"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 30 de diciembre de 2010

El Unabomber o la venganza de la naturaleza

Theodore Kaczynski nace en Chicago, Illinois, el 22 de Mayo de 1942 en una familia de clase media de polacoamericanxs. Estudió en el colegio de educación elemental Sherman de Chicago hasta que terminó cuarto grado, pasando luego a otro llamado Evergreen Park Center para cursar hasta octavo.

En quinto grado, Theodore alcanzó la increíble cifra de 167 en un test de inteligencia, lo que hizo fuese directamente pasado a séptimo sin necesidad de cursar sexto. Ésto, según reconoce él mismo, marcó su existencia ya que desde niño Theodore sentía verdadero terror ante los edificios altos y las grandes multitudes además de ser especialmente reservado con lxs otrxs niñxs con quienes le costaba mucho relacionarse. Por causa de ésto, su madre llegó a plantearse el inscribirlo en un estudio sobre el síndrome de Asperger aunque finalmente decidió no hacerlo. El carácter de Theodore hizo que séptimo grado fuese para él un verdadero martirio, siendo objeto de burlas y abusos tanto psíquicos como físicos por parte de sus compañerxs que lo acusaban de empollón y se metían con él diciéndole que no tenía edad para estar en su clase.

Una vez terminó octavo, Theodore fue al Evergreen Park Community High School donde realizó sus estudios de bachillerato pero se saltó también séptimo grado debido a que sus conocimientos desbordaban con creces los contenidos del curso. A pesar de la dificultad de algunxs de sus compañerxs por aprobar, el trabajo académico realizado por Theodore hizo que fuesen necesarias clases más avanzadas para él, no obstante, no tardó en acostumbrarse también al ritmo de éstas lo que le permitió realizar un curso de inglés durante el verano y terminar de ese modo el bachillerato dos años antes de lo habitual.

Ante semejante portento, comenzaron a llover las invitaciones para ingresar en las universidades más prestigiosas del país, decantándose finalmente por Harvard donde realizó la carrera de matemáticas alcanzando una nota media final de 98'9%. Durante su estancia en Harvard, Theodore participa voluntariamente para mejorar todavía más sus ya espectaculares notas en varios estudios. Uno de los más significativos fue el desarrollado por el Dr. Henry Murray.

Subvencionado por la CIA, el proyecto que llevaba a cabo el Dr. Murray, conocido como MK Ultra, consistía en que a lxs estudiantes, tras comunicarles que tendrían que discutir con sus compañerxs sobre filosofía, eran introducidxs en una sala a oscuras iluminada sólo por dos potentes focos frente a los que se encontraba una silla a la que lxs estudiantes eran atadxs. Tras encontrarse atadxs y cegadxs por los focos, se les conectaban unos electrodos que monitorizaban la respuesta de su cerebro mientras en la sombra que quedaba detrás de los focos, un/a individux que no podían identificar les insultaba sin parar durante varios minutos mientras una cámara filmaba la escena y grababa también un registro de audio. Al concluir la prueba, cada sujetx tenía que contemplar su propio caso, para intentar entender el por qué de sus reacciones frente a algo así. Muchxs creen que ésto repercutió gravemente en el futuro de Theodore de quién aseguran que era emocionalmente estable antes del estudio, desarrollando después una fuerte aversión a las tecnologías de control mental así como varios problemas de inestabilidad emocional.

Tras graduarse en la universidad de Harvard en 1962, ingresa ipso facto en la de Michigan con el objetivo de obtener un máster y un doctorado en matemáticas. Kaczynski se especializó en geometria y culminó triunfante su carrera con una tesis doctoral con la que resolvió en cuestión de meses el problema matemático que había mantenido en jaque a su profesor, George Piranian, desde que intentó resolverlo por primera vez. Piranian incluyó en sus notas de fin de año sobre Theodore que "No es suficiente decir que era listo" mientras que otro profesor, Maxwell Reade, retirado miembro del comité de disertación de Kaczynski dijo que "Es posible que únicamente unas 10 o 12 personas en todo el país la entendieran o la aprecien". En 1967, Theodore ganó un premio de 100$ al ser elegida su tesis como la mejor tesis anual de la universidad y durante su etapa de graduado en Michigan participó en la National Science Foundation y dió clases a estudiantes no licenciadxs durante tres años. Además, publicó tres artículos sobre su disertación en varias revistas de ciencias y cuatro más después de abandonar la universidad.

