"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Salónica, un anarquista burgalés en la contracumbre griega

¡Joder!, se me había ido por completo la olla con todo este asunto de la cumbre de Salónica la verdad. Con todo el ajetreo que levantan lxs de la CCF han eclipsado un poco el proceso que casi de manera paralela ha envuelto a los 4 últimos procesados por aquellas detenciones en la manifestación contra la cumbre de Salónica del 2003 y cuyo caso es sin duda digno de recoger. Bueno, bueno, un olvido lo tiene cualquiera, no me crucifiquéis jeje

Empecemos por el principio...

- Contexto anterior

Para poder informar de esto es necesario remontarse a los hechos que en el año 2003 envolvieron a la cumbre de ministrxs europexs celebrada en Salónica, coincidiendo con la presidencia europea de Grecia.

Integrada en el programa de la contracumbre que varios movimientos sociales habían organizado con el objetivo de abrir el debate social sobre una posible demolición de las estructuras sociales actuales y la reconstrucción entre todxs de posibles alternativas antiautoritarias al capitalismo voraz que nos imponen, el 21 de Junio de 2003 miles de activistas sociales de todo el mundo protagonizaron una multitudinaria manifestación anticapitalista que recorrió la ciudad griega para protestar contra la depredadora política neoliberal que lxs siervxs de la clase dominante articulaban reunidxs en una ciudad blindada para la ocasión. El único objetivo de esa cumbre consistía en ratificar y masificar el desarrollo de las diferentes políticas de desigualdad además de lavar la imagen del capitalismo internacional jugando por un día al juego de la democracia.

En esa protesta fueron detenidas de manera arbitraria un total de 60 personas bajo diferentes cargos aunque todas ellas fueron vejadas y torturadas con igual atrocidad en las dependencias en las que la policía griega las mantuvo secuestradas. 7 de esas personas fueron encarceladas durante 6 meses y entre ellas se encontraban 3 jóvenes griegos, Spyros Tsitsas, Michalis Traikapis y Dimitris Fliouras; Simon Chapman, un compañero anarquista inglés; Souleiman Dakduk, apodado Kastro, un refugiado político de origen sirio que vivía desde hacía años en la ciudad y dos compañeros de nacionalidad española. Uno de ellos era Carlos Martín, compi de Aranjuez que a pesar de haber sido detenido en el mismo contexto que el resto fue posteriormente acusado solo de delitos menores siendo juzgado ya en la primera parte del proceso. El otro, es Fernando, un compañero anarquista burgalés que fue encarcelado con el resto de manera arbitraria y sin pruebas bajo acusaciones confusas e incoherentes.

Durante su estancia en prisión, tanto Fernando como otros 4 compañeros mantuvieron una huelga de hambre que se prolongó 52 días y tenía como objetivo mostrar su rechazo enérgico al mantenimiento ilegal de su secuestro por el Estado griego y a esta iniciativa de los compas presos se sumó una acción solidaria global que mantuvo en jaque al poder fáctico durante una buena temporada con acciones internacionales que exigían la libertad de los 7 de Salónica.

Por todo el mundo comenzó a circular un vídeo que mostraba cómo la policía griega sustituía una mochila que efectivamente portaba Simón Chapman al ser detenido y de color azul, por otra negra que ellxs le colocaron al lado y que iba casualmente cargada de varios cócteles molotov, un hacha y un martillo, cargo por el cual fue detenido el compañero (posesión de explosivos y material de sabotaje) y que volvió más frecuentes las acciones solidarias, lo que sirvió de excusa para desatar una nueva oleada represiva a escala internacional paralela a la que ya ejercían en Grecia los mecanismos de seguridad del Estado. En Barcelona seis anarquistas fueron detenidxs el 16 de Septiembre del año 2003 acusadxs de haber participado en toda una serie de acciones y sabotajes solidarios con los compas de Salónica y su suerte no fue mucho mejor que la de los griegos, no obstante, la presión que ejercían las acciones solidarias terminaron obligando al Estado griego a poner en libertad a los 7 compañeros que mantenía ilegalmente secuestrados en sus cárceles en un desesperado intento de lavar su imagen y quedar bien delante de las altas esferas.


Parecía que todo había terminado pero siete años después de aquellos sucesos, los acusados vuelven al banquillo...

