"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Fuertes disturbios y movilizaciones en Italia contra el gobierno de Berlusconi

En el marco de la votación en el parlamento acerca de si se impondría o no una moción de censura al fascista y racista gobierno de Silvio Berlusconni, se han sucedido varias manifestaciones y salvajes bloqueos que pretendían mostrar la más clara repulsa del pueblo para con un gobierno que entre tratos con la mafia, coacción de la libertad de expresión y unas políticas neoliberales al servicio de la clase alta han cabreado a más de unx.

Las protestas contra el ejecutivo de Berlusconi están siendo protagonizadas por centenas de miles de personas y son vehículo para reivindicaciones de todo tipo. Lxs ciudadanxs de Terzigno, Chiaiano y Giugliano apelaban a la responsabilidad de un gobierno que continúa "propinándoles vertederos e incineradores como única solución para el problema de la emergencia basura". Lxs habitantes de L'aquila protestan a su vez por los escombros de democracia que tras sufrir el terremoto de hace un año, les ha quedado, siendo objetos de la desfachatez de un gobierno que vende triunfalismos y solidarios proyectos de reconstrucción donde sólo albergan intereses especulativos. Lxs estudiantes, luchan contra la reforma Gemini, que precariza la universidad, la privatiza, la transforma en una empresa y la empobrece intelectualmente, poniendo otro derecho más en manos de los grandes mercados, es más, transformando la propia universidad en otro de dichos mercados. También se han visto manifestaciones de colectivos inmigrantes hartos de la racista política de Berlusconni contra la inmigración. El sindicato del FIOM se movilizó para mostrar su solidaridad con todas las causas, pr el estudio gratuito para todxs, el fin de la precariedad que afecta a miles de personas o la fuerte explotación de hombres y mujeres por un gobierno que ha desmantelado la cancelación del convenio colectivo y la legislación del trabajo. Además, sectores de la izquierda extraparlamentaria y colectivos anarquistas se organizaron en un bloque negro como los ya vistos en cumbres del G-20 o la OTAN como Toronto, Génova o Strasburgo.

Un gran número de personas se movilizaron de modo pacífico en lo que llamaron el "Book block" (bloque de libros) que enmascaradxs con satíricas máscaras como la usada por el protagonista de V de Vendetta además de máscaras que pretendían representar a Berlusconi, Hockey y otrxs, recorrieron las calles de Roma usando simbólicamente libros como escudo, entre los que se podían ver obras de Marx, Vaneigem, George Orwell, Dante o Cervantes. En la pancarta, el lema "¡La cultura tiene que defenderse!". Se han podido ver así mismo pancartas con el dibujo de la cara del protagonista de V de Vendetta en las que ponía "Que se vayan todos a casa" además de carteles en los que se llamaba a lxs responsables del Estado italiano "ladronxs, racistas, mafiosxs y fascistas". Este bloque portaba también dos pancartas, en una de ellas, la caricatura del primer ministro Francés, Griego, Inglés e Italiano con la frase "La vieja Europa" y otra en la que podíamos leer "La nueva Europa - ¡No queremos recortes a la educación!" acompañado de dibujos que representaban las revueltas estudiantiles.

Otras manifestaciones se vieron enfrascadas en violentos sucesos cuando lxs manifestantes arrojaron piedras, botes de humo y pintura contra la sede de la cámara alta del Senado y la policía cargó contra ellxs de forma totalmente desproporcionada. Lxs activistas intentaron traspasar el cordón policial sito en torno al palacio Maldama y se sucedieron varios enfrentamientos que se saldaron con varixs estudiantes detenidxs y/o algunxs estudiantes y agentes heridxs. Por otro lado, la policía protagonizó también altercados con una serie de periodistas que grababan los acontecimientos.

Tras esta carga policial, lxs manifestantes se dispersaron en grupos más pequeños por otras calles mientras en el edificio de la cámara alta se cerraron todas las puertas, comunicando a lxs senadorxs que por razones de seguridad no podían salir del lugar.


En las inmediaciones del palacio Montecitorio, sede de la cámara de lxs diputadxs, se han producido también encontronazos entre policía y un grupo de estudiantes que protestaban por la fascista reforma universitaria propuesta por el ejecutivo italiano. 

Después de conocer el resultado final de las votaciones, lxs manifestantes avanzaron por Plaza del Popolo donde avanzaron por Via del Corso hasta la presidencia del gobierno, donde tras impedir violentamente la policía su entrada al edificio levantaron barricadas con contenedores ardiendo y se enfrentaron duramente a la policía, destruyendo por completo una de sus furgonetas además de destrozar varios cristales de entidades bancarias. También se arrojaron objetos contra la residencia del primer ministro.

