"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 3 de enero de 2011

Razones para ser veg(etari)anxs

Especismo: El acto de discriminar, en mayor o menor medida, a lxs individuxs no-humanxs por pertenecer a otras especies, usando ésto como argumento para instrumentalizar sus vidas y naturalizar su explotación, sufrimiento o asesinato que son, por otro lado, totalmente innecesarios.

El ser humano justifica el asesinato y la explotación por un mero interés de especie. Un sabor egoísta, un complejo de imagen, un espectáculo de burla o la satisfacción del más cruel de los sadismos disfrazado de tradición por la cultura de masas, han despojado al ser humano de su conciencia y su ética y lo ha reducido a un simple maniquí indolente que no contento con esclavizar y pisotear a lxs suyxs para hacerse un sitio en esas altas esferas que la inmensa mayoría critica a la vez que ansía, necesita extender su rencor y su crueldad a aquellxs que ni siquiera pueden hablar para defenderse o para escoger su destino. El argumento es que no razonan y en base a ello, se establecen fronteras artificiales que limitan el derecho a algo tan elemental y básico como la vida.

Lxs animales no razonan, es cierto, pero ello no les despoja de su interés por seguir vivxs. A pesar de ser un simple instinto, cualquier animal, humanx o no, siente dolor y relaciona dicho impulso nervioso a una serie de realidades somáticas como es por ejemplo el hecho de recibir un mordisco de otrx animal o el roce de una planta venenosa. Además, todx animal intentará escapar de la muerte si es consciente de que su vida peligra. Ésto nos hace concluir que existe un interés que no es respetado y una vida que es arrancada sólo por nuestros caprichos. Por otro lado, dejar claro que al margen de existir o no una serie de intereses o instintos, el simple hecho de arrancar una vida a otrx individux pudiendo evitarlo y por el mero hecho de no pertenecer a nuestra especie, no es si no un acto claramente reprochable.

Además, si nos guiamos por esa regla de tres y aunque de buenas a primeras os pueda parecer chocante, también hay seres humanxs que por una grave deficiencia mental, no pueden razonar ni valerse por sí mismxs por lo que, si partimos de que exclavizáis a lxs animales porque no pueden razonar como una persona con sus capacidades a un nivel normal, ¿estáis justificando también la explotación de lxs disminuídxs psíquicxs?, ¿por qué lxs animales sí y ellxs no?. Antes de que me lluevan críticas e insultos por doquier, dejaré claro que la idea de discriminar a lxs disminuídxs por su condición me parece deleznable y terrible pero, ¡por éso soy vegetariano majxs!, ¿qué me decís?, ¿podéis decir lo mismo sin tener un cadáver en la boca (y no hablo metafóricamente)?.

Pero hablemos de caprichos. El ser humano no necesita hoy comer carne, es más, debido a una serie de mutaciones genómicas acaecidas en un momento dado de nuestra "evolución", el consumo de carne se ha vuelto hoy para nosotrxs algo incluso perjudicial puesto que nuestro intestino necesita mucho tiempo para evacuar la carne, tiempo durante el que ésta libera toxinas y agentes como el Benzopireno que provocan, a la larga, cáncer y otras enfermedades (en Galicia, del alto consumo de carne en época de matanza, derivan una serie de excesos que han hecho que aproximadamente el 70% de los casos de cáncer de colon vengan dados por ésto). Pero al margen del daño que pueda hacer, pues hoy vivimos en un mundo donde hasta el aire que respiramos es tóxico y el móvil del que tanta gente no se puede despegar provoca cáncer, hablemos de si podemos o no elegir. Hoy en día, a diferencia de la época de las cavernas, lxs seres humanxs podemos encontrar alternativas a la carne, el pescado, el huevo o la leche en productos puramente vegetales y cubrir sin mucho esfuerzo si nos preocupamos de complementar bien la dieta, todas las carencias que puedan surgir del no consumo de productos animales. También tenemos la cuestión de que la gente cae en las medias tintas de que consumir carne es ley de vida porque todxs lxs animales lo hacen. Todxs lxs animales responden a un instinto que como ya he dicho, lxs lleva a relacionar matar = comer = vivir versus no matar = no comer = morir, sin llegar siquiera a racionalizar esos conceptos. Nosotrxs en cambio, sí poseemos una capacidad de razonamiento suficiente para realizar asociaciones complejas y poder por tanto elegir si financiar o no circuitos de consumo que sólo viven de la explotación y el sufrimiento, dolor y angustia ajenos. Además, ¿no sustentáis la verdad de vuestra moral especista en base a esa supuesta superioridad?, ¿por qué renegáis entonces de ella cuando más os conviene?, ¿no es éso demagogia?, ¿no es éso mentiros a vosotrxs mismxs?.