- Vuelve la pesadilla

El primer juicio concluyó con penas de delitos menores para la mayoría de procesadxs entre lxs que se contaba Carlos, el compañero de Aranjuez que fue puesto en libertad al no entrar sus delitos en penas de prisión. Sin embargo, el juicio posterior, celebrado en Mayo del 2008 a los 7 compañeros determinaron altas penas de prisión de entre cinco años y medio y ocho años y medio para 4 de ellos pero gracias a las apelaciones de la defensa que recurrieron para que se celebrase un nuevo juicio y los compis no tuviesen que ingresar mientras tanto en la cárcel, el juicio fue pospuesto hasta Septiembre del 2010 y en Septiembre quedó aplazado de nuevo hasta el pasado 18 de Enero de 2011 a causa de que uno de los acusados pendientes de ser procesado fue detenido de nuevo acusado de atracar un banco. Más info aquí (en inglés). Además, es necesario llegadxs a este punto remarcar la dureza que han adquirido las luchas anarquistas y antiautoritarias en Grecia en estos dos últimos años. Desde el asesinato a sangre fría de un joven anarquista de 16 años en el barrio de Exarchia en Diciembre del 2008, las cosas han cambiado de raíz. Se ha endurecido mucho más el instrumento estatal represivo y lxs activistas han vuelto la revuelta mucho más cruenta, enfocándola hacia un auténtico proyecto insurreccionalista que ha tomado forma en organizaciones como Lucha Revolucionaria o la Conspiración de Células de Fuego de cuyo juicio también os he venido informando estos días y que sigue en trámite. Por todo esto, ahora lxs presxs anarquistas en Grecia se cuentan por decenas y ultimamente, sirve de aguja para tejer el nuevo marco de insurreccionalismo global a cuyo llamamiento están respondiendo organizaciones de todo el mundo. Esto ha dificultado al aparato judicial el poder concluír de una vez el proceso de los 4 compañeros encausados por aquella contracumbre.

Durante estos años, la solidaridad ha estado muy presente tanto en Grecia como en el propio Estado español. En Burgos lxs compañerxs de Fernando no han cesado en su intento de visibilizar la injusticia que constituye la detención de su amigo y compañero y varias han sido las acciones. Manifestaciones en las que apenas ha habido presencia policial, un intento de okupación de la antigua sede del Diario de Burgos que fue reprimida con violencia por la policía efectuándose varias detenciones o el descuelgue de dos grandes pancartas en la fachada de la catedral además de intensificar la labor de actividades y charlas que han pretendido dar un punto de vista de lo sucedido en aquella manifestación distinto al que las empresas del sector de la información en las garras del poder vigente nos han brindado.






Así es todo, el pasado viernes 14 de Enero comenzó de nuevo el juicio contra los últimos 4 compas de Salónica. En la primera sesión, al igual que había pasado ya en Mayo del 2008, las declaraciones de la policía resultaron contradictorias llegando incluso a contrastar la versión de algunos agentes con la del resto de sus compañeros.

El lunes 17 tuvo lugar la segunda sesión con mucha tensión en el ambiente y un poco de retraso pues lxs abogadxs fueron avisadxs minutos antes del comienzo de la sesión gracias a que lxs agentes encargadxs de ello, muy amables y competentes, lxs llamaron a última hora motivo por el cual algunxs tardaron bastante en llegar. Los ánimos de los compañeros también se vieron alterados cuando a todxs lxs anarquistas solidarixs que se acercaron al juzgado a mostrar su apoyo a los procesados les fue terminantemente prohibida la entrada por un cordón policial dispuesto para tal fin por un juez de segunda instancia de lo civil (totalmente ajeno al caso) que lo ordenó como medida cautelar ante los continuos llamamientos a la solidaridad internacional que habían tenido lugar días antes, coincidiendo con el inicio del proceso de la CCF en la prisión de Koridallos.


Las contradicciones presentes en las nuevas declaraciones policiales sobre el caso de Simon Chapman además de una, por qué mentirnos, brillante actuación de lxs abogadxs, pusieron a la poli en tal situación de ridículo que incluso el jurado estalló en carcajadas en más de una ocasión puesto que ninguno de los agentes llamados a declarar pudo aclarar el engaño de la mochila con algo que no pudiese ser refutado hasta por un niño de 5 años. Ay agentes de la ley, la justicia y la ¿verdad?, ¡que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo!.

Destacar que en esta segunda sesión, mientras a todxs lxs compañerxs anarquistas que intentaron entrar a solidarizarse con los procesados se les prohibió nuevamente la entrada, todos los testigos policiales pudieron estar presentes durante la sesión íntegra, escuchando las declaraciones de otros y preparando su respuesta. Lástima que sean tan sumamente listos que ni así sean capaces de mentir sin quedar como auténticos gilipollas. Me explicaré.

