"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 4 de abril de 2011

Continúa el proceso contra lxs sancionadxs por participar en la marcha a la cárcel de Teixeiro '09

Curioso giro en el desarrollo del procedimiento a las personas denunciadas por participar en la marcha solidaria pro-presxs a la cárcel de Teixeiro del pasado año 2009. Resulta que en el año 2009, la guarrada cerril (o guardia civil), no contenta con pinchar las ruedas a los coches de todxs lxs manifestantes (además de a varios automóviles estacionados al lado, pertenecientes algunos a carcelerxs o funcionarixs de la cárcel, ¡menudo chasco se llevaron cuando se enteraron!) decidió acusar a más de 40 personas de un presunto delito de desórdenes graves en la vía pública, desórdenes que obviamente, nunca se produjeron.

Algunas personas acusadas decidieron recurrir sus respectivas sanciones y como no podía ser de otro modo, los recursos fueron desestimados y la subdelegación de gobierno en A Coruña envía a doce de lxs compañerxs a contencioso administrativo. Paradójicamente, rebaja las multas de 500 eurazos a 300 a la par que retira los cargos a treinta de las personas que pringaron aquel día. Además, conviene subrayar que las personas que ya se han librado del multazo sin comerlo ni beberlo no fueron asaltadas por la benemérita en circunstancias distintas a las que envolvieron a las personas que sin embargo, sí se encuentran a espera del contencioso administrativo. Además, qué casualidad, se quedan pendientes de juicio los nombres que por así decirlo, le suenan más a lxs arquitectxs de la justicia burguesa y de todo el entramado de falsa ética seguido cual rebaño servilista por todx quisqui clase media que pretenda subir escalafones en esta mísera carrera de ratas en la que han convertido nuestras vidas.

Otro detalle a salientar es el hecho de que gran parte de las personas que luego pillaron multazo por esos supuestos desórdenes graves en la vía pública, ni siquiera fueron registradas físicamente sino que la guardia civil, en un nuevo alarde de competencia, les metió en el saco sólo con verlxs por allí, se ve que algunas caras os suenan, ¿eh hijxs de puta?. También señalar que algunas personas no fueron identificadas en la concentración sino en alguno de los numerosos controles de carreteras que la guardia civil estableció en la carretera que conduce a la prisión de Teixeiro. Es decir, que fueron acusadxs de desórdenes públicos graves cuando fueron identificadxs circulando con su coche, por favor, ¡esto es democracia y lo demás tonterías!. Sea como fuere, una vez más, la justicia del Capital se muestra "benevolente" y presenta unas actas falsas y manipuladas en las que se afirman una serie de falacias y falsas acusaciones de las cuales no consta ninguna prueba que vaya más allá de la palabra de cuatro payasxs con uniforme. Por poner unos ejemplos, algunas de las alegaciones que pretenden ratificar tan desproporcionada sanción son:

- Que cuando llegaron a los aledaños del edificio correspondiente a la cárcel de Teixeiro, los y las imputadxs quemaron una "réplica del mismo". Aquí sobran las palabras. La "réplica del mismo" era una simple maqueta de la cárcel hecha a partir de una caja de cartón y que no tenía otro objetivo que simbolizar nuestro odio visceral a todo el sistema penitenciario. Se quemó en una cuneta de la carretera sin hacer daño a nadie.

- Que algunas de las personas allí presentes, arrojaron bengalas. Bengalas de mano que sólo buscaban dar un poco de luz y colorido a la oscura y gélida noche, además de intentar conseguir que lxs presxs nos vieran, que venía siendo nuestro objetivo principal.

La próxima vez, quizás debamos prender fuego a la cárcel y arrojar las bengalas a lxs carcelerxs que salían de su turno (y que fueron llamadxs de todo menos guapxs por la gente que allí se encontraba, esperando a la grúa por culpa de que algún/a simpáticx agente de la autoridad no tenía nada mejor que hacer que rajar las ruedas). Así, al menos, tendréis motivos para multarnos. Medio sueldo de un mes por manifestarnos pacíficamente, se ve que a lxs que aplican este tipo de sanción, les sobra la pasta pero para el/la pobre, 500 pavos puede suponer quedarse sin zampar dos semanas.

