"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 24 de enero de 2011

Suspenden un permiso penitenciario a uno de lxs detenidxs el 4-F por "antisistema".

Rodrigo es uno de lxs detenidxs el pasado 4 de Febrero de 2006 hace ahora casi 5 años, en una revuelta que tuvo lugar frente a una supuesta okupa (lxs activistas de diversas okupas de la ciudad desmintieron más tarde la relación de ese edificio con el movimiento) en Barcelona donde la policía había cerrado la calle donde se encontraba durante la celebración de una fiesta para intentar ponerle fin.

Rodrigo, que volvía de una fiesta en la casa particular de uno de sus amigxs, necesitaba cruzar la calle donde se encontraba la casa pero no para acceder a ella sino porque de otro modo, tendría que coger otro camino a su casa mucho más largo. La policía sin embargo le prohibía pasar asegurando que lo que él y sus amigxs querían era ir a la fiesta pero que el local ya estaba demasiado lleno y no entraría nadie más. Mientras Rodrigo intentaba razonar, un porrazo lo golpeó por la espalda en la cabeza y tras ésto, la policía nacional cargó contra sus amigxs y algunas personas que se encontraban en los exteriores de la casa. En el transcurso de este choque, un guardia urbano sufrió doble fractura craneal y quedó en estado vegetativo (cuando te columpias demasiado alto, debes tener en cuenta el golpe que te puedes dar si te caes). La primera versión que dió el hay-untamiento fue que la lesión fue a causa de un lanzamiento de una maceta que una persona no identificada habría arrojado por la ventana de la casa supuestamente okupada, alcanzando al guardia en todo el balón y de hecho, declaraciones de varixs testigxs así como del personal de la ambulancia ayudaron a que la investigación apuntase en ese sentido puesto que corroboraron dicha versión con su testimonio.

No obstante, meses después se cambió todo el tinglado y se atribuyó la responsabilidad de la lesión a unas personas que habrían sido detenidas en la calle. Por ésto y a pesar de que no existían pruebas de que lxs activistas fuesen culpables, tres de ellxs fueron sentenciadxs a penas de prisión tras ser torturadxs y sufrir malos tratos en dependencias policiales para que reconociesen unos hechos que ellxs no sólo negaban sino que negaban incluso el haber estado presentes en aquella fiesta.

En su informe "Sal en la herida: La impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos", Amnistía Internacional se hace eco de estas torturas en las páginas 47-49 además de otros casos de maltrato policial a detenidxs con tonos racistas, sexistas y discriminatorios. Podéis ojear el dossier haciendo click en este enlace. *

A Rodrigo le sentenciaron primero a 4 años de cárcel, pena que el Tribunal Supremo decidió alargar a 5 años sin motivo aparente. Después de cumplir dos años en libertad condicional tuvo que volver a la cárcel y ya lleva más de un año sin salir desde entonces.

Un parte falso por supuestamente no haber hecho su cama sirvió a lxs perrxs del Estado para que le fuesen negados los primeros permisos de fin de semana y ahora, a pesar de llevar ya más de tres de los cinco años que le clavaron de condena preso, le es negado el permiso para salir de la prisión a trabajar el día que ya tenía concedido previamente. La patética excusa usada por la juez que instruye su caso es que "se trata de un individuo con ideas antisistema en general y con una total falta de asunción delictiva, que en ningún momento de su trayectoria reconoció su actividad delictiva". 

Es que tener ideas contrarias a un sistema injusto y que aún por encima te mantiene encerrado sin motivo y sin pruebas de que seas culpable del muerto que te han cargado y sobre todo, no aceptar ese muerto como tuyo cuando de verdad no lo es, parece ser que ahora es motivo para endurecer más el ya injusto castigo que te pusieron previamente. Vamos... totalmente democrático y racional.

Por otro lado, aquí dejo foto de la máxima teórica de la ideología antisistema, una peligrosa unión de todo lo que molesta a la élite capitalista.


Más información en el boletín Tokata y también aquí

Libertad para lxs detenidxs del 4-F
Libertad para Rodrigo Lanza
Salud y revuelta. 

* Que no sirva de precedente mi referencia a un documento de Amnistía Internacional en este artículo pues a pesar de que he considerado éste completo y útil, he de expresar mi total descontento y rechazo a los estatutos y modus operandi de la organización por su carácter interclasista, reformista y estatista. No se puede apelar a la solidaridad y la tolerancia desde la postura de complicidad con un Estado que en su día a día ejerce represión y violencia constantemente pues ello constituye una mentira y una falsa lucha.