"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 19 de febrero de 2011

La libertad del compañero Carlos Rivero revocada de nuevo.

El pasado miércoles 16 de Febrero tuvo lugar la apelación que realizó la fiscalía tras la nueva medida cautelar tomada en relación al compañero Carlos Rivero al cual le ha sido revocada su libertad.

Recuerdo que al compañero Carlos Rivero le había sido concedida la libertad el pasado jueves 3 de Febrero en una audiencia en la que tanto fiscal como jueces/zas coincidieron en que su implicación en el caso Bombas se reducía a simple apoyo económico a lxs compañerxs imputadxs por ley antiterrorista (siendo este un delito menor por el cual consideraron que ya había pagado al pasar 6 meses en prisión preventiva). Su única obligación era presentarse en una comisaría a dejar su firma semanalmene además de la prohibición expresa de abandonar el país hasta nuevo aviso además de presentarse junto al resto de compañerxs al juicio definitivo, el cual el ministerio fiscal sea dicho de paso se ha esforzado en aplazar más y más con el único fin de poder alargar cuanto les sea posible el secuestro ilegal de nuestrxs compañerxs en prisión preventiva.

A pesar de todo, la nueva farsa unida a toda la maquinaria mediática que allanaba el camino con más y más mentiras ha derivado en que nuestro compañero ha vuelto el pasado día 17 a la celda del campo de exterminio donde también continúan recluídxs muchxs de lxs secuestradxs por el Estado aquel fatídico 14 de Agosto.

Aprovechar para hacer una pequeña reflexión en lo que respecta a un problema del que poca gente parece haberse percatado. Muchos son los grupos anticapitalistas o antifascistas que continúan pidiendo justicia en los tribunales para sus enemigxs. Tras el asesinato en Madrid de Carlos Javier Palomino, muchxs fueron lxs compañerxs que exigían penas de prisión para su asesino, el militar neonazi Josué Estebanez de la Hija, de 27 años y miembro de Democracia Nacional Joven. También cuando tuvo lugar en Grecia el juicio contra el policía que asesinó a Alexandros Grigoropoulos, joven anarquista tiroteado a sangre fría tras ser sofocada una revuelta en la que había participado en Diciembre de 2008, numerosxs compañerxs se congregaron en los juzgados pidiendo una condena justa. Día a día se ve a grupos supuestamente antifascistas y anticapitalistas pedir la ilegalización del fascismo.

Pese a que comprendo sus motivos, no podría estar más en desacuerdo con ellxs. Cada ley que exigimos fortalece más el aparato represivo del Estado/Capital, que no dudará en tergiversar el contenido de esas leyes en el momento en el que este no se ajuste a sus intereses. Estamos alimentando al enemigo, pidiendo justicia a unos tribunales que trabajan para lxs injustxs. No tenemos nada que pedirles, el presente seguirá estallando y si sueltan a nuestrxs compañerxs, la guerra social no cesará porque esto no es una revuelta puntual, estamos construyendo la disidencia del mañana y por ello, considero contraproducente el colaboracionismo oportunista con las estructuras del Capital.

Exigimos penas de cárcel para nuestrxs enemigxs mientras pintarrajeamos las paredes con el tan prostituído lema de "Abajo los muros de las prisiones".

Por la destrucción del capitalismo, ninguna agresión sin respuesta, en guerra constante contra la Autoridad y sus falsxs críticxs. Libertad para lxs compañerxs del Caso Bombas. Stop montajes, stop mentiras y stop terrorismo de Estado. Alejandro Peña, tú eres el terrorista, ¡tú eres el narcotraficante!.

Larga vida a la anarquía, extendamos el virus de la revuelta.