Pero no hablemos sólo de comida, ¿qué os parece si ahora me permito criticar un poquillo al ocio?. Sí, sí, os hablo de todos esos espectáculos, los circos, por ejemplo. Cómo mola ver al león simpático saltar el aro ¿verdad?, ¿sabéis lo que se esconde detrás de esos payasos con látigo cuyos actos aplaudís?.

El encierro; Lxs animales de los circos viven confinadxs en jaulas muy pequeñas donde apenas pueden moverse. Ésto repercute en graves crisis que les enloquecen y lxs llevan a automutilarse o pelearse entre ellxs. En un vano intento de contener esta consecuencia, a lxs animales se les inyectan sustancias que intentan causar en ellxs un efecto tranquilizante pero que los destrozan pues el cuerpo de un león no está preparado para drogas creadas por el hombre. Muchxs nacen y mueren en cautividad, sin conocer la libertad, sin poder nadar o correr libres por el entorno que por derecho natural les corresponde. También podríamos hablar de la tortura y métodos coercitivos para lograr X reacción. Latigazos, golpes o descargas eléctricas son algunas de las cruentas dinámicas con las que se enseña a animales a realizar actos que aunque os puedan parecer divertidos, son para ellxs totalmente anómalos.

Hablemos de los ZOO, delfinarios, acuarios y demás lugares del gremio. La conservación de las especies les sirve de tapadera para transformar la escasez de ejemplares de una determinada especie en un negocio sin par basado en ilógicas cárceles de fauna que sólo reflejan la moralidad del/de la ser humanx modernx, es decir, la anteposición de sus intereses económicos u ociosos a los derechos más fundamentales de otrxs individuxs justificando ésto en pobres argumentos que se desmoronan por sí solos. Ningún ecosistema artificial, ningún termostato en una piscina ni ninguna luz ambiental podrán nunca recrear lo que es para un animal su hábitat. Pueden en cambio, enloquecer a lxs animales y causarles trastornos que deriven en violencia y que, igual que en los circos, los lleven a automutilarse e incluso a matarse entre ellxs. Hambre, torturas y un cruel final que consiste en soltarlos en sus hábitats después de mantenerlos encarceladxs toda su vida de modo que no saben valerse por sí mismxs, es lo que hay detrás de los muros.

Otro bonito tema a tratar es el de la utilización de lxs animales en experimentos para diversas industrias del sistema de consumo. Durante la ocupación nazi en Polonia, había un lugar situado a 52 kms. de Cracovia llamado Auschwitz donde lxs responsables de uno de los mayores genocidios de la historia, enviaron a trabajar a un hombre que dejó la negra mancha de su existencia en la memoria de millones de inocentes que sufrieron sus experimentos con lxs internxs del campo. Josef Mengele, conocido por practicar, entre otras cosas, vivisección o temperaturas extremas con prisionerxs judíxs, gitanxs o gemelxs.

Claro, la historia no perdona y ese malnacido fue condenado en Nüremberg y ejecutado por crímenes contra la humanidad aunque algunxs especulan que huyó a Argentina, donde dicen que vive todavía. La cuestión es que esta historia ha conmovido millones de corazones que, sin embargo, han naturalizado las mismas torturas con individuxs de otras especies. Hoy, grandes fábricas de armas prueban la capacidad destructiva de algunas en animales vivos a lxs que ametrallan o hacen explotar en pedazos, todo para alimentar la genocida industria que sirve de pilar maestro a este sistema y sus ejércitos de asesinxs imperialistas. También la mafia de la industria farmacéutica hace lo propio con sus productos. Animales sometidos a un insoportable dolor cuando sus cráneos son perforados en vida para conectar electrodos a sus cerebros que midan la respuesta de sus sistemas nerviosos al inyectar en su cuerpo sustancias tóxicas. Animales asesinadxs en masa y en silencio en los laboratorios de miles de farmacéuticas. Estas prácticas son comunes también en otros sectores como el cosmético donde corporaciones como Procter & Gambler, propietaria de filiales como Fairy, Pantene Pro-V, Herbal Essences o H&S entre muchas otras, testea en animales vivxs sus productos por ejemplo inyectando en sus ojos algunos ingredientes para saber hasta qué punto pueden éstos irritarlos.

Todas estas prácticas científicas eran necesarias hace varios años, donde era imposible una alternativa pero hoy, existen avances tecnológicos que permiten otros métodos de investigación que aunque más caros, no implican ningún sufrimiento innecesario como cultivos celulares o de tejidos, modelos por ordenador, epidemiología, sistemas fisio-químicos, observación clínica etc. Obviamente, el factor "más caros" no entra en los planes de las empresas de hoy, que prefieren exterminar animales inocentes para ahorrarse unas pelillas.

