"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 21 de febrero de 2011

Novedades del Caso Bombas

Más información:

Nota: Pese a que los dos comunicados de esta entrada ya los había publicado ayer, hoy he recibido más información y he decidido juntar todo en la misma entrada para no hacer dos entradas seguidas sobre el caso Bombas. Perdonad las molestias.

Comunicado escrito por lxs compañerxs anarquistas chilenxs en relación a lo sucedido el pasado día 17 en el mítin por la libertad de lxs compas.

El pasado jueves 17, cuando se cumplían 6 meses de la formalización de nuestrxs compañerxs, nos disponíamos a realizar un mitín informativo en la Plaza de Armas a las 20 hrs. Mientras unx de lxs compañerxs, que portaba materiales para el mitín (lienzo, megáfono y panfletos alusivos al montaje) esperaba que llegaran otras individualidades para realizar el mismo, y manteniendo guardado en mochilas dicho material, se le acerca uno de lxs asquerosxs efectivxs de carabineros. Dice que por órdenes (luego sabríamos que Dipolcar se encontraba dando dichas órdenes) debe comprobar la identidad de la persona y revisar el material que portaba en las mochilas. Al comprobar que portaba un lienzo, conducen alx compañerx al retén móvil de dicha plaza. Allí, ante la actitud insumisa de la persona, y, en realidad, el desconocimiento por parte de carabineros del motivo de inspección, y bajo gritos, deciden enviarlx a la 1ª comisaría. Allí extenderían el lienzo (acaso algunx carabinerx sepa leer y logre entender lo que significa "LIBERTAD A LXS PRESXS POLÍTICXS. FIN A LA LEY ANTITERRORISTA. Agrupación de familiares y amigxs de lxs detenidxs el 14 de Agosto"), y revisarían todo el material que portaba nuestrx compañerx, extrayendo algunos ejemplares de panfletos y fotografiando el lienzo. Sin poder hacer mucho más durante el control de identidad, y a la espera de que se presenten los encargados de (des)inteligencia que habrían ordenado el control, encuentran entre las pertenencias de elx compañerx un pito (marihuana). Este fue el motivo de que lx detuvieran acusándolx de porte de sustancias ilegales.

Lo que parecía quedaría en la tramitación de la detención por falta leve, cambia al hablar el cabo a cargo de la detención, Bernales, con un superior y éste ordenarle que informe de lo acontecido a las fiscalías centro norte y centro sur por la contingencia del "caso bombas", así como la decomisión de las pertenencias solidarias, haciéndolas llegar a la fiscalía centro-sur. Mientras tanto, se hicieron presentes algunxs compas solidarixs preguntando por elx imputadx y haciéndole llegar ánimos y alimentos. A otrxs compañerxs, sin embargo, que se presentaron en comisaría mientras se realizaba el control de identidad, se les negó la presencia de el/la compañerx que, en efecto, sí se encontraba en dependencias policiales.

El despreciable cabo vuelve de hablar con lxs fiscales que le ordenan, si se acepta voluntariamente, y "por las buenas", que acudan a la casa del/de la compañerx a inspeccionarla y revisarla, estando la persona presente, y decomisar todo lo que pueda ser de relevancia para el caso. Tras pensar el/la compañerx que todo material podría ser y, sin duda, sería utilizado en su contra y la de cualquiera de sus compañerxs, decide que sólo con una orden del juez podrá realizarse dicho intromisión y robo en la vida de esta persona y aquellxs con lxs que convive. Obviamente, ante la falta de pruebas de hechos delictivos no se logra emanar dicha orden. Acuden efectivos policiales a calcular el gramaje de la marihuana (difícil tarea...) y le consultan al/la retenidx si accede voluntariamente a que inspeccionen su casa por el tema de las drogas. Obviamente, se niega en rotundo. También preguntan si accede voluntariamente a entregar a la fiscalia el material que portaba para el mitín; ante la sorpresa de dicha consulta, el/la compañerx reitera que no quiere que la fiscalía le robe el material y tampoco accede. Mientras tanto, otras dos personas cercanas al/a la secuestradx acuden a la comisaría. A estas personas se les niega ver al/la detenidx, así como la información relativa a su detención y al tiempo estimado de la misma. También se les realiza un control de identidad bajo órdenes de infames personas allí presente que, a pesar de intentar pasar desapercibidas, suponemos son también de la Dipolcar. Horas más tarde se le realiza la constatación de lesiones (cuando carabineros ya había dicho a lxs compañerxs que lx esperaban en la puerta que se fueran, que no iba a salir en toda la noche, teniendo conocimiento de que no sería así) y se lx deja en "libertad" finalmente a las 5 a.m. del día viernes 18 de febrero. Lxs esbirrxs del autoritario y despreciable poder le informan que le llegará citación de la fiscalía norte por el porte de marihuana y de la fiscalía de San Miguel (donde se ubica el centro de tortura y exterminio en que fallecieron, bajo la mirada pasiva de sus carcelerxs, 81 rexs en diciembre del pasado año) por el material que portaba relativo al caso bombas.