Para empezar, recordar que ante la incapacidad para relacionar a Chapman con la mochila éste fue absuelto pero más adelante, intentando limpiar la mancha que el vídeo que os he dejado más arriba hizo en la reputación de la policía griega al circular por todo el mundo, fue posteriormente acusado de cargos que en un primer momento nadie había citado, apareciendo meses después más payasos en el circo de la injusticia. Y es que otra cosa no, pero el Estado y sus esbirros, tienen un mal perder que no veas. Tú déjalxs en pelotas y sin palabras en la boca que son capaces de cargarte hasta el asesinato de Kennedy con tal de que duermas en uno de sus hoteles con rejas.

Por otro lado, lxs abogadxs han denunciado ya que los policías que declararon parecían conocer detalles minúsculos y muy concretos que repetían con las mismas palabras que los que habían declarado años atrás pero sin embargo, al preguntarle por los hechos en los que dichos detalles se vieron envueltos, alegaban no recordarlo con exactitud o haberlo olvidado. Ésto ha llevado a lxs abogadxs de los compañeros a pensar que los policías se habían chapado al pie de la letra declaraciones anteriores, en un penoso intento de sacar a flote su pantomima judicial que yacía ya hundida desde hacía dos años.

Un buen ejemplo es cuando un policía, para intentar relacionar a Simon con el material incendiario de la mochila negra, aseguró que recordaba cómo Simón les lanzaba mientras iba encapuchado un cóctel molotov desde la acera pero al observar las declaraciones anteriores de otro compañero suyo acerca del mismo hecho, el jurado observó que éste había afirmado que Simon arrojó el artefacto explosivo desde el medio de la carretera. Otro ejemplo es que ambos policías coincidían en que Simon cayó de espaldas tras recibir un fuerte golpe de cuyo origen no parecían acordarse pero cuando fueron mostradas las fotos de la profunda brecha que las democráticas porras de la policía abrieron en su cabeza, el agente declarante afirmó no recordar aquella herida lo cual es bastante difícil dado el tamaño de la misma.

Estas y otras muchas situaciones similares han sido las protagonistas de la segunda jornada del proceso que habría continuado al día siguiente de no ser por una huelga de abogadxs enmarcada dentro de la huelga general que sacudió Grecia por octava vez en el 2010.

El martes 18 sin embargo hubo actividad en el juzgado y terminaron de declarar lxs testigxs policiales de Simon, Kastro y Fernando volviendo una vez más a dejar bien clara la coherencia de sus argumentos sin que "nadie" dudase por un sólo instante que la poli griega va siempre con la verdad por delante para que no se espanten ¿o era el burro?. Ante esta nueva jornada de mentiras de la cual obviaré ejemplos, se generó un nuevo clima de desconfianza hacia la versión policial incluso por parte del propio ministerio fiscal.

El lunes 24, tuvo lugar la cuarta sesión del procedimiento en la cual varios agentes declararon contra Mijalis poniéndose en evidencia por enésima vez. En esta ocasión, la policía afirmó que en el momento de su detención, Mijalis portaba una bolsa de deporte con cócteles molotov y varias máscaras antigas pero en la pausa que se dió tras su declaración, el jurado visionó unos vídeos cedidos por lxs abogadxs en los que se veía claramente no sólo que Mijalis no portaba mochila ni bolsa alguna sino que además, era reducido en el suelo y golpeado con violencia a pesar de que estaba ya esposado e inmovilizado. Ésto hizo perder más puntos todavía a la policía si es que le quedaba alguno.

También volvieron al vídeo donde se desmorona por completo el montaje policial de Simon Chapman y ésto desembocó en una situación muy curiosa. Ningún agente reconoció salir en las imágenes pero casualmente, días anteriores, todos habían afirmado que en ningún momento se habían separado del detenido y ésto nos lleva a un dilema. O los polis son invisibles, o aquí falla algo.

Se tensó un poco el ambiente cuando el jurado pidió enérgicamente a los policías "más seriedad en las respuestas" ante la tendencia de la policía a responder "no me acuerdo" a la gran mayoría de preguntas que la defensa les hacía.