Hay otras industrias que experimentan con animales y quizás otra muy destacable sería la del tabaco que obliga a primates a fumar sin descanso durante días o incluso semanas para analizar el efecto de la nicotina y los tóxicos del cigarrillo en su organismo.

Existen numerosas marcas en todos los sectores que rechazan estas inhumanas prácticas, podéis encontrar una amplia lista de éstas además de información y listas de las macabras industrias que prefieren el genocidio de la empatía en oración al dios Dinero en esta web.

Otro caso es el de las peleteras. Éste en concreto me encanta por la variedad de argumentos que son utilizados por lxs consumidorxs (nula). Veamos. Me han llegado a decir que lxs seres humanxs, en la prehistoria, usaban pieles. Yo frente a ésto, barajo la hipótesis de que la persona que me habla es como el monje Ero, del cual cuenta la leyenda que tras construir el monasterio de Armenteira, cercano a donde vivo, se dedicó a la vida contemplativa y un día, salió a disfrutar del buen tiempo a la sombra de un árbol pero se quedó tan ensimismado por el canto de un pájaro que durmió durante 300 años. Pues bien, a ésto es a lo que me lleva ese argumento, a que la persona en cuestión se ha quedado dormida en alguna cueva y no sabe que hoy existen maravillas como la tela o los tejidos sintéticos que hacen que ya no necesitemos la piel de una criatura muerta para calentarnos o vestirnos. En fin, lo que hay que oír. Creo que no hace falta ni razonar el por qué la industria peletera es objeto de mi rabia. Resulta obvio hasta para las mentes más dormidas aunque desgraciadamente, ésto no hace que las mentes dormidas dejen de financiar la masacre al comprarse sus bufandas, abrigos, bolsos y zapatos.

Por cierto, incluyo al cuero pues mucha gente parece hacer excepciones porque claro, la piel de vaca es mejor porque la vaca se mata para comer y entonces al aprovechar la piel, no es lo mismo. Pero, es que no tenéis ni por qué matarla para comer, me da exactamente igual, es un asesinato sea para comer o no. Matar zorros para vestir zorras.

También mencionar a todo ese espectro de ecologismo y animalismo ortodoxo y moderno que, al parecer, ama a lxs animales pero se lxs come. No. No matas ni te comes a quienes amas. Disfrazar la indiferencia de falso amor o de falsa necesidad es sólo hipocresía, nada más. Antitaurinxs comiendo cerdo. ¿Qué diferencia a un cerdo de un toro de Lidia para comerxs a unxs y luchar por la salvación de otrxs?.

Y bueno, muchas otras formas de explotación animal sobre las que no me extenderé pues ésto es ya demasiado largo pero bueno, podríamos hablar de lxs perrxs de caza, de las peleas de gallos, de los cebos para la pesca y otras tantas cosas.

No obstante quiero hacer hincapié en las otras consecuencias de las dietas guays, sanas y divertidas que nos vende la publicidad de este espectáculo social. Os copiaré algo de mi anterior entrada sobre este tema si no os importa.


Cada segundo son generadas 125 toneladas de residuos procedentes de la industria cárnica. Sólo en el Estado español, 18.500.000 cerdos generan unos 45 millones de toneladas de purines contaminantes al año.

Más de la mitad del agua consumida en el mundo se emplea en la ganadería y regadío de tierras para obtener piensos. Para producir un kilo de carne son necesarios 20.000 litros de agua mientras que para un kg de trigo sólo harían falta 227 litros y para un kilo de arroz 454 litros.

La destrucción de la selva tropical avanza a un ritmo de 300.000 km cuadrados anuales como consecuencia de la necesidad de pastos para ganados.

De todas las materias primas y combustible fósil, mas de un tercio se destina a la cría de animales de abasto. La producción de una sóla hamburguesa gasta combustible equivalente al necesario para conducir un coche pequeño durante 32 km. o el agua necesaria para 17 duchas.

El 95% de la producción mundial de soja y el 44% de la de cereal se destina a consumo para ganado que luego irá a consumo humano. Al mismo tiempo, cada año fallecen entre 40 y 60 millones de personas de hambre, que podrían abastecerse comiendo el fruto de los cultivos pues una vaca come lo que diez personas pero diez personas no comen de una vaca.

Y como ésto, otras muchas cosas.¡Infórmate y hazte veganx!, porque la libertad comienza dentro.

Nuestros cuerpos no son cementerios andantes.
Con tu hábito egoísta financias cosas como ésta.
¿Os parece ésto ético o civilizado?, 
¿os parece normal seguir financiando algo así pudiendo evitarlo?.
Si la respuesta es afirmativa, entonces no tenéis corazón.