Este es un llamado a estar atentxs a cada movimiento del vomitivo poder, sabiendo que, incluso sin hacer nada, todo su peso puede caer sobre cualquier compañerx.

Solidaridad sin límites ni fronteras ante los abusos del poder y la represión política y policial,

LIBERTAD INMEDIATA A LXS PRESXS DEL 14 DE AGOSTO
HASTA QUE NO KEDE EN PIE CÁRCEL, JAULA Y PRISIÓN ALGUNA.

Comunicado redactado por lxs compas chilenxs ante la nueva jornada del juicio para algunxs compas del Caso Bombas, programada para mañana, lunes día 21 de Febrero.

El próximo lunes 21 de febrero a las 14:00 horas tendrá lugar la audiencia de medidas cautelares de lxs imputadxs Mónica Caballero, Camilo Pérez, Rodolfo Retamales y Pablo Morales.

Esta audiencia tendrá lugar en los Tribunales de Justicia, los que se encuentran contiguos a los asquerosos centros de exterminio y tortura donde se encuentran aún encerradxs, entre otrxs muchxs, algunos de lxs compañerxs secuestradxs el 14 de Agosto del pasado año

Seguirán criminalizando y satanizando las ideas y prácticas de vida de LIBERTAD y SOLIDARIDAD, inventando nexos y ridículas pruebas que sólo demuestran la desesperación del Estado por seguir asustando a quienes no temen el enfrentarse a los actuales valores sociales, morales, políticos y económicos. Pero el miedo no es nuestro aliado, sobre todo sabiendo que en esta lucha NO ESTAMOS SOLXS

"La imagen mediática del "terrorista" actúa junto a la policía en defensa de la paz social. El ciudadano aplaude o se asusta, pero se mantiene siempre como ciudadano, es decir, como espectador." -Fragmento extraído del texto anarcoinsurreccionalista Ai Ferri Corti. (para leer aquí)

Abajo los muros de las prisiones, abajo el orden social que extermina toda individualidad
Libertad inmediata a lxs presxs del 14 de Agosto

Nuevas detenciones en el caso Bombas. Entra en juego un nuevo fiscal.

Resumiré un poco las nuevas informaciones relativas al caso Bombas.

La publicación "Mercurio" habla en su noticia (en este link) sobre las nuevas estrategias de un Estado que, desesperado, no encuentra ya la manera de sustentar las mentiras que representa este juicio, el cual define un montaje más que absurdo.

Desesperado por no poder encontrar más justificaciones para mantener a lxs compas del 14 de Agosto en prisión, ahora el Estado juega sus cartas con un as en la manga. 

Ha aparecido de la nada en el corrupto entramado del caso Bombas un nuevo fiscal, Héctor Barros, colaborador del cabecilla de la fiscalía general del Estado, Alejandro Peña en sus juicios contra el narcotráfico (en los cuales es bien conocida su parcialidad hacia lxs criminales que han sabido untarle bien el bolsillo). Este nuevo eslabón es un supuesto "experto en organizaciones ilícitas y crimen organizado" que no refleja sino la obsesión del Estado por dar algún soporte a su mentira de que lxs compañerxs detenidxs del caso Bombas pertenecen a un grupo terrorista constituído con un funcionamiento jerárquico y donde cada unx de ellxs jugaría un rol determinado (colaboradorxs económicxs, saboteadorxs que habrían colocado los artefactos en bancos y comisarías...) o en algunos casos, más de un papel (como la última de sus estrambóticas invenciones, en la que afirman que los que ellxs han definido como líderes de esa supuesta organización, habrían sido también lxs responsables de poner algunas bombas). 