Kaczynski logra en otoño de ese mismo año el puesto de Assistant professor, equivalente estadounidense al cargo de profesor ayudante doctor pero dimite sin motivo aparente en 1969, a la edad de 26 años. Sus profesores, que califican la decisión de inesperada, reconocen que dadas sus extraordinarias notas y su brillante tesis,Theodore no habría encontrado ninguna dificultad para convertirse en un miembro Senyor de la facultad.

Pero su punto de vista acerca del futuro distanciaba mucho de esas expectativas. En verano de 1969 se mudó a la pequeña residencia de sus padres con quienes vivió durante dos años aproximadamente, periodo tras el cual se instaló en una cabaña de madera construída por él mismo en medio de un frondoso bosque de Lincoln, en Montana donde llevó una vida sin dinero, ni luz, ni agua corriente, viviendo de la caza y la recolección y haciendo pequeños trabajos ocasionales con los que consiguió dinero para comprar el terreno, ayudado por el apoyo económico de sus padres. Theodore, que durante su estancia en la cabaña había estado aprendiendo técnicas de supervivencia así como estudiando a fondo las consecuencias derivadas de la sociedad moderna, comenzó tras ésto y sin avisar a nadie, una campaña de atentados explosivos contra una serie de objetivos.

Su primera carta bomba, de una fabricación y diseño muy primitivos que Kaczynski había construído con materiales caseros, fue enviada a finales de Mayo de 1978 al profesor Buckley Crist, que enseñaba ingeniería de materiales en la universidad de Northwestern. El paquete apareció abandonado en un aparcamiento de Illinois y reenviado a su remitente, a quien Theodore había identificado como su objetivo. Cuando el paquete llegó por fin a su destinatario, éste se percató de que la letra que indicaba el remitente no era suya y un poco escamado, pidió al guardia de seguridad del campus que abriese el paquete por él, aceptando éste y abriendo el paquete que explotó al instante. A pesar de que el paquete no mató al guardia, le causó graves daños en la mano izquierda que hicieron necesaria una intervención quirúrgica.

A su primera bomba la siguió una serie de ataques contra varixs agentes de aerolíneas y en 1979 colocó un artefacto explosivo en medio del equipaje que transportaba el avión Boeing 727 correspondiente al vuelo American Airlines Flight 444 que volaba de Chicago a Washington D.C. No obstante y a pesar de que las autoridades dijeron después que la potencia de este explosivo era suficiente como para volar el aparato en pedazos, un fallo técnico en el mecanismo del temporizador hizo que la bomba empezase a echar humo lo que obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia siendo atentidxs muchxs de lxs pasajerxs y del personal de vuelo por inhalación de gases. Este fue su segundo ataque frustrado.

Dado que atentar contra un avión es un delito federal, el FBI comenzó a investigar a Theodore a quién la propia agencia bautizó con el sobrenombre de Unabomber (UNiversity Airlines BOMBER, bombardero de universidades y aerolíneas), apodo con el que se hizo famoso a pesar de que también fue conocido como "Junkyard Bomber" (Bombardero de la chatarrería, en alusión a la clase de material utilizado para construir sus artefactos). En 1980 el agente en jefe John Douglas emitió un perfil psicológico del terrorista que aunque aportaba muy pocos datos relevantes, lo identificaba como un individux de inteligencia muy superior a la media y con numerosos estudios. Este perfil fue re-editado más adelante definiendo a Unabomber como un Neo-luddista con grandes conocimientos de ciencias aunque en el año 1993, sin embargo, se descartó el perfil y se definió finalmente a Theodore como un simple mecánico de aviones en función del material del paquete encontrado el cual a pesar de contener éste una potente capacidad explosiva, era al igual que los anteriores, muy precario.