En estas circunstancias, el próximo jueves 28 de Abril a la 13:00, me hago eco del llamamiento para hacer una concentración delante de la subdelegación del gobierno en A Coruña, con el objetivo de mostrar nuestra repulsa y rechazo a este hecho de carácter antidemocrático y represivo para unas personas que sin entrar en provocación o delito alguno, sólo intentaron mostrar su apoyo moral y su solidaridad a las personas presas, las personas excluídas por un sistema que enaltece "valores" como la falta de escrúpulos, el egoísmo, el abuso de autoridad, la violencia, la envidia, el odio o la competitividad al mismo tiempo que degrada y ningunea otros como el amor, la fraternidad, la solidaridad, el apoyo mutuo, la igualdad, la ilusión o la libertad. Un sistema que se sirve de nuestro miedo y lo usa en nuestra contra, para evitar que nos salgamos de su cauce. Los caminos de la legalidad son cada vez más estrechos y cada vez, son más las cosas ilegales, todo orquestado por sus medios de comunicación que nos mantienen como sumisxs gregarixs drogadxs con una felicidad artificial que nadie conoce. Si te manifiestas, multa. Si gritas por la calle, multa. Si organizas una charla en un centro social y el contenido de esta no le mola al político de turno, multa. Si pegas un cartel sin permiso, multa. Si, en definitiva, no eres un/a modelo perfecto del capital, ¡multa!. Todo esto tiene un objetivo y es el de alimentar cada vez más las insaciables arcas de su Estado a base de obligarnos a pagar por delitos que ellxs definen según sus necesidades y mientras tanto, las personas precarias que apenas tienen para llegar a fin de mes, pagando los caprichos del gran capital.  En un mundo así, la pobreza y la precariedad son consecuencias inherentes al violento orden social impuesto y ello trae muchas veces como consecuencias directas el robo o la delincuencia que si bien a veces son producto del capricho y la codicia (preguntad sino a lxs políticxs de este país), en la mayoría de los casos, son, por desgracia, la única salida para miles de personas que duermen en cajeros y viven entre contenedores, buscando algo que llevarse a la boca. Este sistema inhumano no perdona la desobediencia y toda su venganza se ve materializada en las cárceles, en esa alfombra roja debajo de la cual barrer a todo aquello que estorba dentro de su perfecta pesadilla Orwelliana, en la que las nuevas tecnologías desempeñan el papel del gran hermano y la neo-lengua, etiquetando y limitando el pensamiento, estigmatizando la diferencia y prohibiendo terminantemente la imaginación con el objetivo de lograr no sólo nuestra sumisión sino también el exterminio sistemático de toda diversidad latente en nosotros y nosotras, encajadxs como una pieza más de su maldito presente mercantilizado y alienado, un error estructural sin precedente al cual cada día que pasa, le cuesta más esconder las terribles consecuencias que acarreará la hecatombe de su inevitable colapso.

Recuerdo: El jueves 28 de Abril a la 13:00 de la tarde frente a la subdelegación del gobierno de A Coruña, concentración solidaria con las personas reprimidas y en repulsa por los últimos acontecimientos.

Y al día siguiente, aunque no guarde mucha relación con este caso, aprovecho para anunciar también que a las 12:00 de la mañana en los juzgados de A Coruña hay otra concentración convocada, en este caso, para mostrar nuestra solidaridad con lxs familiares y personas solidarias que fueron imputadas por delitos de "atentado contra la libertad de culto", tras haber participado en una protesta que interrumpió una misa de lxs putxs picolos que honraban a su patrona. La protesta tenía como objetivo exigir justicia y una reapertura de las investigaciones en relación a la muerte de Diego Viña, un jóven que falleció en circunstancias extrañas mientras se encontraba detenido en los calabozos de la guardia civil en Arteixo. Nunca se esclarecieron los detalles de su muerte y ahora, lxs familiares y amigxs que tanto han sufrido, se ven multadxs por lxs mismxs responsables de la muerte de Diego.

El día 21 de Septiembre de 2004, Diego es detenido tras una denuncia de su padre (ex-guarro cerril) por un supuesto delito de malos tratos en el ámbito familiar. La detención, ilegal al no existir indicio alguno de delito, lleva a Diego a los calabozos del cuartel de Arteixo dónde se le niega el derecho fundamental de ser asistido por un médico forense y trasladado a un centro sanitario en caso de ser necesario. Diego fallece ahorcado en los calabozos con unos pantalones utilizados a modo de soga. A esto se suman una serie de irregularidades y turbios sucesos como por ejemplo, el hecho de que los pantalones con los que Diego se ahorcó (o lo ahorcaron) desaparecieron porque, según reconoció el propio teniente del mencionado cuartel, fueron arrojados a la basura. ¿Cómo se puede arrojar así a la basura una prueba que quizás podría, tras ser analizada, descubrir si Diego se ahorcó o si por el contrario, fue asesinado?, ¿por qué justo en el periodo de tiempo que Diego pasó en el calabozo, se desconectaron todas las cámaras de seguridad?, ¿por qué el Estado no ha abierto boca acerca de esto?, ¿qué ha pasado allí?. ¡¡Queremos saber cómo ha muerto Diego Viña!!.

Por ello, gritamos, cada año más fuerte, sin tregua y sin dar un sólo paso atrás.
Porque ser pobre no es un delito, ¡es una consecuencia de vuestras leyes burguesas!.

Por la propagación de la ideas y prácticas contra el poder, por la extensión de la revuelta, por la destrucción de este mundo y la liberación total de todos y todas lxs individuxs que lo pueblan y disfrutan. Viva la anarquía, las prisiones esconden la miseria del sistema.

Podéis encontrar más información acerca de la marcha a Teixeiro del año 2009 en el marco de la cual se desencadenaron los sucesos relatados al comienzo aquí, en el blog de la revista Abordaxe, de dónde también he tomado la foto que sigue más abajo.

También podéis encontrar más info de la marcha a Teixeiro del pasado año 2010 en este mismo blog, aquíaquí y aquí.

Para más información del caso de Diego, os dejo la web de la Comisión de denuncia de Galiza (en galego).