Debemos estar atentxs puesto que esta nueva jugarreta de la fiscalia y el Estado/capital chileno pretende basarse en el criterio de un supuesto "experto" (al que los medios empresariales venderán sin duda por televisión como una eminencia en casos de crimen organizado, será porque siempre se forra a costa de lxs narcos a los que salva de dormir a la sombra) para legitimar el encierro, secuestro y paulatino asesinato de nuestrxs compañerxs pese a que hoy, 6 meses después de su arbitraria detención, no existe ni una sóla prueba verídica y sólida cuya conexión con ellxs haya sido correctamente demostrada. Ha habido casos de compañerxs (concretamente Camilo, Carlos, Andrea, Omar y Vinicio, además de Felipe a quién gracias a un hábil movimiento de ficha que la fiscalía hizo en el último momento, se quedó finalmente entre los sollozantes muros de la prisión) a lxs que les fue en un primer momento concedida la libertad provisional para ser semanas o días después, encerradxs de nuevo justificándose con el argumento de que se había demostrado su vinculación al inexistente grupo terrorista antes citado.

Además se ha extendido la noticia de que la policía prepara nuevas detenciones que podrían verse materializadas en cualquier momento. En este caso, lxs sospechosxs serían una serie de compañerxs que han sido presentadxs en la opinión pública como "antisistemas" que en los últimos días habrían sido responsables junto con otrxs no identificadxs de colocar artefactos explosivos en solidaridad con lxs ya encarceladxs, recurriendo una vez más a la falacia para estigmatizar y perseguir la solidaridad que lxs compas siguen demostrando en el exterior al mismo tiempo que crean un clima de terror entre la población, fortaleciendo su control social y quebrantando más y más derechos y libertades a aquellas personas que se niegan a abandonar sus sueños de amor y anarquía. 

Paralelamente, se han comenzado los trámites para la extradición de activistas antiautoritarixs extranjerxs que serán requeridxs a un juicio por encontrarse de algún modo conectadxs con el caso. Estxs serían Simone Tellaro y Nora Alexandra Rai, que se encuentran en Italia y el prófugo Diego Ríos, de Argentina. Todo indica a una posible vinculación con acciones de solidaridad en sus respectivos países o quizás apoyo moral o económico aunque de todas formas, no creo que al Estado de Chile donde la inocencia se compra a precio de mercado le haga falta un verdadero motivo para encerrar a un/a anarquista, siendo nuestra mera existencia, nuestra individualidad y nuestra insobornable forma de pensar la que temen e intentan exterminar por todos los medios a su alcance. 

Por otro lado, los equipos de ¿inteligencia? policiales se encuentran en alerta roja desde este último fin de semana por una serie de ataques explosivos con TNT de los cuales algunos han sido frustrados por equipos de operaciones especiales mientras que otros, han hecho estallar una vez los símbolos de su miseria como por ejemplo, el ataque contra los juzgados civiles del cual os hablaba en la anterior actualización sobre el caso. 

La policía cree que los ataques más recientes podrían tener relación con la audiencia del lunes en la que se revisará la prisión preventiva de lxs acusadxs Rodolfo Retamales, Pablo Morales, Mónica Caballero, Francisco Solar y Camilo Pérez. 

Como última novedad, citar la detención durante la noche del pasado jueves de una ciudadana de nacionalidad española que responde a las iniciales R.A.S., de 25 años, en la Plaza de Armas de Santiago de Chile con una cantidad indeterminada de sustancias estupefacientes (marihuana) y varios textos relativos al caso Bombas. Se desconoce por ahora su situación.

Ni un alma en guerra encerrada, ni una prisión en pié, ni un/a ladrón/a de sueños durmiendo tranquilx. 
Stop montajes judiciales.
Larga vida a la anarquía, presxs en guerra social a la calle.