Al mismo tiempo, cruzaban la puerta de los tribunales en dos carros de la compra, las pruebas solicitadas el primer día por lxs abogadxs de Fernando y dos irregularidades fueron observadas nada más llegar el material a su destino. La primera es que no estaban identificadas por ningún agente puesto que no llevaban señal que indicase su paso anterior por comisaría. La segunda es que tampoco se encontró una lista oficial y detallada que recogiese el contenido de las mismas, algo que es estrictamente necesario para que un determinado elemento sea aceptado como prueba pues de lo contrario, cualquier persona podría coger un cuchillo en su cocina y presentarlo como arma homicida en un caso de asesinato. Esto llevó a lxs abogadxs a pensar en un posible nuevo intento de las autoridades de engañar al tribunal con pruebas falsas. 

Aún así, lxs abogadxs buscaron durante aproximadamente media hora la famosa mochila negra que la policía afirmaba que era propiedad de Simon (a pesar de que el vídeo y sus contradictorias afirmaciones habían dejado ya más que clara la verdad) pero nada, ni rastro, no había mochila. Estrepitoso fracaso de la versión policial que se fue entre el tintineo del vidrio roto y las ruedas del carrito.

El martes 25 llegó el turno de lxs testigxs de la defensa y varias de las personas que acompañaban a los acusados en aquella manifestación del 21 de Junio del 2003 acudieron a la llamada. Numerosxs compañerxs y simpatizantes relataron de manera bastante clara y aportando referencias y hechos concretos los ataques de la policía con gases ilegales contra la masa, la represión y las detenciones arbitrarias.

Ha sido una verdadera bendición el testimonio de un catedrático de la universidad que durante la cumbre actuaba de responsable de lxs estudiantes que habían okupado sus centros de estudio como puntos de reunión así como a modo de plataformas donde desarrollar actividades auto-organizadas por ellxs como conferencias, charlas etc., todo ésto con el debido permiso de las autoridades de sus respectivas facultades.

El catedrático describió con total exactitud no sólo el ataque con gases de la policía contra las masas, causando numerosxs hospitalizadxs por respirar gas tóxico sino también cómo la policía violó totalmente el asilo universitario de lxs estudiantes, entrando en tromba y sin advertencia previa alguna en varios edificios del complejo universitario interrumpiendo actividades y desatando una fuerte represión la cual según opiniones del propio fiscal, volvían la violencia de lxs estudiantes como una resistencia que estaba más que justificada.

También ha afirmado que la policía le detuvo en el medio y medio de la revuelta que ellxs mismxs habían provocado como si se tratase de un radical más y que fue trasladado a dependencias policiales junto con otrxs. No obstante, afirmó que tras un par de llamadas del consejo de rectorxs de la universidad fue puesto en libertad y con este testimonio, demuestra la arbitrariedad con la que la policía reprimió los actos contra-cumbre convirtiendo lo que pretendía ser una serie de actos pacíficos en una batalla campal entre policía y activistas anarquistas que se saldó con muchxs heridxs en ambos bandos y varias detenciones, destrozos y pérdidas millonarias para varios comercios particulares. Como última frase dijo al jurado "podía haber sido yo mismo el que estuviera en el lugar de los acusados”.

Por último han declarado los acusados respondiendo a las preguntas que les hicieron el fiscal y lxs jueces/zas, añadiendo además su último alegato.

El último día tenía que haber sido el miércoles 26 pero ante una serie de irregularidades no ha dado tiempo y al final los 4 compas que quedaban por recibir sentencia se han tenido que esperar hasta el lunes 31, día en el cual tras las últimas declaraciones de los acusados y el veredicto final, los cuatro han sido condenados a seis meses de cárcel, pena que como ya la habían cumplido encontrándose en prisión preventiva antes del juicio, ha hecho que fuesen puestos por fin en libertad.

No hace falta decir que esta condena más que una condena en sí misma, lo que constituye es otro patético intento de los mecanismos represivos jurídico-policiales por lavarse las manos ante su responsabilidad directa de haber encarcelado durante seis meses a cuatro personas cuya inocencia era sabida desde un primer momento por los agentes que los detuvieron.

Si la justicia fuese justicia, los compañeros habrían sido absueltos y con la cabeza bien alta, el tribunal habría condenado a los verdaderos criminales de esta historia, la policía, los jueces, los fiscales y todo el organismo capitalista. Pero claro, el tribunal no puede equivocarse, ¡por Dios, hablamos de anarquistas!, ¿cómo va a ser un/a anarquista inocente?, ¿está usted majara?.

Salud y resistencia
Capitalismo asesino