción tuvo que ser lo más rápida posible.

En el comunicado dónde reivindican la acción, lxs compañerxs identifican esta como un nuevo abrazo al caos, una nueva llamada a la revuelta contra esta maldita pesadilla que aún insomnes, nos persigue. Si queremos destruir la opresión de este mundo, debemos empezar por abajo, cuestionando nosotrxs mismxs la realidad y actuando por cambiarla.

Un incendio, dos incendios, tres, cuatro, cinco. Hasta reducir a escombros este mundo enfermo.


- Incendiada una camioneta de la empresa Mittie

Compañerxs inglesxs decidieron también dar su voz en Stapple Hill, Bristol, a los rostros de tantxs niñxs, madres, padres, fusiladxs o sometidxs por la democracia y su demente obsesión por el progreso, quemando una camioneta de la empresa Mittie. Porque cada día que pasa, nuestro odio aumenta y el fino cristal que distorsiona la realidad para mantener la conformidad social empieza a astillarse. Por todo el mundo corren como la pólvora pequeñas acciones descentralizadas, una llamada al fuego que no tardará en dar su fruto.

- Ataque contra Shell HQ

El lunes, poco antes de la medianoche, otro grupo de agitadorxs anónimxs se dirigió con pintura a las oficinas de Shell en Duckmaster, Bolsover, dónde con pintura roja, negra y verde mancharon la fachada, puertas y ventanas del establecimiento.

Esta sencilla acción se realizó en solidaridad con las personas que en Irlanda luchan contra esta empresa, otra de las multinacionales que continúan devastando el planeta en nombre del beneficio y la mercancía.

¿Cuántas vidas, cuántas miradas y voces ahogadas por el dolor deben desvanecerse en el recuerdo de lxs Sin nada para darnos cuenta de que el problema no es la política, no es la guerra de Irak, no es la crisis. El problema es este sistema, esta realidad construída por y para los intereses de unxs pocxs bastardxs sin alma.

Shell es una empresa que ya ha causado demasiados desastres ecológicos pero que continúa, robándonos el planeta con el que soñamos, el que amamos. Shell presionó al gobierno nigeriano provocando el genocidio inhumano que este llevó a cabo contra la tribu de lxs Ijaw, en el delta del Níger. También ha financiado e impulsado verdaderas masacres contra la tribu Ogoni por oponerse a que esa petrolera devastase sus tierras, excusándose con falsas soluciones al cambio climático que sólo escondían intereses comerciales. Millones de cadáveres por defender su hogar del demente mercado Occidental.

Por eso, no debemos mostrar compasión alguna contra esxs bastardxs y sus estructuras. No es terrorismo destruir sus máquinas, no se puede violentar a un objeto. El sabotaje es sólo la manifestación más salvaje de la ira de lxs oprimidxs. Somos anarquistas y estamos enamoradxs de la naturaleza y de todxs lxs seres que la habitan. Este planeta no es nuestro, sólo somos otros pilar más en su equilibrio pero vuestro asqueroso progreso antropocentrista me produce náuseas. Por ello, no permitiremos que las insaciables bocas de la codicia hagan lo que les dé la gana con ríos, bosques y montañas. Quizás esta pequeña acción por sí sóla no haga el menor daño a Shell, global empresa de combustibles que tiene más dinero del que nosotrxs podremos imaginar jamás. No obstante, el objetivo era mandar una señal, una señal a todas esas almas en guerra que hay diseminadas por el mundo, para que sin miedo a las ruínas, causen daño a la multinacional, a la que nos ha robado la ilusión con su asqueroso espectáculo plastificado, contaminando nuestro hogar, volviéndonos engranajes de su maquinaria, la fría e indolente máquina que nos mantiene presxs. Jodamos sus cerraduras, pintemos sus muros, gritemos ante sus caras, demos color y calor a la noche con el fuego de las barricadas. Basta de esperar. Porque la revolución no es una especie de deidad que vaya a venir a salvarnos a todxs del terrible apocalipsis que conllevará el cada vez más irreversible colapso del capitalismo tecno-industrial. La revolución es un estado permanente, es hoy, es mañana, es siempre. Y va siendo hora de propagar la revuelta. Nuestros corazones siguen hambrientos de un sol distinto y recordamos a todxs lxs compañerxs muertxs o secuestradxs en los campos de exterminio del Capitalismo, sus cárceles dónde con ansiolíticos y palizas buscan la sumisión y destrucción del/de la individux. Nuestra solidaridad no tiene límite. Viva la anarquía. Muerte al Estado y a toda dominación.

Comunicado reivindicando esta acción aquí

Por la liberación animal, humana y de la tierra.
Petróleo es sangre y muerte.