El FBI estableció una linea directa en el nº 1-800-701-BOMB que funcionaba las 24 horas y a través del cual prometían una recompensa de 1.000.000 $ a quién aportase información que permitiese la detención del Unabomber, cuya captura se había convertido para el gobierno de los Estados Unidos en algo obsesivo.

Theodore, consciente ya de que la agencia federal estaba tras su pista, envió un comunicado a un periódico local en el cual incluía su manifiesto, una obra que había escrito durante sus largas estancias en la cabaña y que tituló "La sociedad industrial y su futuro" (aunque dicho texto se hizo popular más adelante con el nombre de "El manifiesto Unabomber") y que incluía una serie de argumentos que conforman una fuerte crítica a la tecnología y la sociedad industrial capitalista. En el comunicado, prometía a la sociedad cesar sus ataques si el periódico accedía a publicar su manifiesto y a pesar de que el medio dudaba que cesasen sus ataques, consideró que al publicarlo podrían facilitar su arresto y así fue. A pesar de que las llamadas a la línea del FBI aumentaban de manera exponencial cada día, apareciendo miles de informadorxs que decían conocer al Unabomber, fue su hermano quien informó al FBI cuando al leer el manifiesto, reconoció una frase suya que su hermano, es decir, Unabomber, había incluído en el mismo. La frase clave, "No puedes comerte la tarta y seguir teniéndola", llevó a su hermano a pensar que él era el terrorista que buscaban y aunque le costó aceptar que su hermano fuese un asesino, decidió comunicar al FBI acerca de dónde estaba la cabaña de Theodore, presentándose allí un efectivo fuertemente armado que detuvo a Theodore tras registrar su cabaña. En ella, encontraron varias copias de su manifiesto listas para ser distribuidas a otros medios de información además de varios manuales de cultivo primitivo y supervivencia así como de fabricación casera de explosivos.

Entre 1978 y 1995, Ted Kaczynski colocó un total de 16 bombas que se saldaron con la muerte de tres personas y dejó un total de 23 heridxs de diversa gravedad. El FBI gastó 50 millones de dólares en su infructuosa odisea por capturarle e interrogó a más de 10.000 sospechosxs, pero finalmente, fue su hermano quién les llevo hasta el enemigo público nº 1 de los ¿intocables? EE.UU. de América.

Theodore fue acusado de ecoterrorismo con agravente de premeditación y condenado a muerte aunque finalmente, pactó con la justicia la conmutación de la pena capital por la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, condena que se encuentra cumpliendo en el penal de los Estados Unidos, en régimen de máxima seguridad con el nº 04475–046.

Unabomber se ha convertido en un ejemplo para la lucha de varias organizaciones e individualidades de todo el mundo partícipes del movimiento anarcoprimitivista, neo-luddista y/o otras formas de lucha contra la sociedad industrial y el proceso de artificialización de nuestras vidas, así como contra su origen y a la vez, su consecuencia directa, la tecnología. Su manifiesto se ha difundido por todo el mundo y a pesar de los actos que llevó a cabo su autor, todavía hoy las teorías sobre el inminente colapso económico y por consiguiente ecológico del mundo moderno que se incluyen en dicho trabajo son respaldadas por algunxs de lxs más prestigiosxs miembrxs de la comunidad científica internacional.

¿Un loco?, ¿un asesino?, ¿un genio?, que cada cual saque sus propias conclusiones. Para mí es un tío con mucha razón, independientemente de que sus métodos sean más o menos cuestionables e incluso en algunos casos censurables pero muchas de sus ideas son todavía hoy irrefutables para esas autoerigidas vanguardias del pensamiento post-moderno y éso es lo peor de todo, que tiene razón.

Nuestras almas están vendidas a la tecnología.

En la lista de la izquierda he puesto un link a un pdf con el manifiesto Unabomber para aquellxs a quienes os interese conocer las razones que llevaron a una mente tan brillante a ser uno de lxs terroristas más conocidxs de los últimos 100 años.