"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 4 de enero de 2011

Ésto NO es otra reflexión sobre la ley antitabaco.

Bueno, bueno, bueno, ¡madre del amor hermoso!, menuda se ha liado con ésto de la ley antitabaco ¿eh?. Hoy comentaban en un periódico que la ley antitabaco supera ya las 1000 denuncias de particulares mientras que algunos locales han sido escenario ya de encontronazos entre clientes fumadorxs y no-fumadorxs.

El más peliagudo ha sido quizás el que ha tenido lugar en un restaurante asador en Mérida, donde dos hermanos de apenas 20 años estaban fumando dentro del establecimiento, por lo que tres matrimonios de entre 30 y 34 años que se encontraban comiendo a su lado se quejaron al dueño, quién se apresuró a llamar la atención a los jóvenes quienes tras dar dos caladas más al cigarro, accedieron a apagarlo. No obstante, un cruce de palabras entre las personas que habían avisado al dueño y uno de los jóvenes terminó en una pelea entre ambos lados en la que el dueño del local, al intentar mediar y calmar los ánimos, fue agredido por uno de los jóvenes con una botella, abriéndole una brecha que necesitó 18 puntos de sutura.

En Marbella, por otro lado, un propietario de un bar que ya había manifestado previamente su negativa rotunda a cumplir la ley, ha asegurado que va a denunciar a dos agentes de policía por, según él, inoportunar a varixs clientes que fueron identificadxs por éstos al encontrarse fumando.

Madre mía, menudas liais por un pitillito. Ya podríais hacer lo mismo con los recortes sociales compis, ya sabéis, esas cosas que salen en la tele pero os dan igual, bajadas salariales, subida del IVA, subida de la edad de jubilación, esas cosas raras. En fin, me pregunto si ahora se pondrá de moda fumar para ser unxs desobedientes de la ley antitabaco. Me parto y me mondo.

Me gustaría mencionar también el marco de canibalismo social que se está generando y alimentando con todo ésto. Me parece patético ver como en un contexto de crisis como el actual, donde el teatro mediático que las élites orquestan  ya no esconde sus mentiras, las masas caen sin remedio en el juego del capital que utiliza estas leyes como un señuelo, un aparato para desviar la atención creando polémicas estructurales que alejen la atención de lo verdaderamente importante, la crisis y cómo los gobiernos mantienen la paz social distorsionando la realidad en beneficio de los siempre incuestionables intereses de bancos y grandes multinacionales.

Pensad que cuando os bajen los sueldos como lo hacen en Grecia, cuando recorten las becas universitarias en un 95% como hacen en Italia o cuando deporten a lxs inmigrantes como hacen en Francia, entonces, vuestro tabaco importará una mierda, seremos tan pobres que no tendréis ni siquiera para llevaros algo a la boca.

Toda esta falsa polémica responde sólo a unos intereses. 
LOS SUYOS.