"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 14 de diciembre de 2010

La sociedad del espectáculo - Por Guy Debord


En esta pequeña joya que hoy os dejo en forma de película-documental, realizada por Guy Debord quién se inspiró en su propio libro homónimo aparecido en 1967, se aborda el tema del capitalismo de consumo, las maravillas de la sociedad moderna y los catastróficos efectos del ritmo de producción en la vida cotidiana de lxs individuxs. Mediante una sucesión de imágenes de películas de Hollywood, extractos de otras obras vanguardistas además de imágenes del archivo histórico como segmentos de la propia huelga salvaje de 1968 o simples imágenes de la vida diaria y mezclando ésto con música, se pretende evocar el espíritu de esperanza para con el final de la sociedad de clases y la civilización occidental y un mundo de situaciones donde la vida es sólo un juego, juego de niñxs que no quieren crecer, la esperanza de que cuando lleguemos a viejxs, contemplemos el camino de nuestra existencia con la misma sonrisa que regalamos a aquel primer balón de fútbol. Por otro lado, el propio Debord, a quién mucha gente considera como un genio tan nihilista, apasionado y revolucionario como estúpido e intratable por su para muchxs insoportable egolatría, definió su obra "La sociedad del espectáculo" como un texto que ni lxs mayores catedráticxs del mundo podrían comprender o descifrar, puesto que estaba escrito para ello.

Guy Debord fue un escritor, filósofo y cineasta francés activista del grupo radical Socialismo o barbarie y principal fundador e impulsador de la Internacional Situacionista. Su perspectiva del mundo moderno hizo socavón en los corazones de miles de jóvenes (incluído servidor) que aún hoy, contemplan la revolución no sólo como un vacío intento de acabar con la sociedad de clases sino también como un vehículo para destruir por completo el pensamiento ideológico contemporáneo del cual deriva la civilización occidental, la cual consideramos inhumana y gris, pues ha reducido cultura, arte y pensamiento a mercancías productivas que han pasado a ser, a su vez, mecanismos para alienar y controlar a la masa respondiendo su contenido en la mayor parte de los casos a lógicas de mercado. Además, abordaron de manera nunca vista lo que llamaban el problema de la "Recuperación", es decir, la adopción por parte de lxs responsables del sistema de ideas y luchas que tenían en sus comienzos un contenido subversivo para mediante la exposición vacía de éstas, deformar su carácter hasta volverlas inofensivas para su orden social dominante.  El movimiento situacionista aparece en base a la convergencia de planteamientos Marxistas con una serie de movimientos del espectro intelectual vanguardista como el Movimiento Internacional por una Bauhaus Imaginista o la Internacional Letrista y basaba su actividad en la creación de lo que ellxs llamaban "situaciones" y que describían como un "Momento de la vida construido concreta y deliberadamente para la organización colectiva de un ambiente unitario y de un juego de acontecimientos". 

De modo previo a la aparición de este movimiento en los años 50, ya se venían dando una serie de grupos radicales que llevaban a cabo pequeños Happenings que podemos contemplar como una forma de situación, como por ejemplo, cuando miembrxs de la Internacional Letrista colaron a Michel Mourre en el transcurso de una misa de pascua en la catedral de Notre Dame, quién se vistió de monje y tras encaramarse al atrio y tener todas las miradas católicas de París depositadas en él, leyó un panfleto en el que decía que Dios estaba muerto atribuyendo su asesinato a la iglesia y las religiones.

La Internacional Situacionista fue así mismo y junto con otros movimientos una de las principales instigadoras e impulsadoras de los sucesos que tuvieron lugar en mayo de 1968 en París, la que todavía hoy está considerada como la huelga general más grande de la historia. Además, grupos insurreccionalistas como la Brigada de la Cólera o el Movimiento Ibérico de Liberación se han visto claramente influenciados por ésta corriente. 

A pesar de que el miembro más conocido del grupo es Debord, no se debe olvidar a Raoul Vaneigem con  obras tan polémicas como "De la huelga salvaje a la autogestión generalizada" o "La revolución de la vida cotidiana", obra magna del activista y escritor en la que realiza su análisis de la repercusión de la mecánica del progreso y de la cotidianeidad capitalista dentro de las vidas de la gente además de analizar la re-definición del mundo moderno como una mercancía, esbozando alternativas tanto a nivel individual como colectivo a fin de manifestar su idea de que el principio de toda emancipación con respecto a las ataduras del sistema es la ruptura total e inmediata del/de la individux con los roles asignados y con la esquizofrenia del televisor y las caretas de feliz frustración para recuperar el control total sobre nuestras vidas. Varias fuentes afirman que cuando en 1968, el poderoso e influyente Sindicato de Escritorxs francés envió a Vaneigem una carta invitándole a afiliarse, él respondió con lo siguiente: "Pedazos de mierda, costras mohosas de letrina intelectual, putxs gilipollas, el olor de vuestra propia descomposición os debe haber afectado la cabeza para creer que un situacionista podría unirse a vuestra pandillita de mierda”Tampoco se debe olvidar a otrxs contemporánexs como Asger Jorn, quién tras disolverse la IS fundó con otrxs activistas el Instituto Escandinavo de Vandalismo Comparado.

Guy Debord se suicidó en 1994, dejando tras de sí una estela de amor y rabia que hoy mantiene vivos nuestros sueños, tantas veces acuchilladxs por aquellxs que no comprenden que para acabar con ellxs, nos basta la subversiva violencia que se esconde detrás de nuestras encapuchadas sonrsisas.



"Lxs que hablan de revolución y de lucha de clases sin referirse explícitamente a la vida cotidiana, sin comprender lo que hay de subversivo en el amor y de positivo en el rechazo de las obligaciones, tienen un cadáver en la boca." Raoul Vaneigem

NO TENGÁIS MIEDO A LAS RUINAS PUES DE TODXS ES SABIDO QUE EN EL ASFALTO NUNCA CRECERÁ UNA FLOR.