Además de estas acciones, el germen de la revuelta se extendió por toda Italia, con acciones como la okupación del aeropuerto de Palermo, paralizando durante varias horas su actividad o la irrupción de un grupo de jóvenes en la bolsa de Milán donde gritaron consignas en pro de una economía más social frente al modelo capitalista de la Europa del capital y arrojaron varios montones de octavillas en los que acusaban a lxs inversorxs de terroristas, ladronxs, mafiosxs y asesinxs. También se atacó la sede del Banco en Corso Venezia, así como el banco Mediolanum (banco propiedad de la familia de Berlusconi) en la Via S. Damian y el grupo de Milán de la PDL en Viale lema Monza. En la universidad pública más insigne de Roma se han concentrado también un gran número de estudiantes e investigadorxs llegadxs desde el norte del país con la pancarta "Vamos a resistir un minuto más que vosotrxs".

A pesar de que las acciones callejeras se han silenciado un poco desde ayer, todavía se mantiene la actitud de protesta en numerosas facultades italianas que permanecen okupadas y donde se realizan asambleas continuas en las que se trata el tema de la precarización y privatización de la universidad además de servir de plataforma para numerosos colectivos simpatizantes que actúan en otros ámbitos. Portavoces de la Unión de universitarxs declara que lo hacen "para censurar desde abajo a un gobierno incapaz y muerto". Varias universidades han aparecido forradas con carteles como el aparecido en la facultad de medicina de Sapienza con el lema "Medicina está pre-okupada".

Dicen que no importan los resultados y que ganar es ganar. Berlusconni lo ha hecho. El cómo, es digno de contar. El primer ministro ha encontrado respaldo en el parlamento frente a la moción de censura presentada contra él por Italia de los Valores (IdV) y el Partido Democrático (PD) a finales de Noviembre. No obstante, ganó tan sólo por tres votos de diferencia, algo que entrará en los libros de historia junto con cinco nombres propios, los de lxs diputadxs tránsfugas, Domenico Scilipoti, Massimo Calearo y Bruno Cesario que abandonaron sus respectivos partidos para formar un movimiento conocido como Grupo de la responsabilidad con el que cambiar su chaquetita de demócratas "de izquierdas" por la del Berlusconismo. No olvidemos el nombre de las dos arrepentidas de Futuro y Libertad (Fli), Maria Grazia Siliquini y Catia Polidori, que en último momento decidieron venderse y mostrar su apoyo a Berlusconni dejando en ridículo a GianFraco Fini, líder de su partido. Gracias por perpetuar la dictadura en Italia majxs, sois unxs demócratas de las que Silvio estará gratamente orgulloso, ¿qué os ha ofrecido?, ¿cuánto vale vuestra dignidad?. Sois patéticxs.

La cámara baja se llenó de insultos cuando las acusaciones acerca de la compra-venta de votos comenzaron a cruzar la instancia y lxs diputadxs del Poppolo Della Liberta intercambiaban sonrisas cómplices. El líder de Italia de los Valores sabía muy bien lo que hacía cuando denunció a Berlusconi de trampear las votaciones, presionando y sobornando a diputadxs de la oposición. Y es que ya no se puede confiar en los partidos de derecha liberal.

Lxs tránsfugas Scilipoti y Cesario eran de izquierdas hasta el jueves cuando de un momento a otro, se declararon "responsables" y pegaron junto con el decisivo Sr. Calearo un bandazo ideológico.

Luego podemos hablar de Siliquinni y Polidori quienes tiraron sus principios al cubo de la corrupción al votar a favor, desatando los aplausos de lxs fieles a Il Cavaliere. La primera alegó cuando le preguntaron por su repentino cambio que "No quería votar con la oposición" y la segunda que había recibido "presiones y amenazas" por parte de lxs Finnianxs. ¿Estás segura de que esos soborn... digoo, presiones, no venían de otro lado guapa?. Cuando todo terminó, las dos diputadas que se habían declarado tantas veces en contra del PdL, anunciaron su vuelta al partido mientras que los otros tres, se reunían en privado con el primer ministro en su despacho. ¿Sospechoso?.

Entre medias se vio desfilar a tres diputadas, Giulia Cosenza, Giulia Bongiorno y Federica Mogherini, del Fli y del Pd, que están a punto de dar a luz y fueron al Parlamento en ambulancia y silla de ruedas. Y se perdió la vista a otro finiano, Silviano Moffa, que directamente se olvidó de votar.

De este modo, Finn se convirtió en objeto de la burla del PdL y la Liga Norte, que corearon a viva voz "Dimite gilipollas", humillándole delante de todo el parlamento.

No obstante, se lo tomó con filosofía y encendió un pitillo, vicio que había dejado desde hacía ya más de un año. Mal momento para dejar de fumar.

De este modo, Italia continúa condenada a la quimera del fascismo democrático. Berlusconni repartía besos y abrazos entre sus nuevxs y corruptos socios (y billetes) y en la calle, centenares de miles de personas seguían clamando por el fin de la élite capitalista. No obstante, ni el mercado de votos ni las mentiras de los medios esconden la realidad, la realidad de una democracia cercenada por su gobierno y de una oposición creciente que amenaza sus esquemas de injusticia, racismo y bienestar a la venta en el mercado de la mafia.

INOLTRA INDESIRATE!!