"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Acerca de la protesta contra el carabinero que mató a Matías Catrileo


El pasado día 21 de Febrero tuvo lugar un acto para pedir justicia al Carabinero que asesinó de un disparo a nuestro compañero Matías Catrileo, en el transcurso de un intento de recuperar unas tierras que el gobierno chileno había robado al pueblo mapuche en el que Matías participaba junto con otrxs compañerxs.

La marcha comenzó a las 10:30 de la mañana en la plaza de armas de Coyhaique donde numerosas personas solidarias como miembrxs de la comunidad mapuche llegadxs desde Aysen o amigxs de Matías acompañaron a la familia Catrileo Quezada con pancartas y consignas hasta la Intendencia, donde leyeron un comunicado en el cual exigían un castigo para el asesino además de retar a este a dar la cara y demostrar si realmente es tan "heroíco" como lo pintan o si su valor de ley se reduce a disparar un arma de fuego contra un joven desarmado que sólo intentaba recuperar lo que le joda a quién le joda pertenece a su pueblo. La identidad, cultura e historia del pueblo mapuche son distintas a las del pueblo chileno y eso es un hecho que molesta a lxs bastardxs que se encuentran detrás de la actual etapa dentro del desarrollo del sistema capitalista tecno-industrial, conocida como globalización y que intenta, bajo un disfraz de progreso y "democratización" global (al estilo Occidental, por supuesto), exterminar la individualidad y cultura populares para fomentar e imponer su moderna cultura de consumo.

Discurso leído en la Intendencia:


DECLARACION

La familia Catrileo Quezada, encontrándose en Coyhaique declara lo siguiente:

Hemos venido a Coyhaique a encarar al asesino Walter Ramirez Inostroza, Carabinero de Chile, quien cobardemente disparó con una subametralladora UZI por la espalda a Matias Catrileo, hace más de 3 años.

El solo hecho de encontrarnos en el mismo lugar en que se encuentra escondido el asesino, gozando de LIBERTAD, trabajo, protección de la Institución y del Estado chileno, nos violenta profundamente, lo que aumenta nuestra fuerza y valor.

Junto con repudiar este hecho, exigimos la baja de Ramirez, le increpamos a que se atreva a darnos la cara y que se haga responsable de su crimen.


Si la justicia chilena no es capaz de castigar al asesino Walter Ramirez, nosotrxs nos encargaremos de que nunca más pueda vivir tranquilo.

¡Mientras no se haga justicia, habrá funa!. Familia Catrileo Quezada

Tras leer el comunicado, prosiguieron la marcha hasta la comisaría, donde increparon a varixs agentes exigiendo la destitución del carabinero asesino Walter Ramírez. Allí, fue entregada además la siguiente carta.

Coyhaique, 21 de febrero de 2010
Sr. General de Zona Aysén
Presente de nuestra consideración:

Somos lxs familiares del Weichafe Matías Catrileo y nos dirigimos a usted, para exigirle la destitución inmediata del Cabo Walter Ramírez, que fue condenado en segunda instancia por el asesinato de nuestro hermano hijo y pareja, Matías Catrileo.

El cabo Ramírez se desempeña en la Central de Comunicaciones (CENCO) de Coyhaique, y solicitamos su desvinculación de las filas de Carabineros por encontrarse procesado y condenado por delito que merece pena aflictiva, lo que no se condice con los valores que vuestra institución promueve.

Exigimos a usted haga valer las intenciones que públicamente ha manifestado el alto mando institucional de eliminar de sus filas a todos los funcionarios que han cometido delitos, que en el caso de Ramírez se probó su participación y responsabilidad directa en la muerte de Matias.

Como familiares repudiamos la actitud asumida por Carabineros de Chile de Proteger a un asesino.

Esperando pronta resolución,

ATTE. MONICA QUEZADA. MADRE, CATALINA CATRILEO. HERMANA, RAYEN PAILAHUAL. PAREJA
Tras entregar la carta y corear varias consignas, fue quemado un muñeco que parodiaba la figura de Walter Ramírez, un intento de dejarle bien claro que si el Estado no le impone un castigo, no tardaremos en hacerlo nosotrxs. No volverás a encender tu coche tranquilo hijo de puta.

Matías no te olvidamos ni a tu asesino tampoco.
Más allá de leyes y fronteras, se encuentran nuestra solidaridad y nuestra rabia.